3 de marzo de 2017

Historias del Camino - Mariela González

En los caminos se forjan historias. Unas llegan a las tabernas flotando como polvo en el viento, otras pasan de boca en boca entre los mercaderes o los viajeros solitarios. Pero algunas, las mejores, solo las conocen los mensajeros.

Keith el Cojo ama su trabajo, ir de aquí para allá entregando paquetes, cartas con noticias buenas y no tan buenas, conociendo nuevas caras. “Solo dime dónde ha de ir la mercancía y allí irá” es su sencillo lema. Aunque las cosas, al final, no suelen ser tan simples. Las adversidades parecen perseguirle, quién sabe por qué. Y los fantasmas, las civilizaciones perdidas… incluso alguna que otra criatura escupefuego.

Al final el mensaje siempre acaba llegando donde debe, eso sí. Y al morir el día, las penalidades merecen la pena con tal de acabar contando a su jefa una emocionante historia del camino.


"Historias del Camino" es la primera novela que Mariela González (Sevilla, 1982) publica con Kelonia Editorial, una editora española que tiene por principios el apoyo a los autores jóvenes y la publicación de títulos de calidad, tanto de género (Fantasía, Terror y Ciencia-Ficción) como para el público juvenil, cuidando al detalle todos los aspectos del libro. Así que nada de banco de imágenes: la portada es una ilustración original de Barb Hernández.

"Historias del Camino", más que como una novela, puede concebirse como un volumen de cuatro novelas cortas, protagonizadas por los mismos personajes, ordenadas cronológicamente y con un hilo conductor común, aunque son historias independientes, que transcurren en momentos más o menos separados, abarcando un período de más de veinte años. Algo que recuerda a clásicos de la Fantasía publicados en revistas, como las andanzas los héroes de Robert E. Howard, o las de Fafhrd y el Ratonero Gris, de Fritz Leiber, y que permite que los personajes tengan una evolución y una maduración naturales, y que su universo y su arco argumental queden abiertos (nada impide a Mariela González, por ejemplo, insertar nuevas aventuras de sus personajes en los períodos que aquí han quedado en elipsis).

Narrada en tercera persona por un narrador omnisciente, se ubica en un mundo de Fantasía innominado, con un nivel de desarrollo equiparable al de nuestra Edad Media, y que comparte algunas vagas referencias geográficas y culturales (como los antropónimos) con el nuestro. Si bien no hay un trabajo exhaustivo de world-building, Mariela González le ha proporcionado la suficiente solidez y coherencia interna para servir de soporte a la historia. Como detalle, la deidad principal es femenina y responde al práctico nombre de Diosa.

Mariela González [fuente: Susana Bielsa]

El protagonista de "Historias del Camino" es Keith Breda, más conocido como Keith el Cojo, que al comienzo de la primera historia ronda los veinticinco años. Siempre tocado con una cuidada barba negra, armado con dos espadas cortas orientales y en posesión de una inexplicable buena fortuna, toma su apodo de la cojera que le produce una antigua y dolorosa lesión en su rodilla izquierda. Lo conoceremos saliendo de prisión, a la que entró por la traición de los nobles para los que trabajaba, por lo cual no guarda demasiadas simpatías por dicho estamento. En un mundo en el que los mensajeros son vitales para las comunicaciones y un gremio prestigioso, cuyos miembros se agrupan en Casas -identificadas con un animal, normalmente un ave-, Keith aspira a ingresar en la más destacada: el Milano. Y esto nos lleva a la primera de las historias:


I - "La larga espera"

La primera parte sirve de presentación para los personajes principales y para el escenario. Además de Keith y su primo Roland Breda (su contrapunto sensato y racional) hace su aparición Razva Darafell, jefa de la Casa del Milano y propietaria de la posada Cuatro Piedras, base de operaciones de su Casa y punto de reunión de los mensajeros a sus órdenes. Razva es un personaje muy elaborado: fuerte de carácter, decidida, independiente y resuelta, mantiene una actitud de frialdad que la hace inaccesible y es difícil ganar su confianza, no ya su afecto. Saru, su mejor amiga y persona de confianza, y factótum de Cuatro Piedras, tendrá un papel secundario pero importante a lo largo de las cuatro historias, pues permitirá el acercamiento de Keith a Razva y le servirá de cómplice.

En "La larga espera" conoceremos las habilidades de Keith para la lucha, el subterfugio y las labores de mensajería (custodiar y garantizar la entrega, entre otras), así como la importancia del gremio de mensajeros y, por otro lado, la ciudad de Vaystrad, una de las principales ciudades del reino, perteneciente al ducado de Slaris.


La Fantasía de esta historia se aleja de la Fantasía heroica más épica, y se encuentra más vinculada, por tono y por ambientación, a la de los ya mentados Fafhrd y el Ratonero Gris o a las del Solomon Kane de Howard, narrando una trama de engaños y traiciones aderezada con escaramuzas y combates a espada. De hecho el componente fantástico se hace esperar, para terminar irrumpiendo con un giro hacia lo sobrenatural. Como cierre, un objeto que parece una simple testigo de que lo ocurrido fue real, pero que después se revelará importante: una moneda de oro puro con una curiosa acuñación.


II - "La ciudadela"

La Ciencia-Ficción asoma en una historia que, de manera súbita e imprevista, introduce un concepto de realidades alternativas deudor del multiverso de Michael Moorcock. El original mecanismo que permite el viaje entre planos nos recuerda, a los que ya vamos provectos, a aquel lejano "Loom" de LucasArts. Aunque ignoro si el homenaje es intencional, la reminiscencia está lograda.

Esta historia transcurre poco después de la anterior, y permitirá que Keith y Ravza estrechen su relación, gracias a las labores de Saru como celestina, mediante un viaje juntos a la ciudad costera y meridional de Sunidra, hogar de la Casa de la Tortuga, cuya sede es la posada Casiopea (hermoso homenaje a "Momo").

El motor de esta trama es la búsqueda de Kyril, hermano de Ravza desaparecido hace años mientras buscaba la mítica ciudadela de Eumelo, relacionada con la moneda de oro de la que ya hablamos. Para ello deberán seguir la pista de Falco, antiguo socio de Kyril y persona de infausto recuerdo en Sunidra.


La autora introduce una figura muy atractiva, la de los Skalds, que puede dar juego en relatos posteriores, y ofrece una historia original, una aventura que se vale de elementos muy vivos en la cultura popular, como el Maelstrom noruego o la Brigada de Caballería Pomorska. Descubriremos también la destreza de Ravza en la lucha con bastón, que será fundamental para sacar a Keith de más de una situación comprometida.


III - "Los hijos del olvido"

Aquí vemos el primer salto temporal importante, pues la historia transcurre años despúes que la anterior. Keith y Ravza tienen una hija en común, Irda, de cinco añitos de edad. Ravza sigue al frente del Milano y de la posada Cuatro Piedras, mientras que Keith viene y va, de acuerdo a su naturaleza aventurera y poco acomodaticia, sin ser una figura paterna para Irda, a quien Ravza cría sola sin que nadie la estigmatice por ello.

Al comienzo, vemos a Keith trabajando, a su pesar, al servicio del duque de Slaris (recordemos su poca afección por los nobles), labor que cederá a su primo Roland para volver a los caminos. Ahora Mariela González eleva el tono épico de su Fantasía, y aparecen en escena los seres por los que estábamos esperando: los Dragones.


Ganan protagonismo también los Magos, que hasta ahora habíamos visto más como científicos que como hechiceros, y entran en juego los Parias, un colectivo de origen sorprendente, enemigos del rey y de los magos, dotados para la magia y capaces de crear artefactos prodigiosos, como animales autómatas o ballestas que disparan humo aturdidor.

Disfrutaremos de una aventura más cruda que las anteriores, en la Keith se encontrará, tras meses de aislamiento al servicio del duque, con un mundo cambiado, en el que algo, o alguien, ha destruido numerosas aldeas y asesinado a cientos de campesinos inocentes. Su misión será acompañar a Yaen, un joven relacionado extrañamente con las pesadillas que sufre el Cojo desde tiempo atrás.

Con un final álgido, que incluye dragones, un puente de ochocientos kilómetros de largo sobre el mar y una verdadera hecatombe, esta historia ofrece una revelación inesperada sobre el origen de Keith.


IV - "El desfiladero"

Para el último relato, Keith y Ravza ceden el protagonismo a sus hijos, en un mundo muy distinto al que conocimos. Ha llovido mucho desde "Los hijos del olvido", Keith y Ravza son ahora un matrimonio feliz, y a Inda, que tiene ahora veintiún años, se han sumado Mark, que ha heredado el carácter aventurero de su padre y la habilidad con el bastón de su madre, y Llew, un joven pausado y tranquilo que prefiere las artes a la acción.


El escenario es muy diferente: el reino se encuentra en guerra, y el rey ha disuelto las Casas, creando su propio cuerpo de mensajeros, conocidos como culebras. El territorio seguro está delimitado por una barrera física y mental, el Desfiladero, y poco se sabe de lo que hay más allá de él.

Keith saldrá pronto de escena, aquejado de una enfermedad, el Ojo de Bruja, mortal y de origen desconocido. Su hijo Mark acompañará a los Ratones, un grupo de mercenarios que se hacen pasar por actores ambulantes, más allá del Desfiladero, en busca de la cura para su padre.

Es una historia emocionante, de lealtades mutables y secretos revelados, con un final agradecido, y que supone una continuidad para las andanzas de la familia Breda, además de mostrar un mundo cambiante, sujeto a las consecuencias de los conflictos bélicos y las decisiones políticas. Mariela González deja su universo literario abierto para nuevas historias, tanto de los jóvenes Inda y Mark -Llew tal vez ofrezca menos posibilidades, por su carácter sedentario- como, en retrospectiva, de Ravza y Keith -por ejemplo, saber cómo y cuándo se hizo la cicatriz que ahora luce éste en la mejilla-.



En conjunto hablamos de un volumen extenso (512 páginas) que invita más a la lectura pausada que a la maratoniana. La división del texto resulta cómoda, con capítulos numerados con guarismos romanos (y un grabado que muestra un milano similar al de la cubierta) y formados a su vez por pasajes breves, marcados con una pequeña ilustración esquemática de un ave, que sustituye a los clásicos asteriscos.

El estilo narrativo empleado por Mariela González tiene tendencia al lirismo, y cuenta con momentos muy expresivos. No renuncia al sentido del humor, algo que se trasluce sobre todo en los diálogos, llenos de socarronería, que reproducen el carácter propio de esa sociedad de los caminos que conforman mensajeros, mercaderes, bardos ambulantes, posaderos y rufianes de toda condición.

Los aspectos formales están muy cuidados, y se notan la labor de edición y el oficio periodístico de la autora, tanto en el apartado ortogramatical como en la distribución del texto, con un uso correcto de las pausas, algo que facilita la lectura y que se agradece, aún más cuando hablamos de un volumen extenso. Para las medidas, Mariela González ha optado por el sistema métrico decimal, y nos ahorramos las conversiones de leguas, pasos, codos o varas.

Cabe destacar, por significativo, el verismo de las escenas de lucha, en las que la autora detalla los movimientos y las maniobras para que resulten realistas, de manera que, además de espectaculares, los combates y reyertas del Cojo y el resto de personajes se leen creíbles y naturales, lejos de hipérboles hollywoodienses.

"Historias del camino" es, en resumen, un interesante libro de Fantasía, que ofrece las aventuras, emociones y giros argumentales esperados, además de proporcionar una visión particular del género fantástico por parte de Mariela González, que evita los tópicos y muestra un escenario rico, sobre el que puede volver una y otra vez para contar nuevas historias de unos personajes que se ven vivos, matizados y elaborados con cariño.





DÓNDE ENCONTRARLO:


"Historias del Camino" puede adquirirse en la tienda online de Kelonia Editorial, en formato físico, por 18,95 euros sin gastos de envío adicionales, o en estas librerías.


ENLACES DE INTERÉS:

Kelonia Editorial: Página web, Facebook y Twitter

Mariela González: Página web, FacebookTwitterGoodReadsRelatosEntrevista.

Barb Hernández: TumblrTwitter.

Reseñas: Susana Bielsa, Vía News, Junto al hogar.


FICHA TÉCNICA:

Historias del Camino
Mariela González Álvarez
ISBN: 978-84-944802-9-4
Páginas: 512
Formato: Rústica
Portada: Barb Hernández
Fecha de publicación: 28/10/2016
Editorial: Kelonia
Colección: Kelonia Ficción
PVP: 18,95 €


Compártelo:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *