26 de octubre de 2016

La realidad aparente - Eugenia Navajas

Desde antaño, Sir Loren Schneider es soberano de su pueblo gracias a los bienes cosechados a través del juego sucio. Su hijo, Adrián Schneider, el cual tiene cualidades especiales, cambiará para siempre la vida de Florencia, su amiga de la infancia.  

Ella se adentrará en una realidad muy diferente, y se involucrará en el enfrentamiento entre dos clanes: los Schneider y La Guardia, motivo que además le obligará a desarrollar sus instintos y sus nuevas habilidades con la ayuda de Raphaelo.

¿Vencerá el amor o la razón?


"La realidad aparente" es la primera novela de Eugenia Navajas, una joven malagueña que compagina la carrera de Biología con la escritura y su trabajo como pintora en RN Studio, una empresa dedicada a la creación y pintado de figuras para juegos de tablero. 

Publicada por Procompal Narrativa, se enmarca en la literatura dirigida a los llamados "jóvenes adultos" y, concretamente, en el subgénero etiquetado como romántica paranormal juvenil. Si bien se mueve por los caminos propios del género, con los elementos característicos, e incluso tópicos, que los amantes del mismo esperan encontrar, la autora ha sabido introducir también algunos detalles rupturistas, que veremos. 

Como es frecuente en las primeras obras de un autor novel, "La realidad aparente" es un bildungsroman o novela de aprendizaje, y lo es en dos sentidos: para la protagonista, la joven Florencia, y para la autora. 


Eugenia Navajas cumple la primera norma ("escribe sobre lo que conoces"), y ubica la trama en la provincia de Málaga, a caballo entre la capital y la localidad de Antikaria, nombre romano de Antequera, pero que ante la duda sobre la correspondencia consideraremos una población ficticia. 

La novela, dividida en doce capítulos intitulados y encabezados por sentencias o aforismos, está narrada en primera persona por su personaje principal, Florencia, a excepción del prólogo y el epílogo, narrados en tercera. El prólogo, fechado en 1560, explica el origen y naturaleza de los seres sobrenaturales que protagonizan la novela, y muestra un manejo solvente, por parte de la autora, de un estilo narrativo propio de la novela histórica. 

El registro cambia drásticamente cuando la acción se traslada a nuestro aquí y ahora, y "La realidad aparente" se convierte en una historia de aprendizaje, donde la protagonista debe aprender a manejar los poderes y habilidades sobrehumanos que adquiere, a la vez que intenta llevar una vida normal, propia de una joven de su edad, y decidirse entre dos amores mientras se ve en el medio de una lucha entre dos facciones enemigas, enfrentadas durante siglos. 


En resumen, Florencia es una joven estudiante, natural de Antikaria, que conocemos cuando va a comenzar la universidad en Málaga. Por ello, y aunque la acompañe su amiga Mónica, va a separarse de otros amigos de la infancia: Benjamín y Adrián. En la universidad hará nuevos amigos, como Alexa, Rico y Tomás. A lo largo del curso la relación con Benjamín y Adrián se enfría, y este último parece incluso evitarla. 

La sorpresa mayúscula para Florencia será descubrir que varios de ellos son Pirógenos: unas criaturas con dones suprahumanos (como el control mental o el dominio de la voluntad ajena, fuerza, resistencia y agilidad aumentadas y la capacidad de sanar las heridas más graves casi al instante), pero que deben alimentarse de sangre para calmar el ardor de la suya propia. El pirógeno puede serlo de nacimiento o por contagio, estableciéndose complejas relaciones de poder y servidumbre entre maestros, discípulos y súbditos, existiendo, como ya dijimos, dos bandos de pirógenos enfrentados de forma secular: los Schneider y la Guardia, en cuya guerra soterrada se verán implicados Florencia y sus amigos. 

La figura del pirógeno no está muy lejos de la del vampiro clásico (uno de ellos incluso refiere que "vampiro" es el nombre con el que se les conoce popularmente), si bien Eugenia Navajas ha optado por un origen biológico, explicable de forma científica, frente al elemento místico y fabuloso tradicional. Un acierto vincular su origen a la industria vitivinícola, de tanta tradición en la provincia malagueña y tan enraizada en su cultura y su paisaje. 


La trama está bien estructurada y la nómina de personajes no es demasiado extensa, por lo que la narración resulta clara y se sigue con facilidad. Pueden distinguirse fácilmente las partes clásicas -introducción, nudo y desenlace- con un peso equilibrado en el conjunto. 

Dada su extensión comedida (187 páginas), no es posible desarrollar los personajes con detalle, y se ahorra también en descripciones, algo que no va en detrimento del texto, pues le proporciona un ritmo más vivo y ligero. Con un léxico sencillo, abundancia de diálogos, adjetivación muy moderada y un correcto uso de las pausas, es una lectura cómoda, perfecta para el tipo de lector al que se orienta. 

Comentamos que Eugenia Navajas introduce algunos elementos destacables en su obra, y cabe llamar la atención sobre la actitud de firmeza de Florencia ante lo que podemos llamar "amor mal entendido" o "amor a la fuerza", y de su rechazo frontal a los manejos posesivos de uno de sus pretendientes. Cuando hablamos de transmitir valores a través de la lectura, no es raro encontrarse, en especial en la literatura romántica, a personajes femeninos sumisos, que se anulan como persona y renuncian a su propia iniciativa por su amado (podemos citar a la amilanada Bella de "Crepúsculo"), figuras que normalizan la dependencia emocional y las relaciones tóxicas. Por ello se agradece una visión más realista y adecuada, que no supongan un ejemplo dañino para el lector.


Dijimos también que "La realidad aparente" es una novela de aprendizaje, y como tal tiene margen de mejora en algunos aspectos. Existen ciertos errores ortográficos y gramaticales, así como varios fallos de sintaxis. Algo que sin duda se puede subsanar fácilmente en siguientes ediciones, con una revisión del texto. 

Se puede llamar la atención también sobre los diálogos, que se notan impostados, poco naturales, y quizás requiriesen un registro más coloquial. 

Supone, en cualquier caso, un debut meritorio para Eugenia Navajas, que ha mostrado valentía al enfocar su historia a un público, el de los jóvenes adultos, que hoy día dispone de una oferta de lectura muy nutrida, y en el que resulta difícil abrirse hueco. Siendo una autora tan joven, si continúa progresando su estilo ofrecerá, sin duda, muchas buenas historias en el futuro. 

DÓNDE CONSEGUIRLO:


"La realidad aparente" puede adquirirse en la página web de la autora, a un precio de 18 euros con los gastos de envío a España incluidos. 


ENLACES DE INTERÉS: 


Booktrailer en Youtube

Página web de Procompal

Eugenia Navajas: Página web, blog, Facebook, Instagram, Twitter, Devianart

Otros textos de la autora en Wattpad.


Compártelo:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes