6 de enero de 2016

El cazador de sueños - Stephen King

Sinopsis: Había una vez cuatro chicos, compañeros en todo, que decidieron proteger a un chico indefenso atormentado por el tirano del colegio. Su acción marcó un cambio decisivo en sus vidas. Un cambio tan grande que tardarían 25 años en comprender su importancia... Ahora son adultos, con más problemas y más desilusiones, pero una vez al año se reúnen para cazar en los bosques de Maine. Este año un desconocido entra en su cabaña y, aturdido y confuso, balbucea que ha visto unas extrañas luces en el cielo. Y parece que no está equivocado... En poco tiempo los cuatro amigos se encuentran en medio de una lucha terrorífica contra seres de otro mundo. La única posibilidad de salvación radica en encontrar a aquel amigo del pasado, el que sabía cazar sueños y que también sabrá frustrar los sueños de los invasores... Una obra maestra del terror y una historia de ternura y amistad profunda.




El cazador de sueños (Dreamcatcher) se publicó en 2001, encuadrada en la que muchos consideran la década menos inspirada de Stephen King. Recordemos que dos años antes, el 19 de junio de 1999, King sufrió un brutal atropello por una furgoneta, lo que le provocó graves lesiones que requirieron varias operaciones quirúrgicas y un doloroso proceso de rehabilitación. Por entonces, King había superado sus numerosas adicciones y comenzaba una etapa de estabilidad personal, que algunos estiman restó brillantez a su obra. En cualquier caso, Dreamcatcher es la primera novela escrita tras el accidente que marcaría su vida y su narrativa para lo sucesivo (Disponéis de mucha información sobre este tema en su más que recomendable Mientras escribo). 

Para El cazador de sueños, el Rey del Terror regresa a Derry, Maine, la localidad en la que transcurren It (Eso) e Insomnia, y a una serie de temas recurrentes en su obra: la amistad, la infancia y la nostalgia de los tiempos pasados, vividos en pequeñas localidades rurales de Maine donde la vida era siempre más pura, sencilla e inocente. La pérdida de esa inocencia infantil y el intento de recuperar parte de ella a través de la amistad, los sueños olvidados y las promesas rotas son uno de los ingredientes principales de la novela. 

El otro es una combinación de Terror, Ciencia-Ficción y género fantástico que incluye extraterrestres y personajes con dones sobrenaturales. Como siempre, el tratamiento que King hace de la Ciencia-Ficción es tangencial, sólo una herramienta para presentar una trama, sin recrearse en los aspectos científicos ni otorgarle mayor entidad que la de un elemento argumental. En este caso, la amenaza que deben enfrentar los protagonistas. 

Pa' habernos matao. Por cierto, el corgi es Marlow, que inspiró a Acho, de "La Torre Oscura"

El resumen sería el siguiente: Cuatro amigos desde la infancia (Henry, Jonesy, Beaver y Pete), originarios de Derry, Maine, se reúnen cada año durante una semana en un refugio de caza. Tienen un amigo llamado Douglas Duddits Cavell, aquejado de Síndrome de Down, con el que establecieron una estrecha relación, pero del que se han distanciado con la edad. Duddits poseía un don sobrenatural, que proporcionó al resto en diversas formas de capacidad extrasensorial. En una de sus reuniones de caza, el grupo protagonista se encuentra a un hombre extraviado en el bosque, desorientado y en apariencia amnésico. Lo recogen y lo asisten, solo para descubrir que aloja en el estómago una criatura horrorosa y muy agresiva. Pronto sabrán que la zona se encuentra en cuarentena, pues una astronave alienígena ha sufrido un aterrizaje de emergencia, portando un virus que se expande vertiginosamente. La operación de control corre a cargo del Blue Group, una unidad militar independiente bajo el mando de un expeditivo jefe llamado Abe Kurtz, experto veterano en la lucha contra los extraterrestres. Uno de estos ETs, conocido como Señor Gray, ocupará la mente de Jonesy para intentar romper el cerco del Blue Group y propagar el virus. La solución al problema pasará por encontrar a Duddits, ahora gravemente enfermo de leucemia, el único capaz de enfrentarse al Señor Gray. 

La novela, dividida en tres partes y treinta y tres capítulos, está narrada en tercera persona por un narrador omnisciente, y se abre con un listado de titulares de prensa fechados entre el año 1947 y el 2000, relativos a avistamientos de OVNIs (el primero en Rosswell, por supuesto) y de extrañas epidemias. De esta manera, King introduce una idea central de la novela: la visita periódica de una especie alienígena a nuestro planeta, y su intento de propagar un virus que les permita reproducirse usando a los humanos como anfitriones para sus formas larvarias. 

El Señor Gray, con el clásico aspecto de alienígena, en la versión fílmica

Esto explicaría la existencia del Blue Group, un comando militar (pero que actúa por libre) cuyo líder, el mentado Abe Kurtz (King aclara que sí, en efecto, el apellido-apodo hace referencia al personaje de El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad y de su celebérrima adaptación fílmica Apocalypse Now de Coppola) ha combatido a los extraterrestres a lo largo de veinticinco años, y conoce todos sus trucos y formas de proceder. De hecho, aclara que la clásica imagen de "hombrecillos grises con enormes ojos" es una ilusión mental que proyectan en los humanos, pues su verdadera forma es pavorosa para nosotros. 

Y esta es otra de las ideas principales: La capacidad de influencia y control mental de los ETs sobre los humanos, similar a la que King planteó en The Tommyknockers y especialmente en It, con la que El cazador de sueños guarda estrecha relación. Asimismo, permite que los protagonistas, unidos a través de Duddits, puedan oponerse a ellos. A lo largo de toda la novela se observa algo que el autor explicita al final: el cazador de sueños (o atrapasueños, nombre con el que se conoce en España al objeto en cuestión) es una metáfora de la unión de los protagonistas a través de Duddits, eje vertebrador del grupo, canalizador y potenciador del don extrasensorial que poseen. Los hilos del atrapasueños representan «la línea» que puede ver Duddits, y que personalmente considero están relacionadas tanto con las «líneas de la vida» que podía percibir el protagonista de Insomnia y con «los haces» con los que La Torre Oscura mantenía la existencia del Mundo Medio. 




Pero por encima de todo ello está el retrato de la amistad, de los amigos de la infancia conservados en la adultez, como punto de referencia cuando la vida ha deshecho un grupo que fue inseparable y ha sido más injusta con unos que con otros. Como es habitual en él, Stephen King logra que su evocación de la infancia posea una gran carga emocional y contagie esa saudade endémica que los buenos yankees de Nueva Inglaterra parecen compartir con los galaico-portugueses. Destaca, por respetuoso y entrañable, el tratamiento que dispensa a Duddits, que representa la mayor pureza y bondad, encerradas en una mente discapacitada; al igual que se percibe la conmiseración hacia sus padres y la condena de quienes no toleran la diversidad (la escena en la que Duddits aparece por primera vez es de una crueldad alarmante). 

Literariamente, no se puede defender que sea la mejor novela del autor de Maine. Se hace un poco larga y por momentos es algo confusa, al manejar demasiados elementos narrativos, como un malabarista que usase más objetos de los necesarios. No me ha gustado que King explique sus referencias (el origen del apodo Kurtz o el motivo por el que los miembros del Blue Group llaman «Ripley» al virus extraterrestre) como si dudase de sus lectores, algo que no suele hacer. Tampoco es una novela de grandes personajes, y de hecho se deshará de varios a lo largo del texto (no os desvelo de cuáles) sin provocar una notable sensación de pérdida. Pese a ello, muestra buenas ideas, un par de incursiones notorias en la psique humana (el Señor Gray no deja de ser un anagrama del nombre de su anfitrión, Gary Jones) y lleva a lugares comunes amados por sus lectores constantes, con una historia plagada de autorreferencias y de puntos de unión con el resto del Universo King, además de dejar buenos momentos de Terror, Misterio y escenas estomacantes. Razones suficientes para justificar su lectura. 

Jonesy, Henry, Pete y Beaver en la adaptación cinematográfica

La película: 

En el año 2003 se estrenó la adaptación cinematográfica, con título homónimo (Dreamcatcher), dirigida por Lawrence Kasdan, con screenplay de William Goldman, efectos especiales de, entre otras, la Industrial Light & Magic y banda sonora de James Newton Howard. [Ficha IMDB] [Ficha Filmaffinity]

Contó con Thomas Jane como Henry, Jason Lee como Beaver, Damian Lewis como Jonesy, Timothy Olyphant como Pete, Donnie Wahlberg como Duddits y Morgan Freeman como Kurtz, aquí renombrado Curtis. 

Es una adaptación bastante fiel al original, aunque introduce ciertos cambios y omisiones para adecuarla al lenguaje cinematográfico. Duddits pasa a ser un discapacitado intelectual, pero no padece Síndrome de Down. Su papel en el desenlace es diferente, más visual y espectacular. 

La película provocó críticas y opiniones encontradas, desde las más destructivas hasta halagadoras. Por mi parte destacaría la ambientación y la fotografía, y los efectos especiales, una combinación de CGI y animatronics que, salvo escenas en las que lo digital se hace muy evidente (como en el ataque aéreo a la nave alienígena) están resueltos con mucho acierto, y más teniendo en cuenta la época, un ya lejano 2003. En especial destacan las criaturas alienígenas, que se ven muy creíbles. 



Escenas como el éxodo de animales a través del bosque o el "Almacén de memoria" de Jonesy tienen una belleza particular, y el uso de la fotografía cálida durante las escenas de la infancia de los protagonistas logra un contraste con el frío que transmite la empleada en el resto del filme. 

Por mi parte, le achacaría el papel de Morgan Freeman, que considero un gran actor pero no lo ubico como Kurtz/Curtis. Me imagino a alguien más pétreo, más coriáceo, más inhumano, más desalmado, más glacial... con más aspecto de hijo de p***, para entendernos. Robert John Burke, por ejemplo. 

Desde «peor película de la historia» pasando por «bodrio infumable» hasta «batiburrillo incomprensible», Dreamcatcher cosechó críticas pésimas, pero sin embargo posee también defensores, sobre todo desde el sector cinéfago más desprejuiciado. En cualquier caso, nadie parece negarle el ser un producto entretenido con el que resulta difícil aburrirse y con el que se pasan dos horas de diversión sin complicaciones. 


Conexiones de El cazador de sueños con el resto de la obra de Stephen King:

- Los cinco protagonistas son originarios de Derry, Maine, el pueblo ficticio en el que transcurren íntegramente It (Eso) e Insomnia, en parte 22/11/63, y que se menciona en otras como The Tommyknockers.

- Por ello, aparecen lugares, personajes y acontecimientos conocidos de la localidad: el patio de Tracker Hermanos, el arcaico y laberíntico alcantarillado, los Barrens, el «terremoto» que causó la caída del depósito de agua y la destrucción de gran parte de la ciudad... en el lugar donde había estado el depósito, el Señor Gray encuentra una placa con los nombres de los protagonistas de It, el Club de los Perdedores: Bill, Ben, Bev, Eddie, Richie, Stan y Mike. Sobre ella alguien ha pintado a spray «PENNYWISE VIVE».

- Robert Bob Gray era otro de los nombres de Pennywise, el maligno ente alienígena de It.

Donnie Wahlberg como Duddits

- La capacidad extrasensorial que posee Duddits para «ver la línea» es muy similar a la percepción del aura y la «línea vital» de las personas que el insomnio otorgaba al protagonista de Insomnia. Por su parte, el extraordinario sentido de la orientación que obtiene el personaje de Pete recuerda a la que poseía Eddie en It. En conjunto, la interconexión mental entre el grupo protagonista, su comunicación telepática y su intuición aumentada, que en caso de Duddits alcanza la presciencia, tienen fuertes reminiscencias del don sobrenatural presentado por King en El resplandor

- En la primera aparición de Duddits, lleva una camiseta de los Tigers de Derry con el dorsal 19, y se indica que vive en el 19 de Maple Street. El número 19 es recurrente en la obra de Stephen King, apareciendo en muchas de sus novelas, y se relaciona con La Torre Oscura, cuyo grupo protagonista se conoce como el Ka-tet del 19.

- La idea de unos extraterrestres capaces de condicionar e influir en la mente humana la habíamos visto antes en The Tommyknockers. En la adaptación cinematográfica de El cazador de sueños" el aspecto que cobra Duddits durante el enfrentamiento con el Señor Gray es prácticamente idéntico al que poseían los extraterrestres en la versión televisiva de The Tommyknockers, dando tal vez a entender una posible relación (e incluso un conflicto inveterado) entre las dos especies alienígenas. 

- En el texto se citan las localidades de Castle Rock y Salem's Lot y la prisión de Shawshank, otros de los lugares ficticios del universo de King.



Compártelo:

10 comentarios:

  1. Lo leería sólo por Derry, al que le agarre un gran cariño luego de It, pero por lo demás no se me antoja. Los extraterrestres y yo como que no nos llevamos mucho.

    En realidad, creo que se me antoja más Insomnia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que "Insomnia" te gustará, además está estrechamente relacionado con "La Torre Oscura". Y aparece Mike Hanlon como adulto, a través de su diario.

      Eliminar
  2. Guau, que espectacular reseña. Coincido en todo contigo, pensabaa q igual era impresión solo mía, el hecho de q el libro flojea un poco en el aspecto de ser un pelín lioso o poco claaro a veces. Pero me gustó bastante, aunq otras obras de King me hayan gustado mas. Y la peli no me pareció mala, ya q no está mal reflejado el libro en ella. No como otras adaptaciones q no se parecen en nada. Muchos besos.Si te apetece te unvito a ver mi Top 12 del año paasado q lo acabo de publicar, a ver si coincidimos en alguna :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ^^ Creo que la película sufrió más vapuleo del merecido. Vale que no pasará a la historia del cine, pero es entretenida y la factura técnica es buena. En general nos gusta mucho "cebarnos" con las películas, más que con las novelas. Esta, sin ser la mejor de King, es entretenida y da un par de sustos buenos. Me paso por tu blog a leer ese Top 12.

      Eliminar
  3. ¡Buenas!

    Una genial reseña de un libro que leí hace mucho y me gustaría releer en el futuro. No he visto la película, pero veo que tampoco decepciona y quizá le eche un ojo, no lo sé.

    En cuanto al libro, es cierto que he leído muy malas críticas sobre él, pero a mi modo de ver, si la gente no se hubiera enterado de que el autor se estaba rehabilitando, dudo que el misticismo ese de que ser adicto a algo te hace más creativo se hubiese interpuesto... ¡En fin! Como digo, lo leí hace tiempo y no esperaba que fuera de extraterrestres (tema que no me apasiona en cuanto al terror), pero me entretuvo y gustó mucho y creo que además, las grandes bazas de King con la nostalgia por la infancia y sus personajes (me encantaron sobre todo Jonesy y Beaver) sobresalen bastante en la historia, si no recuerdo mal.

    No puedo decir que se me hiciera pesado ni que no sintiera las bajas, porque yo sí lo hice, pero tampoco puedo hablar con mucha más exactitud teniendo en cuenta que hace ya años que no le echo un ojo... Curiosamente, tu reseña me ha dado aún más ganas de leer "Los Tommyknockers" XD


    ¡Saludillos! ♪


    PD: Marlow es un amor ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es un tema interesante: la asociación casi mística entre las adicciones y la creatividad. Nos gusta mucho el malditismo, ya sean el alcoholismo de Hemingway o Faulkner, o los alucinógenos de Philip K. Dick, entre miles de ejemplos. Así que mucha gente relaciona que la década menos inspirada de King viene marcada por su rehabilitación, que dejar su politoxicomanía fue lo que le hizo perder inspiración. Cuando la verdad es que sin esa rehabilitación a lo mejor hoy día ya no estaría vivo. Personalmente opino que en la vida de las personas hay etapas, y no se puede ser genial todo el tiempo, la inspiración viene y va. Además de que, a raíz del atropello sufrido, durante muchos meses apenas podía permanecer sentado más de hora y media, y para eso entre fuertes dolores, lo que le dificultaba la tarea de escribir.

      En cuanto a Marlow, los Pembroke Welsh Corgi son una pasión de King y su familia, y siempre aparecen en fotos de diversas épocas. En la actualidad tiene una perrita corgi llamada Molly y cuelga fotos suyas en Twitter continuamente.

      Eliminar
  4. ¡Hola! Me ha encantado la entrada, soy nueva en blogger, así que me encantaría que te pasases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, quédate porfa.
    http://tintasobrepapelmojado.blogspot.com.es/
    Un beso y muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
  5. Como soy un espíritu más sencillo y adoro a King (si bien me ha provocado unas cuantas decepciones), este libro de igual manera me gustó y tengo el gusto de tenerlo en una preciosa edición en tapa dura. La famosa escena del baño es increíble, de lo mejor de su autor.
    Creo de corazón que la gente es injusta con el filme, el que me parece toda una maravilla...¡Y lo vi dos veces en el cine esa misma semana! (fue cuando lo estrenaron acompañado del corto "El Último vuelo del Osiris" de "Animatrix".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo contigo en que la gente es injusta con la película, Elwin. A mí me gustó, me entretuvo y por momentos me asustó, pues las "comadrejas" o "bichos-caca" son bastante sobrecogedores. Sin ser una obra maestra, está lejos de ser el fiasco total que algunos críticos quieren hacer creer.

      En cuando a la escena del baño, me parece magnífica por cómo está narrada y la tensión que logra. Igualmente me parece excelsa la escena en la que el grupo conoce a Duddits rescatándolo de los matones. Refleja una gran crueldad y a la vez es emotiva.

      Eliminar
  6. Recién abandoné "El cazador de sueños". Tortuoso, sin rumbo aparente. Como ya lo mencionaste, está plagado de referencias a obras anteriores (para mí, en exceso, lo que resulta molesto), y farragoso. Lo dejé a las 300 páginas. Ni los personajes lograron empatía alguna.
    Esta novela la vi como una mezcolanza de lo que escribió hasta el momento, como un intento desesperado por interconectar toda su obra. Me veré la película para saber qué sucedió después. El libro me resultó imposible.
    Un saludo.

    -Mauro Vargas.

    ResponderEliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes