15 de febrero de 2016

Mascotas de libro: Acho

El esta segunda entrega de "Mascotas de libro" conoceremos a un animal de fantasía al que, en justicia, no se puede catalogar como mascota, pues es un miembro de pleno derecho de su grupo, el Ka-Tet del 19, protagonista de la obra magna de Stephen King, la saga que se halla en el centro de todo su universo literario y que interrelaciona sus diferentes novelas. Antes de continuar, aviso de que esta entrada contiene spoilers muy notables sobre la trama y los acontecimientos de la saga. Y ahora hablemos de: 

Acho, de "La Torre Oscura" de Stephen King



"La torre oscura" es una serie de siete novelas escritas por Stephen King entre 1982 y 2004. Es una obra de Fantasía de tono crepuscular y fatalista que combina elementos y escenarios de diversos géneros literarios, desde el Western hasta la Ciencia-Ficción. Haciendo un resumen muy sucinto, narra la historia de Roland Deschain, el último descendiente de la estirpe del Eld, cuyos orígenes entroncan con el rey Arturo. Tras la caída de la baronía de Gilead a manos del ejército de Flagg, el hombre oscuro, Roland recorre el Mundo Medio en busca de La Torre Oscura, una enorme torre de piedra negra que se halla en el centro del mundo y de la que parten ocho haces que sostienen el universo, pero que en ese momento se están desmoronando, lo que conduce al Mundo Medio, y con él todos los mundos, incluido el nuestro, a su destrucción. El mundo de Roland cambia continuamente, los puntos cardinales y las distancias no significan nada, y las leyes de la física y hasta la lógica se trastocan, algo a lo que todos se adaptan con un lacónico "el mundo se ha movido". 

Roland es un pistolero, un estamento homólogo al de los caballeros andantes o a los samurais japoneses, encargados de mantener el orden y la paz y proteger a los ciudadanos de sus baronías. Roland perdió a su Ka-Tet en la batalla de Jericó, la que supuso el fin de Gilead. Un Ka-Tet es un grupo, una compañía, una hermandad. Sus miembros unen sus Ka (su destino, su sino ineludible) y se vuelven interdependientes. Ka-tet significa "de muchos, uno". Los miembros del nuevo grupo de Roland, el Ka-Tet del 19, Eddie Dean, Susannah Holmes y Jake Chambers, procederán de nuestro mundo. Salvo uno: 

Acho, por Michael Whelan, en una ilustración para la serie

Acho es un bilibrambo, (o brambo para abreviar) y se incorpora al grupo en la tercera novela de la saga, "Las Tierras Baldías" (The Wastelands). Sigue a los protagonistas durante días, aunque solo Roland se da cuenta. Cuando aparece en la historia, está famélico y herido por numerosos mordiscos, pues ha sido expulsado de su manada, ahora veremos por qué. La primera descripción de un bilibrambo, pues el grupo se encuentra con varios antes de Acho, es la siguiente: 

"Más adelante, un animal grande que parecía un cruce entre un tejón y un mapache surgió del bosque a paso lento. Los contempló con sus grandes ojos rodeados por círculos dorados, contrajo el afilado y bigotudo morro como diciendo «¡Bah!», terminó de cruzar pausadamente la carretera y volvió a perderse de vista. A Eddie le llamó la atención la cola, larga y muy enroscada, que parecía un muelle de colchón forrado de piel."

Como es normal, Acho amistará en seguida con Jake, el miembro más joven del Ka-Tet, que será quien lo bautice:

"Centró de nuevo su atención en el animal que le había despertado. Parecía una mezcla de mapache y marmota, con algo de perro pachón para redondear la imagen.
–¿Qué tal, muchacho? – le saludó con voz suave.
–¡Acho! – replicó de inmediato el bilibrambo, que no había dejado de mirarlo con nerviosismo. Su voz era grave y profunda, casi un ladrido; la voz de un futbolista inglés con un fuerte resfriado de garganta."
Desde que se encuentran, Jake y Acho serán amigos inseparables

Su nombre procede de una de las peculiaridades de los bilibrambos: son capaces de repetir la última palabra que escuchan. Al ver la sociabilidad de Acho, Roland comenta que "este se acuerda de los hombres", y que sus compañeros de manada lo han echado por conservar su capacidad de hablar, algo que los brambos, ahora salvajes, han olvidado en ese mundo "que se ha movido". De hecho, Roland recuerda que en las baronías siempre había una docena de brambos aunque no hacían gran cosa, solo servían para entretener a los niños y controlar la población de ratas. 

Acho es leal hasta el extremo con sus compañeros, aunque desarrolla verdadera devoción por Jake. Una de las escenas más tristes de la saga es, precisamente, la muerte del joven, momento en el que Acho le lame la sangre de la cara y llora sin consuelo. Antes de ello, el brambo arriesgará su vida sin pensarlo para salvar la de su amigo, cuando éste se halle prisionero en las ruinas de una ciudad muy similar a Nueva York. Ahí demuestra que pese a su aspecto inofensivo, los bilibrambos pueden resultar feroces luchadores, llenos de determinación cuando se trata de proteger a los suyos. 

El final del propio brambo es también descorazonador, y se anticipaba en las visiones de Roland en la cuarta novela, "Mago y Cristal". Acho muere atravesado en la rama de un árbol, mirando al pistolero con decepción y reprobación, y diciendo su nombre, "Olan". Pese a ello, en el Epílogo, King abre la esperanza cuando Eddie, Susannah y Jake son felices en su nueva existencia en un universo paralelo. Y añade:

"Puedes contentarte con el conocimiento de que tarde que temprano Acho (probablemente una versión canina de largo cuello, extraños ojos de aros dorados y un ladrido que a veces suena extrañamente como si hablara) también entrará al grupo. Es una imagen bonita, ¿no? Eso creo yo."

Roland y Acho en el funeral de Jake, por Alan M. Clark

El brambo deja también momentos cómicos, como su presentación, reverencia incluida, ante el pueblo que va a defender en "Lobos del Calla", o cuando se calza sus botines de cuero rojo en "Mago y cristal".  

Podemos recopilar un poco sus habilidades especiales y curiosidades: 

- Su nombre original en inglés es "Oy", de "boy". En castellano se adaptó a partir de "muchacho". En inglés el bilibrambo se denomina billybumbler o bumbler

- Acho puede repetir las últimas palabras que escucha. Llama "Olan" a Rolad y "Ake" a Jake. Cuando se emociona repite el nombre de su amigo "¡Ake!¡Ake!¡Ake!" por lo que parece ladrar. 

- Acho y Jake desarrollan una cierta telepatía entre ellos y son sensibles a los sentimientos y emociones del otro. Pueden intercambiarse los cuerpos y las mentes. 

- Como todos los brambos, Acho es de carácter amistoso y juguetón, pero posee garras y dientes afilados, y si se siente amenazado puede ser muy peligroso, arañando y mordiendo con la ferocidad de un tejón. 

Acho junto a Roland Deschain

- Es extremadamente leal, y valiente hasta la temeridad. A lo largo de la saga tendrá varias intervenciones heroicas, cruciales para la supervivencia de su Ka-Tet, como la que le cuesta la muerte. 

- El brambo es muy expresivo, y King le dota de personalidad y emociones, que transmite especialmente con su mirada de ojos dorados (reproche, excitación, enfado, decepción, alegría...). En ocasiones, sus respuestas parecen mostrar más inteligencia que la simple repetición de palabras. 

- En la serie de cómics de "La Torre Oscura", que sirve de precuela a la saga, Roland conoce a un bilibrambo llamado simplemente Billy, que reproduce varios momentos significativos de Acho, incluida su muerte. 

- Stephen King se inspiró en su perro, un Corgi Galés de Pembroke llamado Marlow, para crear al bilibrambo. 

Peluche fanart de Acho, por Auryanne.

Ahora solo queda por saber si veremos algún día la siempre anunciada y siempre postergada, cancelada y replanteada adaptación al cine o a la TV de "La Torre Oscura", para descubrir qué tal luce el bilibrambo más famoso del Mundo Medio en la pantalla. Con total seguridad será un CGI, y esperemos que esté a la altura del Acho original y sus elocuentes ojos dorados. 


Compártelo:

2 comentarios:

  1. Ha sido muy emotivo para mí recordar a este querido personaje de la saga que tantos bellos momentos nos dio. Una aclaración eso sí, recuerda que LTO en realidad son ocho libros y una novela corta, pues olvidaste el libro 4.5 y la precuela; también están las novelas anexas, que bien sabes son muchas.
    Se suponía me iba a reencontrar con Acho y compañía estas vacaciones de verano, pero tendrá que ser en las de invierno, creo; pues como tuve la suerte de comprarme baratos "Doctor Sueño" y "Mr. Mercedes", me dispuse a releer "El Resplandor", que lo leí por primera vez a la tierna edad de 16 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Elwin, gracias por la anotación. Yo ahora he comenzado a leer la obra del Rey del Terror por orden cronológico, incluso releyendo alguna novela, pues desde Carrie hasta "Los Tommyknockers" he leído casi todas.

      Mi intención es releer toda la saga de La Torre Oscura y acceder a los cómics y obra anexa, y algún día escribir una entrada extensa, por entregas si hace falta, sobre la saga, aprovechando la ¡al fin! inminente adaptación a teleserie.

      Eliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *