18 de agosto de 2015

El todopoderoso Shikaku - Naoko Tanigawa


Título: El todopoderoso Shikaku (O-Shikaku-sama)

Autora: Naoko Tanigawa. Fue redactora freelance en varios periódicos y revistas, escribiendo artículos sobre temas tan dispares como los caballos o la moda femenina. En el 2012 ganó el prestigioso premio Bungei, que concede la editorial Kawade, por este O-shikaku-sama ("El todopoderoso Shikaku"), consolidándose como escritora de ficción. Sus primeros artículos se recopilaron  bajo los títulos Keiba no kuni no Arisu (algo así como "Alicia en el país de las carreras de caballos"), de 1991, y O-yofuku wa ureshii (más o menos "La ropa me hace feliz"), de 1994. Nació en 1960 y vive en las islas Gōto. 

Año de publicación: 2012 en japonés, 2015 para esta traducción al castellano. 

Género literario: Drama, Narrativa Contemporánea, Humor, una forma de Neorrealismo, un poquito de Realismo mágico.

La editorial Chidori Books, en un ejercicio de valentía, se ha especializado en publicar en castellano grandes obras de la literatura japonesa, clásicas primero y ahora también contemporáneas, como esta que hoy vemos. Traducen directamente del japonés, labor compleja en cuanto a la traducción se debe sumar el acercamiento de una cultura tan lejana y diferente de la nuestra. Como es habitual en las editoriales independientes y en justo reconocimiento de su mérito, el nombre del traductor, Héctor Tortajada Bernal, consta en portada bajo el de la autora.


Vaya por delante, antes de comenzar, que soy un total ignorante de la literatura japonesa (ni tan solo he leído a su primer espada contemporáneo, el eterno candidato al Nobel Haruki Murakami) y de su cultura, tan cara y fascinante para muchos, en especial los más jóvenes. Como todos, crecí con los estereotipos sobre los japoneses y su sociedad: eficientes y aplicados, silenciosos, discretos, educados, pulcros, cívicos, ceremoniosos y respetuosos hasta el extremo con la tradición, a la vez que siempre en vanguardia de la innovación tecnológica. 

Leyendo "El todopoderoso Shikaku", y a raíz de ello investigando un poco, descubro que en Japón se considera de mala educación hablar de dinero. Las conversaciones jamás deben girar en torno a él: a quien hable sobre dinero se le considera una persona avara, sucia y de mal gusto. El dinero es casi un tabú: dejar propina es un insulto y los billetes y monedas se manipulan ocultándolos de la vista. Por ello, y como veremos, "El todopoderoso Shikaku", para la mentalidad japonesa, puede resultar escatológico y hasta obsceno por momentos.

Sin embargo, y a mi juicio, Naoko Tanigawa no desea escandalizar ni disgustar, sino mover a la reflexión sobre un tema que debería ser cotidiano por su mera existencia, por su omnipresencia en la vida de las personas. El dinero mueve el mundo, simplemente. Aquí y en Japón.

Los cajeros, altares del dios Shikaku.

Lo primero que conviene destacar de "El todopoderoso Shikaku" es su curiosa estructura narrativa. Carece de capítulos, encabezamientos o divisiones de ninguna clase. Es una novela polifónica, en la que cinco personajes se turnan en la narración en primera persona, resultando un mosaico de los cinco puntos de vista sobre una misma historia. Historia que comienza in media res, sin introducción, y que va ofreciendo la información sobre los antecedentes a medida que transcurre. Es decir, no sigue el clásico esquema introducción-nudo-desenlace. Entre cada escena solo hay un salto de línea, y puesto que no indica con ningún epígrafe qué personaje está narrando, lo deducimos al leer las primeras líneas de su texto. Naoko Tanigawa otorga a cada personaje su código, su propia manera de expresarse, que se percibe sobre todo en el léxico, que Héctor Tortajada ha trasladado a expresiones propias del castellano de España ("está fetén", "Te estás mosqueando", "Me quedé a cuadros...").

Ambientada en Japón en 2011, sobre el que pesa de manera ominosa la consternación y el dolor causados por el terremoto y su derivado tsunami de Tōhoku, narra la vida de una familia y la irrupción en sus vidas de Shisaku, el dios del dinero, una deidad de nuevo cuño cuyo culto se propaga a través de Internet y promete multiplicar las ganancias económicas de sus fieles. 

Los miembros de la familia protagonista y narradores alternos son: Yōko, la madre. El padre, cuyo nombre no se cita, profesor jubilado. Asami, la hija menor, asistente social, casada y con una hija adolescente, , que ha decidido no comer carne por compasión hacia los animales. y Minami, la hija mayor, que tras divorciarse ha permanecido diez años encerrada en casa, víctima de una profunda depresión, medicada y con graves problemas psicológicos, que subsiste escribiendo frívolos reportajes de prensa y falsas opiniones de compradores en tiendas online. Minami podría ser en cierto modo un trasunto de la propia Naoko Tanigawa, al menos comparte con ella la ocupación de escribir artículos sobre caballos y otros temas poco trascendentes.

Las diferentes loterías japonesas tienen su lugar en la novela

Todo comienza cuando Yōko sospecha que su marido podría estar engañándola, pese a que ambos median la setentena. Cuando pide a sus hijas que lo sigan, éstas descubren que se reúne cada día con cuatro mujeres de mediana edad, que lo han tomado por un enviado de su dios, Shikaku, la deidad del dinero. Él, hombre de mentalidad tradicional, desprecia el dinero, e intenta que las mujeres entren en razón y abandonen su extravagante credo, pero la historia se complicará cuando su propia hija Minami se vea enredada en esa nueva religión.

Como refiere la novela, Shikaku significa cuadrado, rectangular o, por extensión, cualquier cosa con cuatro esquinas (existe un popular pasatiempo japonés con ese nombre). Por tanto, hace referencia a la forma de los billetes. El culto a Shikaku se difunde a través de una página web, que cada día informa de qué cajeros automáticos serán "templo con subida de nivel temporal", purificando los billetes que se introduzcan en ellos y sirviendo como lugar de oración. De igual modo, la web vende amuletos en blanco, papeles del tamaño de un billete, que cuestan diez mil yenes (en el momento de escribir esta entrada, 10000 yenes son 72,40 euros).

En evidente para cualquiera un poco juicioso que el culto a Shikaku es un timo en toda regla. Quinientos yenes (3,62€) cada vez que se entra en la página y diez mil por un papel en blanco así lo demuestran. Pero la reflexión de Naoko Tanigawa se centra más en la presencia social del dinero, el uso final que se le da y la imagen que transmite de las personas.

Un salón de Pachinko, las tragaperras japonesas

Veamos: con el tsunami de Tōhoku como fondo, una conversación se repite varias veces en la novela. ¿Qué cantidad de dinero es adecuado donar a las víctimas del terremoto? ¿Mil yenes, diez mil, cincuenta mil? ¿Es más importante el montante o la mera voluntad de ayudar? En un charla entre Minami y su sobrina, concluyen que está feo preguntar. Minami es abordada en una sala de pachinko por un joven que recauda dinero para la causa y ella le reprende por pagarse un café con parte de la colecta, para que él después la abata confesándole que ha recaudado más de un millón de yenes y donado personalmente doscientos cincuenta mil. En resumen, dinero sobre la mesa, algo que como reflexiona Minami, personaje central de la novela sin duda, no debería ser vergonzante.

Pero si lo es, entonces la escena del viejo profesor y sus cuatro alumnas observando con lupa un billete y sus peculiaridades puede resultar casi pornográfica para un lector japonés. Hay algo obsceno en cuatro personas manifestando abiertamente su pasión por el dinero y su obsesión por el ahorro. La autora lo compensa con momentos de humor, resultando una novela equilibrada en cuanto a su tono, en la que Taniwaga muestra la suficiente autoridad narrativa para hacerla creíble.


Las idol AKB48, en una de sus múltiples formaciones

Por otra parte, contiene numerosas referencias a elementos culturales japoneses, tanto tradicionales como populares o relativos a la cultura de masas: marcas comerciales, mascotas kawaii como Kumamon, alimentos comunes y la aparición del fenómeno idol AKB48, que tendrán un papel relevante en la trama. El libro incluye un amplio glosario de términos para aquellas palabras o conceptos no trasladables al castellano. 

"El todopoderoso Shikaku" no es muy extensa, y se lee rápidamente. Su mayor interés es acercar una cultura lejana y reflexionar desde su punto de vista sobre cuestiones como el dinero, la religión, el medio ambiente, el respeto a los animales, la depresión y los trastornos alimentarios, el matrimonio o la herida abierta por el terremoto de Tōhoku y subsiguiente catástrofe humanitaria. Puede resultar chocante para algunos su falta de estructura narrativa o su reparto desigual del peso entre los diferentes personajes, pero en resumen es una obra interesante, y una buena forma de acercarse a la literatura japonesa contemporánea. 



Dónde conseguirlo:

"El todopoderoso Shikaku" está disponible únicamente en formato electrónico (.epub o .mobi), y puede comprarse en la propia página de la editorial,  por 7,65€, o en Amazon por el mismo precio.

Enlaces de interés:

Booktrailer en Yutube
Ficha en Goodreads

Página de Chidori BooksFacebookTwitter y Google Plus

Otras reseñas y notas de prensa: 

Koratai
Libros y literatura
El peso del aire
30 de diferencia
Japaes
Books from Japan

Ficha Técnica:

Naoko Tanigawa
Traducción: Héctor Tortajada Bernal
Idioma: Castellano
Formato: ePub, mobi
ISBN (ePUB) 978-84-943351-8-1
ISBN (mobi) 978-84-943351-9-8
Precio: 7,65 € IVA incluido

Compártelo:

2 comentarios:

  1. Siempre ando a la caza de libros de autores japoneses, es una cultura que me interesa mucho, y mira tú, no sabía esto del dinero. Me lo apunto y gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la visita :) Yo por el contrario no estoy nada puesto en la literatura ni la cultura japoneses, pero como acercamiento ha sido una lectura muy satisfactoria. Saludos!

      Eliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes