28 de enero de 2016

Canciones literarias

Desde siempre, las distintas formas de arte (la música, la literatura, el teatro, la pintura, el cine...) han sido permeables y se han mezclado, fusionado e influido mutuamente. El cine, la radio y la televisión no se entienden ya sin la música incidental, la misma que acompañó antes a la ópera, la danza y al teatro, ya desde el drama griego. No pocas pinturas inspiraron sinfonías, y de poemas épicos surgieron grandes óperas, mientras que las novelas han sido convertidas a películas, series y cómics (a veces también al revés). Una retroalimentación constante, demasiado compleja para explicar aquí, que enriquece cada arte con elementos de las demás, de forma que todas terminan engrandecidas por igual.  

La forma más habitual de unir música y literatura es musicar un poema, es decir, convertirlo en una canción. Una forma de expresión en la que se han prodigado cantautores como Joan Manuel Serrat, Paco Ibañez o Amancio Prada, y sobre la que realizó una recopilación muy completa el blog Las lecturas de Mr. DavidMore




Mi intención es similar, pero centrándonos más en aquellas canciones que han sido inspiradas o que tratan sobre novelas o personajes literarios. Como hice en las entradas Una banda sonora para la Ciencia-Ficción (esta y esta), he escogido una serie de canciones sin relación entre sí, de estilos y autores muy dispares, y las he listado sin ningún tipo de orden o criterio. No las hay mejores o peores, ni más o menos acertadas. Cada artista y cada banda hacen su interpretación a su manera, y su valoración queda sujeta solo a los gustos de cada uno.

Para comenzar, veremos un listado de quince canciones, y he dejado fuera otras tantas para una posible segunda entrega. Pero lo divertido y más interesante es que vosotros hagáis vuestras aportaciones, para que el resultado final sea colaborativo y refleje las preferencias de todos. Comencemos: 


1) The Cure - Killing an Arab

El primer sencillo de la banda de Robert Smith, publicado en 1978, es una pieza de perfecto estilo afterpunk, con un sonido crudo y áspero, algo cavernoso, y una instrumentación mínima: guitarra y voz, bajo y batería.



Robert Smith se inspiró en la novela El extranjero de Albert Camus, en particular en el momento en el que el protagonista mata a un árabe en una playa. El verso Staring at the sea sirvió como título a un recopilatorio de éxitos de la banda.

The Cure tuvo bastantes problemas para interpretar esta canción y distribuirla en determinados países, por sus poisbles interpretaciones racistas. Más tarde, Smith la reinterpretó como Kissing an Arab, y actualmente, por la mayor susceptibilidad de nuestra época, como Killing Another. [Letra]


2) Pedro Guerra - Peter Pan

El cantautor canario dedicó una canción al inmortal personaje de James Mathew Barrie, incluida en su disco "Golosinas" de 1995.



Con su estilo delicado, casi frágil, y su sensibilidad hacia la poesía (que explica ampliamente en este vídeo), Pedro Manuel Guerra refleja la dimensión más triste y patética de Peter Pan, tal como aparece en la novela de Barrie: su inmadurez, su inconsciencia, su egoismo, su falta de empatía hacia los sentimientos de los demás. Y, en especial, su falta de compromiso y su incapacidad de establecer relaciones sentimentales estables. Un mal de nuestro tiempo que la psicología bautizó, con bastante acierto, como Síndrome de Peter Pan. [Letra]

[Por cierto, amigos de Iberoamérica que leáis esto, podéis escuchar el acento canario, tan similar al de algunos lugares del Caribe y tan distinto de cualquier otro acento español]


3) Kate Bush - "Wuthering Heights"

La primera canción de Kate Bush, editada en 1978, supuso una conmoción por el estilo histriónico y teatral de la artista, que puso sus estudios de interpretación y mímica al servicio de una puesta en escena muy visual y de una voz atiplada reconocible al momento.



La carrera de Kate Rush fue después bastante irregular, con discos elogiados y otros acribillados por la crítica, y con larguísimas temporadas de inactividad. Pero dejó esta revisión del gran clásico de la literatura británica y única novela de Emily Brönte, que retrata la atormentada relación de Kathy y Heatcliff, y la crueldad de la que éste era capaz para con su amada. [Letra]

Como curiosidad, hay dos videoclips de la canción: el del vestido blanco y el del vestido rojo.


4) Led Zeppelin - Ramble On

Gustos y consideraciones aparte, los Led Zep son la más grande y más icónica banda de Hard-Rock británico de la Historia, representando tanto la mitomanía del rock como lo peor de sus excesos de arrogancia y grandilocuencia. 



Una de sus señas de identidad, a medida que avanzaba su discografía fueron sus letras de inspiración poética, huyendo de los lugares comunes tratados por el rock hasta el momento. Una temática a la que acudieron fue la obra de su paisano J.R.R. Tolkien. Son varias las canciones que tratan sobre sus novelas, pero la más evidente es esta Ramble On, que cita textualmente las profundidades de Mordor y a Gollum, y que leyendo entre líneas, narra la pasión de Aragorn por Arwen.  [Letra]


5) Blind Guardian - Lord of the rings

Los reyes del Power Metal alemán darían para una entrada propia, pues sus canciones han hablado de Dune de Frank Herbert (Traveller in tim), del Campeón Eterno de Michael Moorcock (The Quest For Tanelorn), de The Tommyknockers de Stephen King o de La rueda del tiempo de Robert Jordan (Ride into Obsession y Wheel of Time).



En su octavo disco, Blind Guardian unieron dos de las pasiones del Heavy Metal épico: la fantasía heroica y los álbumes conceptuales. Un álbum completo, con once canciones y once interludios instrumentales. Nightfall in Middle-Earth, publicado en 1998, se basa integramente en El Silmarillion, pese a que problemas legales con los herederos de Tolkien les impidieron usar nombres y personajes de la misma. La portada, de su colaborador habitual Andreas Marschall, muestra el momento en que Beren roba un Silmaril a Morgoth mientras Lúthien lo distrae cantando. 

Pero ahora veremos una de las canciones de su disco Tales from the Twilight World, de 1990, donde además de varias de las arriba enunciadas, se contiene esta Lord of the Rings, de la que publicaron varias versiones: aquí la escuchamos con arreglos orquestales. [Letra]


6) Los Nikis - La naranja no es mecánica

Una de las banda más recordadas de la movida madrileña, lo es precisamente porque rompió en gran medida con la misma: ni sintetizadores, ni estética posmoderna ni canciones de dudosa calidad musical. Canciones divertidas, letras ocurrentes y mucho hazlo-tu-mismo, pero con un sonido guitarrero de estilo punk-rock que les valió el apodo de Los Ramones de Algete.



En esta La naranja no es mecánica, publicada en 1986 en su disco Marines a pleno sol, cantan a Alex, el protagonista de la distopía de Anthony Burgess, usando su mismo jerga (moloko, tolchoquear, hermanito...) e incluso recordando su enfermiza pasión por la música de Beethoven. El autor del vídeo fanmade ha usado imágenes de la enfermiza (y fiel) adaptación fílmica de Stanley Kubrick. [Letra]


7) Carlos Nuñez - Capitán Nemo

Ni la madera de eucalipto, ni el granito ni la carne de ternera. La gran exportación de Galicia, de la que más orgullosos podemos sentirnos, es la música celta, con la gaita como buque insignia. Entre el ejército de solistas y bandas que llevan nuestra aportación al folk por el mundo adelante, se encuentra el gaiteiro Carlos Nuñez.



Cantada por el (ya fallecido) Ronnie Drew, carismático miembro de The Dubliners, Capitán Nemo recuerda la visita que el inmortal personaje de Julio Verne realiza a la bahía de Vigo en Veinte mil leguas de viaje submarino para abastecerse de ingentes cantidades de oro y plata en los pecios de los galeones españoles hundidos durante la Batalla de Rande. Vigo, ciudad natal de Carlos Nuñez, y su cercana Redondela homenajean al padre de la Ciencia-Ficción con sendas estatuas. [Letra]


8) Ramones - Pet Sematary

Si hay una relación estrecha entre literatura y música rock, es la que mantuvieron el Rey del Terror y la banda neoyorquina de punk The Ramones, tal vez la más grande que ha dado el género, al menos la que más impronta ha dejado. Stephen King, rockero de pro (tuvo su propia banda, The Rock Bottom Remainders, compuesta íntegramente por escritores), es una apasionado de esta formación (cuyos cuatro miembros originales. Joey, Johnny, Dee Dee y Tommy, han fallecido ya), que aparece referida en varias de sus novelas.



Pet Sematary fue un encargo específico de King para la banda sonora de la adaptación cinematográfica de su novela Cementerio de animales (En España la cinta se retituló El cementerio viviente). En el libro, el protagonista se registra en un motel como Dee Dee Ramone y, totalmente desquiciado, se anima a sí mismo repitiéndose el Hey Ho, Let's Go con el que The Ramones comenzaban su himno Blitzkrieg Bop. En la película, el camionero que atropella al pequeño Gage Creed va escuchando (y cantando) Shenna is a Punk Rocker, otro tema estrella de la banda. Pet Sematary puede encontrarse en el álbum Brain Drain de 1989. [Letra]


9) David Bowie - Absolute Begginers

Y otra banda sonora, compuesta e interpretada por un icono del rock, recientemente fallecido: David Bowie. La cinta adapta la novela Absolute Beginners, de Colin McInnes, publicada en 1958, y titulada en España Principiantes. Una historia sobre el Londres de finales de los años 50 y de la emergente cultura juvenil que terminaría por cuajar en el movimiento Mod.



Se dice que los músicos que participaron en la banda sonora ignoraban que iban a trabajar con Bowie cuando fueron contratados, pero la química debió ser buena porque la grabación se realizó muy rápidamente, y más tarde, varios de esos mismos músicos grabarían también la versión que Bowie y Mick Jagger hicieron de Dancing in the Street de Martha and the Vandellas.

La película, dirigida por Julien Temple y estrenada en 1986, fue un fracaso de crítica y taquilla, pese a la fuerte promoción y a contar con apariciones del mismo Bowie, Sade o Ray Davies (de The Kinks). Pero la novela, con su Londres bullendo de jóvenes, jazz, drogas, tugurios, ropa elegante y scooters italianas, sigue siendo la biblia Mod. [Letra]


10) Los Sencillos - No toques a mi amigo

Seguimos con Principiantes de Colin McInnes. Hablamos de su influencia en la cultura Mod y su iconografía, su estética, su mentalidad... lo veremos a través de una banda española, hoy desaparecida, que comenzó siendo un conjunto estrictamente mod y fue derivando a un sonido hacia sonidos más pop con ramalazos funk y disco. 



La letra de No toques a mi amigo hace referencias explícitas a la novela, a su protagonista (que es quien canta la canción «mi cámara dispara atrapando imágenes...». El narrador de Principantes es fotógrafo de pornografía), su autor y sus personajes: el Hoplita, Crêpe Suzette, la Debutante, Mister Excelso... 

Aún podríamos hablar de Suzette, de Los Flechazos, centrada en ese personaje de Principiantes, pero la dejaremos para otra ocasión. 


11) La Unión - Lobo hombre en París

Gustarán más o menos, pero los españoles La Unión (o La Uniøn), que sigue en activo desde 1984, ha vendido más de dos millones de discos. En el primero, Mil siluetas, editado precisamente en 1984, se incluía esta canción inspirada en el relato El lobo-hombre (Le Loup Garou), del francés Boris Vian, publicado en 1947.



Era la época del New Wave y de su subgénero el New Romantic, y se tenía que notar en la producción y el sonido del disco, y no menos en la éstetica de la banda. El videoclip, rodado en blanco y negro, muestra influencias de la Nouvelle Vague francesa, y acompaña a la letra de forma bastante acertada. [Letra]


12) The Police - Tea in the Sahara

Antes de dedicarse a la música, Sting fue profesor de literatura inglesa, y no son pocas sus canciones, con The Police o en solitario, las dedicadas a obras literarias.



Incluida en su último disco, Synchronicity, editado en 1983, Tea in the Sahara trata sobre la novela El cielo protector, de Paul Bowles, escrita en 1949.

El video fanmade que aquí vemos está montado con imágenes de la adaptación cinematográfica de 1989, dirigida por Bernardo Bertolucci, protagonizada por Debra Winger y John Malkovich, con una fotografía magistral de Vittorio Storaro, que refleja toda la calidez del norte de África. [Letra]


13) Metallica - One

Otra combinación libro-película, con la particularidad que uno y otra fueron realizados por la misma persona: Dalton Trumbo, que escribió la novela (1939) y dirigió su adaptación fílmica (1973).

Porque One, el tema que Metallica, una de las bandas de trash metal más grandes del globo, incluyó en su disco ... And justice for all, de 1988, está inspirado en la novela-película Johnny cogió su fusil.



Por ello relata, en primera persona, la experiencia de un hombre que despierta en una cama de hospital, amnésico y conectado a máquinas de soporte vital, para ir recordando poco a poco que la explosión de una mina terrestre le hizo perder las piernas, los brazos, el habla, el oído y la vista, por lo que expresa su deseo de morir.

Fue la primera canción de Metallica en contar con videoclip, que en su versión más conocida (pues hay tres diferentes) alterna escenas de la película con otras de la banda tocando en una nave industrial vacía, rodadas en blanco y negro. [Letra]


14) Mike Olfield - Let there be light

Otro álbum conceptual, de uno de los artistas más reconocibles de la música New Age. Olfield es un apasionado de la tecnología y de todo lo sirva para innovar y experimentar en la música, hasta el punto que las guitarras, antes elemento central en su música (es un guitarrista muy competente) fueron quedando, disco tras disco, relegadas a un papel secundario en favor de los samplers y los arreglos electrónicos.



En 1994 publicó Songs of the distant Earth, inspirado en la novela de Arthur C. Clarke Cánticos de la lejana Tierra, de 1986. En ella, Clarke narra como una enorme nave espacial, la Magallanes, transporta a los supervivientes de la destrucción de la Tierra, un millón de personas criogenizadas, en busca de un nuevo mundo donde asentarse. En su camino, harán escala en Thalassa, un planeta cubierto por completo de agua, salvo un pequeño archipiélago, en el que pervive una comunidad humana, fruto de los primeros viajes espaciales de colonización realizados por la Humanidad. 

Este Let there be light es el segundo corte del disco y el que se editó como single. 


15) Iron Maiden - To Tame a Land

Los más grandes de Heavy Metal británico, los ya históricos Iron Maiden, han dedicado, a lo largo de sus cuarenta años de carrera, varias de sus creaciones a distintos libros y películas. Y parece que Steve Harris, bajista y compositor principal de la banda, era un apasionado del universo literario de Frank Herbert, pues To Tame a Land está dedicada a su obra magna: Dune.



Incluida en su álbum de 1983 Piece of Mind, y con el estilo épico propio de la banda, la canción trata sobre Paul Atreides, su origen en Caladan y su destino de convertirse en Muad'Dib,el mesías de Arrakis, en el Madhi del pueblo del desierto, y por supuesto en el Kwizatz Haderach.

La anécdota cuenta que Steve Harris quiso titularla Dune, pero que cuando contactó con el agente literario de Frank Herbert, éste le respondió que no era posible, pues a Frank Herbert «no le gustaban las bandas de rock. Particularmente, las bandas de heavy rock, y en especial las bandas como Iron Maiden». Parece que la admiración no era mutua. [Letra]


Por el momento veremos hasta aquí. Ahora espero vuestras sugerencias y aportaciones para continuar la lista, que seguro que hay cientos de canciones que conozcáis y que queráis compartir con otros lectores.

Continúa leyendo en la siguiente entrada.


Compártelo:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes