6 de febrero de 2016

Mascotas de libro: Top

Hoy inauguraremos una sección en KindleGarten: Mascotas de libro. Ya sabéis que acostumbro a copiar de manera flagrante las cosas que los demás hacen bien, y ahora voy a copiar al excelente blog Imaginatura: Troupe Literaria, inspirándome en su desafío Literigatos, consistente en localizar gatos en aquellos libros que se leen a lo largo del año. 

Mi intención no es crear un reto literario, sino hacer una serie de entradas más ligeras y sencillas de lo que es habitual en el blog. En Mascotas de libro conoceremos a los animales, sean de la especie que sean, que acompañan en sus aventuras a los protagonistas de diversas novelas. Fieles, inseparables, nobles, valientes, son muchos los animales (perros en su mayoría, aunque veremos que habrá un poco de todo) que pueblan los libros, y que resultan una ayuda inestimable para sus amos, en ocasiones incluso teniendo un papel determinante en los acontecimientos de su historia. 

Y para estrenar Mascotas de libro, lo haré con uno de mis animales de papel preferidos, pues aparece en una de mis también novelas predilectas: 

Top, de La isla misteriosa, de Julio Verne


Pointer inglés [fuente: Wikipedia]

La novela de 1874 narra la odisea de cuatro ciudadanos de la Unión que, durante la guerra de Secesión americana, huyen de un campo de prisioneros confederado a bordo de un globo aerostático, y a los que un huracán arrastra hasta una isla desconocida del Océano Pacífico. Estos cuatro colonos (que no náufragos) vivirán en la isla durante años, enfrentándose a distintos peligros e imponiéndose a la Naturaleza, haciendo gala de un ingenio y una perseverancia ejemplares. 

Durante todas sus aventuras estarán acompañados de Top, el perro de Ciro Smith, líder del grupo. Aunque Julio Verne no determina en ningún momento la raza de Top, los ilustradores se han decantado siempre por lo que parece ser un Pointer inglés, probablemente por las notables habilidades para el rastreo y la caza que demuestra en diversos momentos de la historia. 

Top durante una cacería, en una ilustración
de la primera edición de la novela

La primera aparición del cánido se produce en los primeros compases de la novela, cuando los protagonistas se hallan en una precaria situación, con su globo perdiendo altura y amenazando con caer al océano: 

«Se oyó un ladrido. Un perro, que acompañaba a los pasajeros, estaba asido, cerca de su dueño, a las mallas de la red.
—¡Top ha visto alguna cosa! —exclamó uno de los pasajeros.
Poco rato después se oyó una voz fuerte que decía:
—¡Tierra! ¡Tierra!»

Su fidelidad hacia Ciro Smith quedará patente pronto, cuando su dueño, herido e inconsciente, se vea separado del grupo, y sea Top quien ayude al resto de los protagonistas a localizarlo. 

La lucha de Top contra el dugongo, en una edición simplificada de la ed. Susaeta

Además de su valioso papel como rastreador y cazador, Top deja un momento dramático en la historia, cuando se arroje a un lago y se vea involucrado en una pelea desigual con un dugongo, que lo habría matado de no ser por la intervención del misterioso benefactor que vigila y protege a los americanos a lo largo de toda la novela. 

Precisamente, Top será la mayor amenaza para el incógnito del personaje misterioso, pues se mantendrá siempre receloso, gruñendo y en posición de alerta, ante la gruta natural que comunica el refugio de los protagonistas con el escondite secreto de aquel que tantas veces intervendrá en favor de los colonos.  

Top, junto a los cuatro protagonistas y al náufrago
Ayrton, cuando este confiesa su historia al grupo

La presencia de Top se extiende a toda la novela, concluyendo el periplo junto al resto del grupo. 

Comentar también que La isla misteriosa contiene otra mascota, un orangután llamado maese Júpiter, o Jup para abreviar, que los colonos capturan y amaestran durante su estancia en la isla, y al que enseñarán algunas tareas domésticas. Tal vez lo conozcamos en otra entrada de Mascotas de libro.

Y que tanto Top como Jup se omiten en las diversas adaptaciones cinematográficas de la novela (aunque las modificaciones son tan abismales que, por otra parte, poco más importa), tal vez por la dificultad añadida de rodar con animales. 

Reseña de La isla misteriosa

[Y, por supuesto, si existe alguna mascota de libro que deseéis ver aquí reflejada, no tenéis más que decirlo, pues la sección queda abierta a propuestas y sugerencias]

Compártelo:

2 comentarios:

  1. En cuanto a mascotas de libro, Enid Blyton es una mina. Pero, por pensar en autores españoles, he recordado la milana bonita que cuida uno de los personajes de "Los santos inocentes", de Miguel Delibes.
    Besis :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus sugerencias :) las apunto para próximas entregas de la sección. Si bien había pensado en Enid Blyton, no así en la milana bonita de Delibes. ¡Besos!

      Eliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes