21 de septiembre de 2013

El peligro de llamarse Nerea - Elisa Cotarelo

Nerea es una joven retraída, poco agraciada y sin vida social. Sus padres, Fran y Rosa, han dejado sus sueños en el camino y mantienen un matrimonio infeliz mientras luchan por salir adelante contra unos gastos que les ahogan. Nerea encontrará el amor a través de una conocida red social, pero cuando desaparece, la vida de sus padres da un vuelco total. También la del inspector Núñez, un solitario policía a punto de jubilarse, que se enfrentará al caso más complejo de su carrera. Una historia donde nada es lo que parece y todos tienen algo que ocultar. 



Publicada en 2013, El peligro de llamarse Nerea es una novela de  Elisa Cotarelo, asturiana afincada en Vigo y autora novel.

Es una historia de intriga y suspense, de corte policíaco y detectivesco, con momentos cercanos al thriller, y que incluye elementos costumbristas que complementan la trama principal.

Para comenzar, debo decir que El peligro de llamarse Nerea no es una novela complaciente, ni hace concesiones. Es una historia dura, cruel, cruda como es la realidad, la vida misma. No significa que su lectura sea desagradable, al contrario, pero narra una historia triste, y los personajes pagan un peaje muy alto por su paso por ella, y el lector, pese al placer de su lectura, notará un regusto amargo mientras la lee y sobre todo cuando la termine. Veamos las causas, comenzando por los personajes:

La protagonista, Nerea, es una chica de trece años acomplejada y retraída, por su físico (es bajita, gorda y tiene una verruga en la barbilla), su ausencia de vida social (sólo tiene una amiga, Alba) y por las estrecheces económicas que pasa su familia. Sus compañeros de clase, con la crueldad de la que pueden hacer gala los niños, la ridiculizan por su aspecto (viste ropa vieja heredada de su madre) o la ignoran por completo. Inocente e inexperta, cree encontrar el amor a través de la red social Tuenti, dando inicio a la trama de la novela.

Sus padres, Fran y Rosa, son un matrimonio infeliz, atrapados por la hipoteca de un piso que apenas si pueden pagar, sin darse el mínimo lujo, trabajando en empleos precarios y mal remunerados, echando cuentas todo el tiempo y sin sitio ya para el amor, el cariño o la complicidad. Sus familias políticas les resultan insoportables y arrastran a Nerea a su situación de indolencia mutua.


El Inspector Nuñez, por su parte, al borde de la jubilación, es un hombre cansado, solitario, que tras consagrar su vida al trabajo renunciando a todo lo demás, se encuentra sin ayuda, presionado y cuestionado, ante un caso que parece irresoluble, y que le hace pensar que ha perdido sus facultades. 

Al argumento principal, la autora añade una serie de relatos del pasado de los personajes principales y de otros, como Estrella, la madre de Fran, que además de proporcionar un tono costumbrista a la novela, aportan información útil para entender el porqué del carácter de los personajes y de su manera de pensar y actuar. Decir que estas historias son en ocasiones de gran sordidez, pero no por ello menos hermosas o peor narradas. No escatima en detalles y matices que puedan ampliar nuestro conocimiento de todo el contexto de la novela. 

En verdad el conjunto de la obra se beneficia del estilo narrativo de Elisa Cotarelo, que es limpio, preciso, sencillo (que no simple) y detallado, en la línea de un naturalismo muy adecuado para este tipo de historias. El citado detallismo, que explica en cierto modo la extensión de la novela, resulta muy de mi agrado, y personalmente lo he disfrutado, pues me resultó ameno en todo momento. 

Ambientada entre Oviedo y Logroño, entre los años 2009 y 2011, cuida al milímetro lo referente a la ambientación, y nos parece estar paseando por dichas localidades.

En cuanto al argumento en sí mismo, destacaría varios aspectos. Por una parte, el manejo del suspense y del ritmo por parte de Elisa, que mantiene la intriga a lo largo de toda la novela, sin altibajos. Por otra, su actualidad, implicando a las redes sociales (Tuenti en concreto, la más usada por jóvenes como Nerea) y a Internet en su conjunto, sobre todo a sus peligros, pero sin caer en el alarmismo fácil ni en la moralina. Y por último, lo ilustrativo que resulta en lo referido a los métodos de trabajo e investigación de la policía española, así como a las limitaciones tanto legales como de medios a las que tienen que enfrentarse en su tarea. Vemos así lo frustrante y trabajosa que es una investigación policial y, acostumbrados como estamos a las series americanas, donde pulsando una tecla ya saben hasta la talla de calzado del sospechoso y si tiene libros sin devolver en la biblioteca de su pueblo, nos sorprendemos de todas las trabas a las que se enfrentan nuestras fuerzas del orden.


Es en este estilo, el policíaco-detectivesco, en donde el texto de Cotarelo brilla en todo su esplendor, y el inspector Nuñez y sus dos compañeros nos mantendrán pendientes de sus avances, sus corazonadas y sus muchos recursos para resolver un caso que de entrada parece no tener solución y en el que nadie tiene demasiadas ganas de ayudarles. 

Quisiera resaltar también que la autora incluye en la novela sentencias, o aforismos, que he ido subrayando por llamarme la atención, como pequeñas perlas de sabiduría. Veremos alguna enseguida.

Por último, relacionado con el costumbrismo al que hemos hecho mención, destaquemos también el poso de crítica social que trasluce la autora en la novela, tanto en lo referido a la sociedad de consumo y la situación a la que arrastra a los padres de Nerea, como a los medios de comunicación y su muchas veces nefasto papel en casos como el que describe nuestra historia de hoy, como a la política y su forma de embarullarlo y complicarlo todo. 

La Regenta, la inmortal creación de Leopoldo Alas Clarín,
sigue paseándose por las calles de Vetusta

El peligro de llamarse Nerea está disponible en Amazon y en Smashwords.

Compártelo:

4 comentarios:

  1. Hola de nuevo, mi gallego amigo a la distancia. ¡Qué genial se ve este libro! ¿Cómo entraste en conocimiento de él y su bella autora? En verdad creo que de todos los autores principiantes que has criticado acá, Elisa es la que posee más talento, así como su libro bien parece ser una obra que puede trascender. Realmente le deseo lo mejor a esta joven escritora. Por cierto, he decidido publicar para el fin de semana próximo mi respuesta a tu última nominación a mi blog (para tener algo que subir la semana que viene a la página, je)., si bien ya seleccioné mis propios blogs y ahora mismo redactaré mi texto en respuesta a tu nominación. Cariños desde el culo del mundo.

    ResponderEliminar
  2. Oh me alegra que fuera una buena lectura :) estos nuevos autores pueden tener mucho potencial

    ResponderEliminar
  3. Me gusta saber que os ha despertado la curiosidad por la novela, la verdad que fue una lectura muy productiva, intensa y agradable pese a ese regusto amargo que comentaba, por su dureza.

    La verdad que en el mundo de los autores independientes hay un talento inmenso y cada vez se depende menos de las editoriales para descubrirlos, gracias a la autopublicación.

    Elwin, sobre tu pregunta, la autora tuvo la enorme cortesía de contactar conmigo por mail y darse a conocer. Últimamente internet, a través de los blogs y las redes sociales, es la mejor forma de descubrir autores. Cuando tengas las respuestas me paso por tu blog a leerlas, gracias de nuevo por recibir el premio.

    Saludos desde Galicia a los dos!

    ResponderEliminar
  4. La tenemos pendiente, y después de leer tu reseña nos entran más ganas de leerla.

    ResponderEliminar

Al dejar un comentario, se entiende que has leído la política de privacidad del blog y das tu consentimiento expreso al uso y tratamiento de tus datos personales.

Archivo