31 de agosto de 2016

Viajes en el tiempo: de plagios, antecedentes e inspiraciones


El 3 de octubre de este año 2016 se estrena "Timeless", una nueva serie de televisión de la cadena estadounidense NBC, que en España podrá verse en la plataforma de pago Movistar+.

¿De qué trata "Timeless"? Pues bien, de un equipo formado por un ingeniero, un marine y una profesora de historia, reclutados por una agencia gubernamental secreta, poseedora de una máquina del tiempo, para viajar a diferentes momentos del pasado, persiguiendo a un criminal que ha robado otra máquina del tiempo, y que intenta alterar los acontecimientos históricos en beneficio propio.

Y claro, han saltado las alarmas. A quien conoce la serie española "El Ministerio del Tiempo" (que a estas alturas debería ser cualquiera que no haya vivido dos años bajo una piedra) enseguida le chirrían los parecidos razonables con la producción de TVE. La reacción de miles de ministéricos [así se denomina a los fans acérrimos de la serie] ha sido de indignación, y su autor, Javier Olivares, se ha pronunciado con notas sobre el tema, como esta o esta.


Javier Olivares está acostumbrado a que le acusen de plagiario: cuando se estrenó "Victor Ros", la serie basada en el personaje del novelista Jerónimo Tristante, muchos vieron una mala copia de Sherlock Holmes. Cuando "El Ministerio del Tiempo" vio la luz, para esos mismos muchos era un refrito de "Doctor Who". Por ello, ahora que es él el posible plagiado, la lapidación en las redes sociales por parte de sus haters -que, por nuestra idiosincrasia cainita, los tiene y en abundancia- está siendo cruel y desproporcionada.

El debate está servido, con detractores del guionista español escribiendo artículos destructivos como este, que cuestionan su postura y se ensañan con él, aprovechando para tildarlo de divismo y de encajar mal las críticas negativas. Otros medios, por suerte, están siendo más ecuánimes.

Por lo que he podido leer, y son bastantes los textos disponibles sobre la situación, Olivares jamás se ha arrogado que su idea sea única, pues los viajes en el tiempo son un pilar de la Ciencia-Ficción y una temática recurrente que nos ha dejado grandes novelas. Acusarlo de eso me parece injusto.


Veamos, a modo de ejemplo, historias cuyo argumento es la existencia de un organismo oficial, ente o sociedad capaz de viajar en el tiempo, con el fin expreso de evitar o introducir cambios en los acontecimientos históricos. Y ya que viajamos al pasado, las repasaremos en orden cronológico inverso:


Los Guardianes del Tiempo (2002-2006)


La trilogía escrita por la australiana Marianne Curley combina la Fantasía y la Ciencia-Ficción, además de otras temáticas características de la literatura juvenil actual, como el romance, la amistad, la búsqueda de la propia identidad y otras cuestiones emocionales. 


Compuesta por las novelas "Los elegidos", "La oscuridad" y "La llave", transcurre en un mundo de fantasía en el que existen dos entidades antagonistas: La Guardia y la Orden del Caos. Los segundos intentan manipular y alterar los acontecimientos históricos para sus propósitos maléficos. Los primeros tratan de evitarlo. Sus miembros, los Guardianes del Tiempo, nacen con poderes sobrehumanos que se revelan en la adolescencia, y viajan en el tiempo (siempre hacia el pasado, nunca hacia el futuro) para frustrar los planes de sus enemigos.

En esta saga, el componente fantástico-místico prima sobre el científico.


La Compañía del Tiempo (1998)


Kage Baker es la autora de esta historia en la que los agentes de la Compañía, reclutados de diferentes épocas históricas, viajan en el tiempo para hacerse con recursos que emplear en el futuro: plantas y animales extintos, tesoros, conocimiento...


En la concepción de Baker, el pasado no puede ser cambiado, pero sí es posible traer objetos y seres vivos de él. La novela recibió criticas bastante negativas, que consideran que en ella la Ciencia-Ficción es un simple vehículo para una historia romántica.


Timecop (1994)


Dirigida por Peter Hyams, con un presupuesto de veintisiete millones de dólares, recaudó más de cien, convirtiéndose en la película más taquillera de las protagonizadas por Jean-Claude Van Damme y, para muchos, su mejor interpretación, considerando sus escasas dotes dramáticas.


Titulada en España "Timecop, policía en el tiempo", se ambienta en un año 2004 en el que existe una Comisión de Control del Tiempo (TEC), cuya misión es impedir los viajes temporales  que intenten modificar el pasado y alterar con ello el presente. Van Damme es Max Walker, un miembro del TEC cuya mujer fue asesinada por criminales procedentes del futuro, y que investigará a un senador corrupto que ha estado viajando al pasado para lucrarse ilícitamente.


Misión en el tiempo (1993-1994)


"Time Trax" fue una serie de televisión, coproducida por Australia y los USA, que contó con dos temporadas y cuarenta y cuatro episodios. En ella, un oficial de policía del año 2193, llamado Darien Lambert (Dale Midkiff), debe perseguir a un grupo de criminales que han sido enviados al año 1993 por el doctor Mordecai Sahmi -premio Nóbel de Física- utilizando a Trax, una máquina del tiempo de su invención.


La historia se ambienta en nuestra época (bueno, la de entonces), en la que Lambert recibe la ayuda de SELMA, una computadora de gran potencia y tamaño minúsculo. SELMA tiene una interfaz holográfica de aspecto humano (la australiana Elizabeth Alexander). Para evitar las paradojas, la serie empleaba el concepto de multiverso, de modo que los actos de Lambert o de los criminales a los que perseguía no pudiesen alterar el futuro del que procedían.

Pese a su bajo presupuesto (fue el último proyecto de su productora, Lorimar Television, se ambientó en el presente para ahorrar en decorados y los efectos especiales son mínimos: SELMA es una tarjeta de crédito y el arma de Lambert es un mando de garaje) tuvo una cierta popularidad, y vio una adaptación a videojuego, para la plataforma SuperNES de Nintendo.


Serie de los Historiadores de Oxford (1992-2010) 


La reina de la Ciencia-Ficción, Connie Willis, desarrolló su concepto de los viajes temporales a lo largo de casi veinte años, con cuatro novelas y un relato. Ofrece unos viajes en el tiempo con finalidad académica: diversos historiadores de la universidad de Oxford regresan al pasado para observar en persona los acontecimientos históricos, y documentarlos así de primera mano.


Pero las cosas no siempre saldrán bien, y unos y otros pasarán por diversas peripecias para evitar cambiar el curso de los sucesos que simplemente intentaban observar. La serie se compone de libros independientes, "El libro del día del juicio final" (1992) y "Por no mencionar al perro" (1997); de la bilogía "El apagón" y "Cese de alerta" (2010); y del relato "Brigada de incendios", publicado en España en el volumen "Lo mejor de Connie Willis I" (2007).

Connie Willis tiene también más trabajos sobre los viajes en el tiempo, como "Los sueños de Lincoln", no pertenecientes a la serie de los historiadores. Pero en ésta, su estilo ameno y con fino sentido del humor brilla con particular esplendor.


Voyagers! (1982-1983)


Otra serie de la NBC, de la que se emitieron veinte episodios, y que en España pudo verse a través de las cadenas autonómicas ("Viaxeiros!" en la TVG). Se trataba de una buddy movie que jugaba con las diferencias de personalidad entre los dos protagonistas.


El adulto, Phineas Bogg (tal vez un juego de palabras con Phileas Fogg, protagonista de "La vuelta al mundo en ochenta días"), pertenecía a los Voyagers, una sociedad encargada de preservar la Historia tal como la conocemos. Para ello podía viajar el en tiempo con un objeto místico, el Omni, que cabía en la palma de su mano. El adolescente, Jeffrey Jones, se ve obligado a acompañarlo por un suceso fortuito.

La gracia de la serie era que Bogg, siendo un Voyager, no tenía ni idea de Historia, y su único interés eran las mujeres hermosas. Por el contrario Jeffrey, cuyo padre (fallecido) había sido profesor de Historia, era un apasionado de la materia, y ambos se compenetraban para lograr que diferentes acontecimientos históricos se produjesen de manera que el futuro no se viese alterado.

El Omni es un pequeño icono pop, y se pueden encontrar réplicas en Internet

"Voyagers!" tenía un claro afán divulgativo, y cada episodio se despedía con la voz en off de Jeffrey diciendo: "Si quieres saber más sobre [el hecho histórico visto en ese capítulo], acude a tu biblioteca pública. ¡Todo está en los libros!"


Criptozoico (1967)


Brian W. Aldiss concibió un viaje temporal al estilo de la New Wave: el tiempo es una construcción mental, y regresar al pasado es posible mediante el uso de drogas psicoactivas.


El protagonista trabaja para el Instituto Wenlock, y sus viajes tienen un objetivo científico. Pero, más tarde, el viaje temporal se popularizará con un fin puramente recreativo, mientras que el protagonista es obligado por el Gobierno a perseguir a un disidente a través del pasado. Como ya vimos, es una novela algo difícil, pero interesante como muestra de la New Wave británica (la de la Ciencia-Ficción, no la de la música).


El túnel del Tiempo (1964)


Murray Leinster dedicó gran parte de su prolífica obra a conceptos como los universos paralelos, las realidades alternativas y los viajes temporales. Su novela "Time Tunnel" narra las aventuras de un grupo de científicos, miembros de un proyecto del gobierno estadounidense, que oculta una máquina del tiempo en unas instalaciones ultrasecretas.


El fin de los viajeros es aquí puramente científico: comprobar que la máquina funcione. Pero una avería de la misma les impedirá volver al presente, lanzándolos de un acontecimiento histórico a otro.

El libro inspiró una serie de televisión homónima, estrenada en 1966, de la que se produjeron treinta capítulos.


Se emitió en numerosos países y eclipsó en popularidad a la novela original. Producida por Irwin Allen, es un clásico de la televisión, del que en su día se vendieron artículos de mercadotecnia, como juegos de tablero y de cartas.


Rip Hunter (1961-)


El universo DC Comics tiene su propio viajero del tiempo: Rip Hunter, Amo del Tiempo, cuyo verdadero nombre, procedencia y edad son una incógnita. Tuvo su propia serie entre 1961 y 1965, y ha aparecido en otras series desde entonces, como protagonista o como secundario. Fue miembro de los Hombres Lineales, una unidad de policías del tiempo encargados de proteger la única línea temporal que existió en el universo DC después de que el crossover Crisis en las Tierras Infinitas (1985-1986) acabara con todos los mundos paralelos a Tierra-52.


Tras la serie Crisis Infinita, que reformuló nuevamente todo el universo DC en 2005, dando lugar a la era de los Nuevos 52s, Rip Hunter ha pasado a ser el inventor de la tecnología del viaje temporal. Aparte de eso, el aspecto del personaje ha variado sensiblemente desde su creación, como es habitual en los cómics de superhéroes.

Entre los forofos es común comparar a Hunter con el Doctor Who, y se reconoce una retroalimentación mutua entre ambos: Hunter inspiró a los primeros creadores de la serie británica, y ésta a su vez influyó en historias posteriores de Hunter, como "Leyends of tomorrow".


La patrulla del Tiempo (1961-1990)


Poul Anderson, apasionado de la Historia, escribió once relatos y una novela corta de esta Patrulla del Tiempo, una unidad policial que recluta personas con experiencia militar -y sin nada que perder- para proteger el pasado, en un universo en el que las máquinas del tiempo están casi al alcance de cualquiera. Se han ido recopilando en diferentes volúmenes, siendo el último y más completo (en castellano) el que la editorial Nova ha reeditado este 2016.


Su protagonista, Manse Everard, se verá implicado en las guerras entre griegos y persas, evitará que Cartago venza a Roma en las guerras púnicas y que los mongoles conquisten américa, además de visitar Jerusalén en la época del Rey Salomón o la Mesoamérica inca.


El informe de la minoría (1956)


Cierto, este relato de Philip K. Dick NO trata de viajes en el tiempo, pero sí de la posibilidad de ver y alterar el futuro desde el presente: los agentes de la Unidad de Precrimen de la Policía evitan los crímenes antes de que se produzcan, gracias a tres Precogs, individuos con capacidades precognitivas. Aunque Dick reflexiona también sobre la injusticia inherente a arrestar a aquellos que aún no han delinquido, pues aún son inocentes en ese momento.


"Minority Report", la odisea de John Anderton, un miembro de la Precrimen acusado de homicidio, que debe demostrar su inocencia y que el informe de los Precogs sobre él ha sido erróneo, es una historia seminal: fue adaptada al cine por Steven Spielberg en 2002, con Tom Cruise como protagonista -una película que impactó en su día por su visión de la tecnología futurista-, y a la televisión en 2015, con Spielberg como productor ejecutivo, en una serie de diez episodios cancelada en mayo de 2016 debido a su baja audiencia.


El fin de la Eternidad (1955)


La madre del cordero. No es la primera historia sobre viajes en el tiempo, pero la novela de Isaac Asimov introduce la idea de una organización creada para proteger a la Humanidad de sí misma a lo largo del continuo espacio-tiempo, llamada Eternidad.

Como vimos en su día, Eternidad existe en un plano Pantemporal al margen del tiempo, que se descubrió en el siglo 24 y se extiende hasta el siglo 70.000. Los miembros de Eternidad observan y analizan la Historia a lo largo de milenios con sus potentes computadoras Computaplex, introduciendo "Cambios Mínimos Necesarios", pero que cientos o miles de siglos después producen "Resultados Máximos Deseados" que garanticen la preservación de la especie humana. 


"El fin de la Eternidad" es, para muchos, una de las mejores novelas sobre viajes en el tiempo jamás escritas, por la coherencia interna lograda por Asimov, que explica de forma amena complejos conceptos de mecánica cuántica como el tiempo no-lineal o el multiverso, e incluso se permite bromear a costa de la "paradoja del abuelo".


Existen otras tres obras de Ciencia-Ficción que no se ciñen al modelo propuesto, pero que citaremos porque Jorge Olivares las reconoce como referencias a la hora de concebir "El Ministerio del Tiempo":


Las puertas de Anubis (1983)


La novela de Tim Powers inspiró la idea de las puertas temporales por las que viajan los agentes del Ministerio del Tiempo.


En el libro, el viaje en el tiempo es de origen más místico que científico: se emplean unas puertas creadas (por error) por los antiguos egipcios mediante conjuros mágicos. El protagonista, un profesor de literatura, viajará a un Londres victoriano de corte Steampunk (es una precursora del subgénero) para estudiar en persona al poeta Samuel T. Coleridge, por encargo de un mecenas millonario.


Doctor Who (1963-1989 y 2005-)


La longeva serie británica incluye en sus tramas muchos viajes temporales, tanto al pasado como al futuro, gracias a la celebérrima nave consciente TARDIS, que tiene la forma de una cabina telefónica de la Policía de los años 60, y que es más grande por dentro que por fuera. Su protagonista, "el Doctor", no pertenece a ninguna agencia ni ente, sino que es el último de su raza, los Señores del Tiempo, y protege tanto a la Humanidad como a otras especies por su propia voluntad, no por orden de nadie.

Todos los doctores desde 1963 hasta hoy [fuente: Devianart]

La BBC, casa de "Doctor Who", lanzó la serie con intención divulgativa, para interesar a los jóvenes por la Historia y por el conocimiento científico. Pero lo cierto es que sobrepasó su propósito inicial para convertirse en un icono de la cultura popular británica.

La nave TARDIS: imposible no conocerla.

A modo de anécdota, en el año 2001, cuando la serie se hallaba en barbecho y se dudaba sobre la viabilidad de su regreso, la BBC manejó el borrador de un spin-off de bajo presupuesto titulado "Doctor Who: Ministery of Time", que finalmente se descartó. Algunos detractores de Olivares blanden este argumento para recrudecer sus ataques hacia él.


Torchwood (2006-2011)


Un spin-off de la anterior ("Torchwood" es una anagrama de "Doctor Who"), que no se centra en los viajes en el tiempo, aunque alguna vez aparezcan. También producida por la BBC, tuvo cuatro temporadas. La misión del Instituto Torchwood, fundado en 1879 por la reina Victoria, es defender al Reino Unido de las amenazas paranormales.



Una de sus sedes se halla en Cardiff, pues allí existe también una grieta interdimensional que el Instituto vigila de cerca. Cabe destacar el concepto de una organización ultrasecreta al margen de las instituciones y del mismo gobierno, la presencia de viajes entre dimensiones y el tono adulto de la serie, oscuro y distópico.


Con tantos antecedentes, aquí no vamos a alimentar el debate sobre si "Timeless" plagia o no a "El Ministerio del Tiempo", en un mercado en el que incluso la Justicia dictaminó que toda obra nueva es copia de otra anterior.

Lo que es innegable es que existen paralelismos muy notables entre ambas series, y que las dos producciones se han desarrollado con una diferencia temporal mínima. Los productores de "Timeless" no podían desconocer "El Ministerio del Tiempo", que se presentó en numerosas ferias y convenciones del sector audiovisual.

Por el momento, de "Timeless" solo tenemos una sinopsis, unas cuantas fotos y dos trailers: este y este . El 3 de octubre saldremos de dudas. Hasta entonces, el ruido y las sospechas estarán ahí, y fans y haters seguirán a la greña. Aquí ya hemos dicho cuanto teníamos que decir, que doctores tiene Internet, y hay poco tiempo libre y mucho que leer.


Compártelo:

1 comentario:

  1. Coincido con esos muchos. Para mí, El Fin de la Eternidad es lo mejor de lo mejor. Jamás han logrado pillarle una sola paradoja.

    ResponderEliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes