21 de octubre de 2017

Una historia de los viajes en el tiempo - I

El 5 de noviembre de 2016, el programa El Sótano de OMC Radio realizó un monográfico sobre los viajes temporales, en el que tuve el honor de colaborar, con un listado de 42 obras (novelas, relatos, películas, series de TV, cómics...) que trataban dicha temática. 



Tras ello, pensé que sería buena idea convertir esa intervención en un texto, por lo cual continué acumulando ejemplos, y preguntándome: ¿qué tal si en vez de 42 fuesen 60? después 70, 80... tantos que, lo que iba a ser un simple artículo, se va a convertir en una serie, de la que hoy vemos la primera entrega. 

Es imposible, me temo, hacer un listado exhaustivo y completo, tal es la cantidad de obras que tratan sobre el viaje temporal. La popularidad de esta temática, uno de los pilares fundamentales de la Ciencia-Ficción, se entiende si tenemos en cuenta que la Fantasía, y dentro de ella la Ficción Científica, tratan sobre los anhelos y los deseos del ser humano, de ir más allá de los límites que la Naturaleza nos ha fijado.

Y uno de nuestros mayores anhelos es, sin duda, vencer al tiempo. Cambiar el pasado del que tanto nos arrepentimos a veces, como individuos y como especie. Conocer de primera mano la verdad sobre el pasado, asistiendo a los grandes acontecimientos históricos. Vivir en las épocas de la historia con la que soñamos a través de libros y películas. Conocer el futuro y poder cambiarlo. 



Este listado, insisto, no puede ser perfecto, y tampoco lo pretende. Habrá obras que falten y otras que, a criterio de cada uno, sobren. La idea no es elegir obras rigurosas o circunscritas a la Ciencia-Ficción más purista. Al contrario, es reflejar el calado de los viajes temporales en la cultura popular, y cómo estos han saltado al imaginario colectivo. Por eso haremos una panorámica cuando más amplia mejor, y veremos desde novelas de Ciencia-Ficción dura hasta comedias románticas, series de animación o productos infantiles. 

En esta primera entrada conoceremos a los precursores de la temática. Es una época en la que el tiempo aún se considera lineal, y no se preocupan todavía por las posibles paradojas derivadas de viajar a través de él. Comenzamos:


1802 - Las póstumas, cartas recibidas después de la muerte del marido por su mujer, que lo creía en Florencia (Les posthumes: lettres reçués après la mort du mari par sa femme, qui le croit à Florence)

Autor: Nicolás Edme Restif de la Bretonne
Nacionalidad: Francia
Formato: Novela

Historia de proto Ciencia-Ficción, compuesta de cuatro tomos, en la que un hombre fallecido escribe y envía 366 cartas su esposa, una por día, a partir del día de su muerte. En el segundo tomo relata su encuentro con el duque Juan Jacobo de Multiplaindre, protagonista de aventuras fantasiosas y disparatadas.

Este duque de Multiplaindre puede tomar el cuerpo de otros hombres, desalojando el alma de su anfitrión y transfiriéndola al cuerpo de una animal cualquiera. De este modo puede mantener relaciones sexuales con las mujeres que desee, engendrar miles de hijos y convertirse en inmortal, viviendo tres millones de años. Ocupará además el cuerpo de varios reyes europeos, llevando el continente a un estado de paz tutelado por él. Multiplaindre también obtiene poderes sobrenaturales como predecir el futuro, volar o viajar por el espacio, visitando el Sistema Solar y otros doce planetas situados más allá de Neptuno (último planeta conocido en la época).

De modo que la ocupación de cuerpos por parte de Multipaindre, que le permite vivir eternamente, es una forma primitiva de viaje en el tiempo, y completa su carácter de Ciencia-Ficción primitiva con viajes a lugares fantásticos y la creación de regímenes políticos utópicos.


1802 - Lumen. Historia de un alma (Lumen)

Autor: Nicolas Flammarion
Nacionalidad: Francia
Formato: Novela

Este sería el primer ejemplo de viaje en el tiempo de carácter astral o cósmico. Lumen, el protagonista, comienza la historia falleciendo. Su alma se traslada de manera instantánea a la estrella Capella, situada a 72 años luz de la Tierra (eso se creía en la época, hoy se sabe que está a 42,2). Desde allí observa su planeta de origen, pero con 72 años de retraso, tiempo que tarda la luz en cubrir la distancia entre los astros. Presencia así el periodo histórico conocido como El Terror que sucedió a la revolución francesa, y a su propio nacimiento. Acto seguido viaja hacia la Tierra, por lo cual la percepción del tiempo se acelera y puede ver toda su vida en un día, reencontrándose consigo mismo en el momento de su entierro.


La narración prosigue con un viaje a la nebulosa de Andrómeda a una velocidad superior a la de la luz, lo que le permite ver el tiempo volviendo hacia atrás.

Es preciso destacar que Nicolas Camille Flammarion era astrónomo y que la mayor parte de su obra son textos divulgativos sobre astronomía, y que su obra de ficción tiene también un cierto tono didáctico. Paradójicamente, también era un apasionado del espiritismo y un pionero de la hipnosis, lo que se refleja en el tono de la novela. Lumen fue muy popular en los círculos científicos de su época y, como otras obras de Flammarion, influyó en las creaciones de autores de Ciencia-Ficción y fantasía posteriores.


1838 - Missing One's Coach: An Anachronism

Autor: Anónimo
Nacionalidad: Reino Unido
Formato: Relato

El viaje en el tiempo se realiza aquí de manera onírica: el narrador en primera persona se halla en Newcastle, esperando por una carroza para dejar la ciudad, cuando se queda dormido y se ve transportado mil años en el futuro. Allí encuentra un monasterio donde el abad Bede le explica los cambios que han experimentado el mundo y la sociedad desde la época de procedencia del protagonista. El autor mantiene deliberadamente la incertidumbre sobre si el cronoviaje ha sido real o fruto de la imaginación.

El abad toma su nombre de Bede, un monje anglosajón que en el año 725 escribió De temporum ratione, un tratado sobre la medición del tiempo.

El relato fue recopilado por August Derleth en su antología Far Boundaries: Twenty Science Fiction Stories, de 1951, considerando -de manera errónea- que era el primer relato jamás escrito sobre viajes en el tiempo.


1843 - Cuento de Navidad (A Christmas Carol)

Autor: Charles Dickens
Nacionalidad: Reino Unido
Fecha: 1843
Formato: Novela

También titulada Canción de Navidad, es una de las obras cumbres de la literatura universal y prácticamente todo el mundo la ha leído, visto o escuchado en una de sus incontables adaptaciones.


El protagonista es Ebenezer Scrooge, un hombre avaro, egoísta, solitario y de mal carácter. Obsesionado con su negocio y con ganar dinero, desprecia a los pobres y odia la Navidad. En Nochebuena, tras rechazar la invitación de su sobrino Fred a cenar, le concede libre el día de Navidad a su empleado, al que paga una miseria, lo cual hace a regañadientes y obligado por las convenciones sociales. Esa noche, mientras duerme, recibe la visita del fantasma de su antiguo socio, Marley, muerto siete años antes, quien le muestra las cadenas que arrastra y le advierte de que terminará como él si no cambia de actitud en la vida.

A continuación recibirá la visita de tres fantasmas, que lo arrancan de su cama y lo arrastran a tres viajes en los que asisten a diversas escenas:

El fantasma de las Navidades pasadas, que le muestra su niñez junto a su hermana Fan, ya fallecida, y su juventud, cuando estaba prometido con Belle, una joven que le abandonó porque él la desatendía para entregarse al trabajo y que ahora es feliz con otro hombre con el que formó una familia.

El fantasma de las Navidades presentes le muestra a diversas personas humildes celebrando la Navidad con alegría pese a su pobreza, y la casa de su sobrino Fred, quien le recuerda con lástima, pensando que está pasando la Navidad sin compañía. Scrooge descubre también que su empleado tiene un hijo pequeño, Tim, que está gravemente enfermo, pero cuyos padres no pueden costearle tratamientos médicos porque el sueldo que le paga Scrooge no cubre sus necesidades, pese a lo cual son una familia feliz.

Por último, el fantasma de las Navidades futuras, el más terrorífico de los tres, le muestra su muerte y su lápida abandonada, así como al pequeño Tim fallecido por su falta de cuidados médicos. Scrooge descubre que nadie lamenta su muerte, e incluso sus deudores la celebran, al verse libres de su usura.

De modo que Scrooge, una vez despierto de su pesadilla, cambia totalmente de actitud, convirtiéndose en un hombre amable, generoso y caritativo, volcado en su familia y en la de su empleado, en particular en Tim, que se curará de su enfermedad.

Además de una crítica feroz a la deshumanización derivada del capitalismo y la revolución industrial -Dickens estaba particularmente afligido por el sufrimiento de los niños pobres y por las condiciones de trabajo que padecían-, Cuento de Navidad puede entenderse como una historia de viajes en el tiempo, realizados de forma onírica, que de hecho modifican la línea temporal en cuanto el viajero cambia los acontecimientos tras conocer el futuro que le aguarda.

Scrooge McDuck toma su nombre
del personaje de Dickens

Las adaptaciones, versiones, homenajes y parodias son tan numerosas que es imposible enumerarlas. Como curiosa combinación de obras puede citarse el capítulo X-Mas Marks The Spot de la serie de animación Los Cazafantasmas (The Real Ghostbusters), adaptación de la película homónima, en la que éstos viajaban en el tiempo a la Inglaterra de 1837, capturando a los tres fantasmas en casa de Scrooge, quien no cambiará su actitud hacia la Navidad. A su regreso al presente descubren que la Navidad ya no existe, por lo que tendrán que regresar nuevamente en el tiempo y visitar a Scrooge reemplazando a los fantasmas y logrando que Scrooge ame la Navidad, restableciendo así la línea temporal.


1881 - El reloj que marchaba hacia atrás (The clock that went backward)

Autor: Edward Page Mitchell
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Relato

Publicado en el diario The Sun, narra la aventura de dos hombres que retroceden al pasado gracias a un reloj fabricado en el S. XVI, participando en la defensa de la ciudad holandesa de Leyden contra el asedio español (1573-74), tras lo cual regresan a su época de origen.


1883 - Fantasías (Fantaisies)

Autor: Eugène Mouton
Nacionalidad: Francia
Fecha: 1883
Formato: Novela

Esta obra de proto Ciencia-Ficción introduce un artefacto, L’historioscope que no sirve para viajar en el tiempo en un concepto estricto, pero que permite observar tanto el presente como el pasado, inaugurando una temática que después desarrollarán obras como El pasado muerto, de Isaac Asimov, E de Esfuerzo de T. L. Sherred u Otros días, otros ojos, de Bob Shaw.

Además de por su valor intrínseco como pionera de la crononáutica que ya muestra una forma de máquina del tiempo, la obra de Mouton destaca por su visión pesimista del futuro, en el que el planeta se calcinará junto con todos sus habitantes por un combustión espontánea derivada de los excesos de la industrialización.


1887 - El anacronópete

Título original: El Anacronópete
Autor: Enrique Gaspar y Rimbau
Nacionalidad: España
Fecha: 1887
Formato: Novela

Es la primera historia en la que aparece un artefacto creado expresamente para viajar en el tiempo. El Anacronópete (del griego Anas -atrás-, Cronos -tiempo- y Petes -capaz de volar-), diseñado por el científico español Sindulfo García con el fin de asistir a la creación del Mundo, es una máquina de hierro fundido, movida por electricidad, que puede retroceder en el tiempo volando en sentido contrario al de la rotación terrestre. Para que los viajeros no rejuvenezcan durante el viaje, la máquina segrega un compuesto que lo evita, el fluido García. A bordo irán el propio Sindulfo, su sobrina Clarita y el enamorado de ésta, un destacamento de húsares y un grupo de cabareteras francesas. La tripulación visitará diversos momentos históricos, incluido el diluvio universal.

Enrique Gaspar era, ante todo, dramaturgo y escritor de zarzuelas, por lo que dividió la novela en tres actos, dándole también el tono pícaro y desenfadado propio de ese género.

El ilustrador Francesc Gómez Soler se encargó de ilustrar el volumen, de modo que sus representaciones del Anacronópete se consideran las primeras imágenes existentes de una máquina del tiempo.


Además de adelantarse a La máquina del tiempo de H.G. Wells, El Anacronópete es la primera novela española de Ciencia-Ficción considerada como tal. Por desgracia fue un fracaso en su época, y el estilo de Enrique Gaspar se adecúa poco a los gustos posteriores, por lo que hoy día permanece en el olvido del gran público.

Para reivindicar su trascendencia, existen una reedición restaurada a cargo de Inlibris, con las ilustraciones originales, y una nueva edición de Cazador de Ratas.


1888 - Mirando atrás (Looking Backward)

Autor: Edward Bellamy
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Novela

Narra el viaje onírico que el protagonista, un joven llamado Julian West, hace desde 1887 al año 2000, donde descubre una sociedad utópica que ha dejado atrás el capitalismo, sistema al que la novela realiza una dura crítica.

Supuso una éxito de ventas en su momento, y en su país se fundaron comunidades marxistas que intentaron regirse por las mismas normas sociales que la sociedad futurista de la novela.



1888 - Los argonautas crónicos (The Chronic Argonauts)

Autor: H.G. Wells
Nacionalidad: Reino Unido
Formato: Relato
Publicado en The Science School Journal, es el germen de La máquina del Tiempo. Tuvo tres entregas, que narraban en viaje del Doctor Moses Nebogipfel quince años hacia el pasado. H.G. Wells reescribiría el texto hasta seis veces, en distintas publicaciones, antes de darle su forma definitiva:


1895 - La máquina del tiempo (The Time Machine)

Autor: H.G. Wells
Nacionalidad: Reino Unido
Formato: Novela

La primera gran historia sobre viajes en el tiempo. Relata la invención de una máquina capaz de viajar adelante y atrás en la cuarta dimensión -es decir, el tiempo-, y cómo su inventor, llamado simplemente «el viajero», se desplaza 800.000 años en el futuro, descubriendo una sociedad dividida en dos especies humanas, los eloi y los morlocks, en la que los segundos se alimentan de los primeros y los mantienen como ganado. Cuando continúa otros 300.000 años más, hallará que la humanidad ha sido sustituida por una especie de crustáceos gigantes.


La trama de Wells todavía no se preocupa de las paradojas temporales, ni contempla la posibilidad de modificar el continuo espacio-tiempo o la existencia de universos alternativos derivados de un concepto del tiempo no-lineal. Es una obra pionera y un ejercicio de imaginación desbordante, con una idea revolucionaria para la época, donde la máquina del tiempo en sí misma es el eje narrativo, y en la que se pueden entrever las ideas socialistas del autor.

Popularizó la idea los viajes en el tiempo e instaló en el imaginario colectivo el concepto de «máquina del tiempo», que condicionó toda la creación ficcional posterior sobre crononaútica

 Tuvo numerosas adaptaciones y una extensa obra derivada:


1960 - El tiempo en sus manos (The Time Machine)

Director: George Pal
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Largometraje

Su impacto en la cultura popular fue incalculable, y su máquina del tiempo de estética steampunk fue homenajeada una y otra vez, convirtiéndose en la «máquina del tiempo oficial» desde entonces.

Es bastante fiel al texto original, aunque acusa un cierto tono mesiánico, e introduce elementos nuevos, como una serie de escalas que el viajero (llamado George, pues se trata del propio H.G. Wells, incluso una placa de la máquina del tiempo tiene su nombre inscrito) realiza en su camino al futuro, encontrándose con diferentes conflictos bélicos cada vez.

      

Pese a sus limitaciones técnicas, propias de la época, tiene un encanto particular, y sus diseños -como los morlocks y sus guaridas- y efectos especiales -premiados con un Oscar- son icónicos en la historia del cine.


1979 - Los pasajeros del tiempo (Time After Time)

Autor: Karl Alexander
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Novela

Protagonizada por el propio H.G. Wells, parte de la idea de que el escritor realmente crease una máquina del tiempo. Cuando la presenta en sociedad, un hombre conocido como Stevenson la roba, revelándose que su verdadera identidad es la de Jack el Destripador. H.G. Wells lo perseguirá a través del tiempo, llegando a la Nueva York de los años 70, donde una joven llamada Amy Robbins le ayudará a detener al asesino.

La novela, que alterna los puntos de vista narrativos de H.G. Wells y de Stevenson, está considerada una buena lectura de evasión, entretenida y ocurrente.


1979 - Los pasajeros del tiempo (Time After Time)

Director: Nicholas Meyer
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Largometraje

Adaptación de la novela anterior, escrita a la vez que ésta. Escritor y director mantenían una relación de amistad y crearon sus proyectos inspirándose mutuamente y compartiendo ideas.


El argumento es idéntico al de la novela, siendo H.G. Wells interpretado por Malcom McDowell.


1995 - Las Naves del Tiempo (The Time Ships)

Autor: Stephen Baxter
Nacionalidad: Reino Unido
Formato: Novela

Novela de con categoría de secuela oficial de La máquina del tiempo de H.G. Wells.

En ella, el Viajero del Tiempo regresa al futuro en busca de Weena, la Eloi de la que se enamoró en la novela clásica.

Pero en lugar del año 802.701 que conoció, se encuentra una realidad diferente, fruto de las alteraciones introducidas por su propio viaje anterior. Ahora comenzará otro viaje, acompañado por un Morlock, para restablecer el continuo temporal y encontrar a Weena.

Se pueden encontrar críticas opuestas de esta novela, aunque la opinión generalizada es que no está a la altura de la original.


2002 - La máquina del tiempo (The Time Machine)

Director: Simon Wells -bisnieto de H.G. Wells-
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Largometraje

Remake de la película de 1960, a la que homenajea en varios momentos. Si bien no aporta demasiado frente a aquella, cuenta con algunos guiños y huevos de Pascua que le añaden interés. Por ejemplo, se hace referencia a un musical basado en la novela, con partitura de Andrew Lloyd Webber, que en realidad es una broma y no existe.



Según esta versión, los sucesos temporales son inevitables: el protagonista utiliza la máquina para intentar salvar a su mujer de la muerte, pero en sucesivas ocasiones ella muere igualmente. Este determinismo, esta resistencia del pasado a ser modificado, que vemos en otras obras y que está relacionado con el principio de Nóvikov es, pese a todo, la palanca argumental de la cinta, pues la muerte de su mujer es lo que mueve al protagonista a crear la máquina del tiempo.


2010 - Jaclyn The Ripper

Autor: Karl Alexander
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Novela

Secuela de la novela Time After Time del mismo autor, que recupera a sus protagonistas en una nueva aventura. Amy Robbins provoca, accidentalmente, la liberación de Jack el Destripador, quien se transforma en una mujer llamada Jaclyn, volviendo a sus crímenes en serie y buscando vengarse de Amy y de H.G. Wells, que deberá regresar a su futuro (el año 2010) para intentar detener nuevamente a su enemigo, ahora Jaclyn la Destripadora.


2017 - Los pasajeros del tiempo (Time After Time)

Creador: Kevin Williamson
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Serie de TV
Adaptación televisiva de la novela de 1979, emitida por la cadena ABC y cancelada en los EE.UU. antes de emitir los doce episodios que se habían programado, aunque sí se emitió completa en otros países. Mantenía la estructura original de la novela, alternando el punto de vista narrativo entre Wells y Stevenson. El personaje de Amy Robbins es sustituido por el de Jane Walker, una restauradora del museo Metropolitan de Nueva York. Estaba interpretada por Freddie Stroma como H.G. Wells, Josh Bowman como John Stevenson y Genesis Rodriguez como Jane.



1889 - Silvia y Bruno (Sylvie and Bruno)

Autor: Lewis Carroll
Nacionalidad: Reino Unido
Formato: Novela

Dividida en dos tomos por su extensión (publicados en 1889 y 1983 respectivamente), es una historia de fantasía, con una atmósfera propia de los cuentos de hadas, en la que los dos niños protagonistas, Silvia y Bruno, viven diversas aventuras, aderezadas por los poemas y juegos de palabras con términos inventados y sin sentido que tanto gustaban al autor.


En el capítulo 21 del primer tomo, uno de los personajes secundarios, el Profesor, posee un reloj de bolsillo con el que puede hacer tanto que los acontecimientos ocurran hacia atrás en el tiempo como que ocurran hacia adelante pero al doble de velocidad de lo normal. En esencia, una máquina del tiempo.


1889 - Un yanqui en la corte del Rey Arturo (A Connecticut Yankee in King Arthur's Court)

Autor: Mark Twain
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Novela

Una sátira política en la que un estadounidense, llamado Hank Morgan, recibe un golpe en la cabeza y se despierta en la corte del mítico monarca. Allí se valdrá de sus conocimientos científicos para salvar su vida y ganarse el favor del Rey Arturo. Por ejemplo, al ser confundido con un brujo y condenado a la hoguera, evita ser quemado por conocer el momento exacto en el que se va a producir un eclipse de sol.

Fue adaptada, revisada y homenajeada en numerosas ocasiones. Estas son sólo algunas de ellas:


1921 - Un Quijote americano (A Connecticut Yankee)

Director: Emmett J. Flynn
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Largometraje

Película muda, en la que el protagonista se queda dormido leyendo la novela original, y sueña que viaja a la corte del Rey Arturo.



1927 - A Connecticut Yankee

Un musical con partitura de Richard Rodgers y letras de Lorenz Hart, estrenado en Broadway, estrenado en 1927 y reestrenado en 1943, 1955 y 2001.


1931 - Un yanqui en la corte del Rey Arturo (A Connecticut Yankee)

Director: David Butler
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Largometraje

Primera película sonora que adapta la novela.


1949 - Un yanqui en la corte del Rey Arturo (A Connecticut Yankee in King Arthur's Court)

Director: Tay Garnett
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Largometraje

Incluye números musicales para aprovechar al máximo la presencia de Bing Crosby.



1979 - Un astronauta en la corte del Rey Arturo (The Spaceman and King Arthur)

Director: Russ Mayberry
Nacionalidad:
Formato: Largometraje

El protagonista es un astronauta que viaja al pasado en su nave espacial. Producida por Walt Disney Pictures, es una película familiar, entrañable por el toque naíf del cine Disney de la época, y por actualizar la novela para el público infantil.


1995 - Aventuras en la corte del Rey Arturo (A Kid in King Arthur's Court)

Director: Michael Gottlieb
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Largometraje


Una nueva adaptación de la Disney para el público familiar, ahora protagonizada por un adolescente vestido con un uniforme de béisbol. Un entretenimiento intrascendente.



1998 - Desmadre en Camelot (A Knight in Camelot)

Director: Roger Young
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Telefilme

Una científica (interpretada por Whoopi Goldberg) se ve trasladada a la corte del Rey Arturo mientras realiza un experimento. Es una adaptación muy libre, al servicio de la comicidad de su protagonista.


2001 - El caballero negro (Black Knight)

Director: Gil Junger
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Largometraje

Adaptación libérrima, con Martin Lawrence como protagonista. Un trabajador de un ruinoso parque temático llamado Medieval World cae un día en el insalubre pozo del castillo y aparece en la Inglaterra medieval. Es una comedieta para pasar el rato sin más complicaciones.



1908 - La casa en el confín de la Tierra (The house on the borderland)

Autor: William Hope Hodgson
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Novela

El padre del horror cósmico y precursor de H.P. Lovecraft relata un viaje en el tiempo de naturaleza onírica, en la que el protagonista, sin moverse de su lugar, se desplaza millones de años en el futuro y recorre el universo de manera astral, asistiendo a la muerte de nuestro Sol y, con ello, de todo nuestro Sistema Solar.

Forma parte de la trilogía del abismo, junto a Los piratas fantasmas y Los botes del Glen Carrig (el orden de lectura es indiferente).


Tuvo al menos una adaptación:

2003 - La casa en el confín de la Tierra (The house on the borderland)

Autores: Richard Corben (dibujo) y Simon Revelstroke (guión)
Nacionalidad: EE.UU.
Formato: Cómic

Novela gráfica publicada por la editorial Vertigo, que adapta fielmente la novela original.


Por ahora lo dejaremos aquí. Todavía acaba de comenzar el siglo XX, y aún queda mucho por ver. En la siguiente entrega conoceremos la Edad de Oro de la Ciencia-Ficción y de la literatura pulp, muy generosa en novelas y relatos de temática crononauta.
Compártelo:

2 comentarios:

  1. Debo confesarte que este es uno de mis temas favoritos y vez que tengo la oportunidad de acceder a una buena historia respecto a esta temática, la aprovecho...¿Me vas a creer que nunca he leído la novela de Wells? ¡Un verdadero pecado de omisión! No obstante me fascinan las dos pelis que mencionas que la adaptan (y la música del filme noventero es preciosa). Creo que leí en "Lo mejor de la Ciencia Ficción del Siglo XIX" de Asimov el cuento ese sobre el reloj, allá por el año 2004.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra lo que me comentas, Elwin, porque esta serie sobre viajes en el tiempo va para largo: tengo más de cien ejemplos preparados para continuar con las siguientes entradas. Y en efecto hay varios relatos de Isaac Asimov.

      Eliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes