24 de agosto de 2017

La maldición de la Diosa Araña - Miguel Ángel Naharro

En una carrera contra reloj, Jonathan Baker, conocido como La Garra, acompañado de su hermano de sangre, Morodo, su ayudante Pete Spencer y la misteriosa y bella germana conocida como Walkyria, tendrán que impedir que la Standartenfürer Vanessa Von Ulrich y las fuerzas de la Waffen-SS se hagan con el control de los hijos de la Diosa-Araña y así poder decantar la guerra de parte del Tercer Reich.


Publicada por Dlorean Ediciones en 2012, La maldición de la Dios Araña es la primera novela de Miguel Ángel Naharro, quien ya había publicado relatos en diversas antologías y había dirigido, desde 2003, el portal de fan-fictions Action Comics, en el que había escrito unos cien relatos firmados como Doc Banner.

La maldición de la Diosa Araña, incluida por Dlorean en su colección Savage, es también la primera aventura de Jonathan Baker, conocido por el sobrenombre de La Garra. Baker y sus compañeros protagonizarían una segunda aventura en la novela La isla en el fin del tiempo, disponible en la misma colección.

Miguel Ángel Naharro ofrece una novela de espíritu deliberadamente pulp, con un tono y un desarrollo que la inscriben en la tradición de las viejas revistas pulp de los años 30 y 40, con dos referentes claros: Doc Savage y el muy posterior Indiana Jones (que en sí mismo era un homenaje a los héroes de las antiguas novelas populares de aventuras).

Jonathan Baker es arqueólogo, aventurero y místico, experto en civilizaciones antiguas y lenguas muertas, y posee conocimientos de ocultismo. Además cuenta con unas notables habilidades físicas y de combate, reforzadas con un arma que le hace casi invencible: la Garra que reemplaza su mano derecha, que le proporciona fuerza sobrehumana y otros poderes como detener proyectiles, crear campos de fuerza o proyectar ondas de energía.

fuente: Dlorean

Con 205 páginas divididas en 26 capítulos, La maldición de la Diosa Araña reproduce el esquema de una novela por entregas, desarrollando la acción de forma folletinesca: en cada episodio, Baker y sus compañeros superan una amenaza tras otra, de manera que la acción no se detiene nunca y las escenas de combates, huidas y exploraciones de lugares misteriosos se suceden a un ritmo muy elevado.

Para acentuar este espíritu de folletín o de libro clásico de aventuras, la edición de Dlorean está ilustrada con imágenes que representan escenas significativas de la trama acompañadas de un fragmento de texto. Las ilustraciones interiores y de cubierta son obra de Néstor Allende Fernández. De igual modo, los títulos de los capítulos son sugerentes y casi una historia en si mismos: Las Catacumbas de los FaraonesIntrusos en la nochePersecución implacableMuerte en la ciudad perdidaEl ataque de las mujeres-araña...

Al igual que los inspiradores Doc Savage o Indiana Jones, u otros aventureros como Allan Quatermain, Jonathan Baker no está solo en sus aventuras, y en La maldición de la Diosa Araña quedan presentados sus compañeros: Walkyria, una piloto alemana que ha renegado del nazismo, valiente, decidida y diestra en el combate cuerpo a cuerpo; Morodo, un guerrero africano miembro del misterioso pueblo de los Sumai; Zardi, un enigmático anticuario de Nueva York, perteneciente a un esotérico círculo de hechiceros llamado La Liga de lo Oculto; y Hades, el gato tuerto de Zardi, ubicuo y en apariencia dotado de poderes sobrenaturales, que se convierte en el ángel custodio de Baker y sus amigos.

Y como enemigos, aprovechando la ambientación en los años 40 del siglo XX, estarán los siempre fascinantes nazis y su Sociedad Thule, con sus oscuros experimentos y su obsesión por obtener objetos místicos que faciliten la victoria definitiva del Tercer Reich. Aquí encabezados por la despiadada coronel Vanessa Von Ulrich y el Obersturmführer Jurgen Bochler, un hombre modificado en laboratorio con el poder de controlar el frío, inmune a las balas y con una fuerza física sobrehumana.

Ilustración interior, ©Delorean Ediciones

Miguel Ángel Naharro intercala, en los primeros capítulos, la línea de acción principal con escenas en retrospectiva, que narran cómo Baker entró en contacto con el pueblo de los Sumai y cómo se convirtió en La Garra, además del papel que tendrá en lo sucesivo como protector de nuestro mundo frente a los  seguidores de la Diosa Araña.

Como novela pulp, La maldición de la Diosa Araña maneja también una serie de tópicos y lugares comunes que, lejos de lastrarla, aumentan su encanto y forman parte del corpus que los aficionados al género están esperando encontrar: erotismo ligero, más sugerido que explícito; un poco de humor; personajes excéntricos; villanos caricaturizados, megalomaníacos y ambiciosos; escenarios exóticos; civilizaciones perdidas; cultos milenarios; sociedades secretas; maldiciones y criaturas preternaturales... Y, por supuesto, un grupo variopinto de héroes capaces de enfrentarse a todo ello, superar un obstáculo tras otro, salir airosos tras ser capturados por los villanos y escaparse, participar en persecuciones peleando sobre vehículos en marcha a toda velocidad, volver a ser atrapados, exponerse a las trampas y hechizos que protegen templos misteriosos y aún tener fuerzas para el gran enfrentamiento final.

Ilustración interior, ©Delorean Ediciones

En el apartado formal, el autor emplea un lenguaje sencillo pero cuidado, y un estilo fácil de leer, que propicia el ritmo elevado propio del género de aventuras, con descripciones escuetas, diálogos de frases breves y predominio de las escenas de acción. Aun así, maneja varias lineas argumentales paralelas, desarrollándolas con claridad.

Miguel Ángel Naharro es buen conocedor del mundo del pulp, y ofrece un producto honesto y sincero: una novela que bien podría publicarse por entregas, escrita con el objetivo de divertir y distraer al lector, con una historia sencilla pero emocionante y repleta de guiños al género popular.

Se puede decir que es una historia violenta, pero es una violencia limpia, blanca, en la que, como es habitual, los villanos de a pie (soldados nazis, en este caso) se llevan la peor parte.

Miguel Ángel Naharro deja asentado el universo donde transcurrirán las aventuras de La Garra (universo lovecraftiano, pues su geografía incluye lugares como Arkham y Miskatonic), y presentados los personajes que participarán en ellas, además de un buen puñado de misterios.

La maldición de la Diosa Araña está también llena de referencias a otros fenómenos de la cultura de masas, como los objetos custodiados en la cámara de la tienda de antigüedades de Zardi: las bolas del Dragón, un ejemplar del Necronomicón (tal como aparece en Evil Dead), la caja de Lamarchand de Hellraiser... cabe comentar, por cierto, lo sugerente que resulta el grupo que conforma La Liga de lo Oculto en la que participa Zardi, y todas las posibilidades argumentales que ofrecen sus misteriosos miembros.

Como dato de interés, en el libro de relatos Tenebrae: Cuentos de lo oculto, publicado en el sello Arachne en 2017, Miguel Ángel Naharro recupera a Hades, convirtiéndolo en el elemento común y conductor de las diferentes historias. La recopilación incluye un relato titulado La iglesia impía de la araña, que puede guardar relación con la novela La maldición de la Diosa Araña.
Dónde conseguirlo: 

La maldición de la Diosa Araña está disponible en formato físico por 11,95€, y puede comprarse en la tienda online de Dlorean o en sus puntos de venta


Enlaces de interés: 

Miguel Ángel Navarro: BlogFacebookTwitterWattpad

Compártelo:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes