16 de diciembre de 2015

Blackwood: piel y huesos - Jaume Vicent

Sinopsis: Bernard Clarke es un escritor en horas bajas, lleva un tiempo retirado en el pequeño pueblo de Blackwood. Atrapado en una espiral descendente, está atravesando una crisis creativa, por lo que hacer una excursión con un experto senderista y su hijo le parece la mejor de las ideas… hasta que una espectacular nevada les sorprende y desaparecen.

Blackwood, que siempre ha sido un pueblo tranquilo en apariencia, se ve alterado por la llegada de Loraine, la exmujer del escritor, al que busca fervientemente. Además, el sheriff Cavanaugh tendrá que lidiar con otro visitante indeseado, un yonki al que se busca en todo el estado por cargos de robo y asesinato: Steward Allan Granjer, que ha llegado hasta el tranquilo pueblo buscando escapar de la policía que le está dando caza.

Todo converge cuando Bernard Clarke regresa en un estado lamentable y con evidentes signos de congelación. Pero no ha vuelto solo: algo siniestro y antiguo pretende aflorar. Algo que acecha en los viejos bosques y que llevaba años dormido. Algo que necesita saciar su hambre.




"Blackwood: Piel y huesos", publicada por Pulpture Ediciones, es una novela de género fantástico, terror sobrenatural y misterio, en la que Jaume Vicent trata la figura mitológica del Wendigo, y lo hace homenajeando al autor que la recuperó para la era moderna: Algernon Blackwood, quien publicó en 1909 el relato "El Wendigo". Posteriormente, el Wendigo sería incluido en los Mitos de Cthulhu por August Derleth en su relato "Ithaqua", pasando a engrosar la lista de horrorosos seres lovecraftianos. 

Así, Blackwood será tanto el título de la novela como la ficticia localidad en la que transcurren los acontecimientos de la misma. Porque "Blackwood: piel y huesos" es una novela de terror ambiental, en la que la atmósfera de una pequeña localidad aislada en los gigantescos bosques del norte de los Estados Unidos es tan protagonista como los (escasos) personajes que conforman el reparto.

Antes de continuar, recordemos que el Wendigo es una figura mitológica propia de las leyendas de los indios algonquinos, cuyos territorios se extendían por lo que hoy es Nueva Inglaterra y la Bahía de Hudson, en Canadá. Es un ser malévolo y de gran poder, descrito unas veces como una criatura humanoide de rasgos bestiales, y otras como un ser incorpóreo o como el viento que ulula en las copas de los árboles. Siempre famélico (se le suele representar escuálido y con la osamenta marcada), simboliza el tabú del canibalismo, y se asocia con los impulsos primitivos que llevan a las personas aisladas en el bosque a la locura y, en la desesperación, a recurrir a esta práctica en los inviernos especialmente crudos y rigurosos. El mito del Wendigo tiene una gran presencia en la cultura de masas, apareciendo en novelas como "Cementerio de animales" de Stephen King, películas como "Ravenous" o "Escalofrío", o videojuegos como el reciente "Until Dawn".

Jaume Vicent [fuente: Facebook de Pulpture]

Lo primero que cabe destacar es que "Blackwood: piel y huesos" no es tanto una novela pulp como una historia de terror fantástico y sobrenatural en la línea de autores de cabecera como Stephen King (se incluyen referencias a "Cujo" -"aquel San Bernardo loco de la película"- y a la prisión de Shawshank], Peter Straub o Dean R. Koontz, combinado con la explicitud de Clive Barker, rayana en el gore por momentos.

La historia en sí es sencilla, y como dijimos articulada con pocos personajes y escenarios. Cinco personajes principales, unos cuantos secundarios y un escenario pequeño es todo lo que Jaume Vicent necesita para servir una historia de terror efectiva, narrada con ritmo y con pulso y, lo más importante, logrando fácilmente la suspensión de incredulidad. Las localizaciones y los personajes nos resultan tan familiares y tan vívidos que la impostación es perfecta, pues los conocemos de tantas novelas y películas de ambientación similar que tenemos en nuestro haber. Los personajes están cuidados y elaborados con solidez, tanto Steward Alan Granjer, "Gran Filósofo y Eminente Yonki", como Vincent Cavanough, el clásico sheriff de pueblo, como los tres Sabios, entrañables en su costumbrismo. Igual ocurre con el escenario, los extensos bosques de coníferas y las montañas entre el norte de los Estados Unidos y el sur del Canadá, con sus lagos, sus minas y explotaciones madereras abandonadas, sus lugareños con chalecos de caza, gorra y camisa de leñador, y sus pequeñas localidades sin secretos que tan fácilmente se quedan aisladas por las nevadas. Un lugar perfecto para el horror, para la angustia de verse lejos de la civilización y para que el Wendigo, el que corre sobre las ramas, disponga de víctimas con las que saciar su hambre.

Algernon Blackwood

"Blackwood: piel y huesos" es una novela coral, en la que los diversos caracteres se reparten el protagonismo. El peso va gravitando entre ellos, pues lo primero a considerar es que Bernard Clarke no será el héroe, sino el villano, una vez el espíritu del Wendigo se apropie de su cuerpo. Aquí cabe mencionar lo apropiado del subtítulo (piel y huesos), tanto por la truculenta descripción del desafortunado Bernard, un cuerpo ennegrecido por la congelación, tumefacto y deforme, de aspecto bestial, con el que Jaume Vicent logra provocar un horror muy gráfico, muy sugerente, como por la sensación de hambre inaplacable que transmite el Wendigo-Bernard, un ser cruel, calculador y maquiavélico que conduce a la locura, como aquello que encarna: el viento que corre incesante entre los árboles con un ulular fantasmal.  

Dijimos que el argumento es sencillo, y no es especialmente original, pero creo no es esa la intención de Jaume Vicent. Lo importante es la atmósfera lograda, y escribir una novela sólida, sin fisuras, donde cada elemento (personajes, escenario, trama) encaja para que el resultado sea contundente. En particular, el autor profundiza en la trayectoria vital de Steward Alan Granjer, dándole entidad y convirtiéndolo, tal vez, en el personaje más atractivo de la novela. 

En lo literario, el lenguaje es sencillo pero cuidado. Los diálogos resultan naturales, fluidos, y de nuevo cada actor tiene su propia voz. Las descripciones, siendo breves, son suficientemente claras, y resulta sencillo realizarse composiciones de lugar, lo que incluye las abundantes escenas de acción. La parte formal es correcta, con una distribución del texto y una puntuación que permiten la lectura cómoda. Solo se podrían achacar muy escasas faltas de ortografía aquí y allá. Comentar que el ritmo de lectura es elevado, y la novela, dividida en 18 capítulos numerados con guarismos romanos, puede terminarse en unas horas. 

"Blackwood: piel y huesos" me ha gustado, y mucho. Me ha gustado por su temática (la leyenda del Wendigo es fascinante) y por transcurrir por caminos y paisajes conocidos, que aunque trillados invitan a volver una y otra vez. Por recordarme tanto a la obra de autores dilectos como Stephen King o Peter Straub. Por sus reminiscencias lovecraftianas. Porque está escrita con oficio y sin trampas ni piruetas narrativas. Porque es divertida. Porque me la imagino como una película de Serie B. Porque me gusta pasar miedo, y tiene escenas inquietantes (y estomacantes) como cadáveres a medio devorar o Bernard comiéndose un perro o una mano. Es, en resumen un acierto para Pulpture y un buen trabajo de Jaume Vicent. 


Ficha técnica:


Blackwood: Piel y Huesos.
Jaume Vicent
Editorial: Pulpture
Colección: Fobia
Formato: rústica con tapas reforzadas y plastificadas, 19x12cm
ISBN: 9788494347023
Fecha publicación: Diciembre 2015
Precio: 15€

Enlaces de interés:


Ficha del libro en la web de Pulpture, donde puede adquirirse
"Blackwood" en Lektu, en formato digital sin DRM. El precio lo marca el comprador. 
Pulpture en Facebook y en Twitter
El autor en Facebook y en Google+ 
Perfil de Jaume Vicent en Moon Magazine
Excentrya, blog de Jaume Vicent
Texto sobre "Blackwood" en Excentrya, del propio autor
Mala Sangre, columna del autor en Ánima Barda.
Test ¿"Qué personaje de Blackwood eres"?

Compártelo:

6 comentarios:

  1. Buenos días!
    En primer lugar muchas gracias, me has sacado los colores. Creo que no hay nada mejor para un escritor que el saber que su novela gusta a los lectores, creo que es lo más importante, al margen de lo que puedan ser críticas, lo principal es eso, que guste.
    No podría estar más de acuerdo en todas tus lecturas sobre el libro, es un libro para entretener, para que tengas una lectura entretenida y que la disfrutes, sin más. Es un cuento de miedo de esos que cuentas a tus amigos de noche para pasar el rato y asustar a las chicas.
    Muchas gracias, de nuevo! Me alegra mucho de que te haya gustado!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jauma, muchas gracias a ti por tus palabras y por tu visita. La novela en realidad me ha gustado, y el objetivo de entretener está cumplido ampliamente. Creo que cualquier aficionado al terror y a la obra de Stephen King y otros como Peter Straub o Clive Barker la disfrutará a lo grande. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Me encantan las historias de escritores aislados. Me apunto este libro para la lista de los Reyes!!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta te gustará sin duda, pues precisamente el aislamiento y la atmósfera agobiante son el núcleo de la narración. Tiene una fuerte impronta de Stephen King, tanto en el estilo como en el argumento, y se nota la influencia del rey del terror y otros autores afines.

      Eliminar
  3. ¡Buenas!

    Tiene muy buena pinta :D En un principio me recordó a un capítulo de "Terror en estado puro" (Fear Itself), creo que se llamaba "Estar en los huesos" e iba de lo mismo en cuanto a extraviarse en las montañas y volver con el wendigo. Aquel episodio me gustó y la novela que comentas me ha llamado por recordarme en cuanto a la trama y porque la dejas muy bien con tu reseña :] Quizá le eche un ojo en el futuro.

    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Me temo que no conozco la serie (últimamente no soy muy de tele) pero este tipo de historias, de personas aisladas en entornos salvajes, siempre me han gustado, y más si entran en juego cuestiones sobrenaturales, como el Wendigo. Cómo nos gusta pasar miedo y angustia! :D Saludos!!

      Eliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *