9 de agosto de 2017

Mecanoscrito del segundo origen: el simbolismo postapocalíptico de Manuel de Pedrolo

Resumen: Un ataque extraterrestre ha exterminado a la especie humana. Dos jóvenes supervivientes, Alba y Dídac, deberán aprender a vivir entre las ruinas del mundo que conocían. Su odisea será un nuevo Génesis, convirtiéndose en unos modernos Adán y Eva y construyendo el segundo origen de la humanidad.



Publicada en 1974, Mecanoscrito del segundo origen (Mecanoscrit del segon origen) es obra de Manuel de Pedrolo, escritor que desarrolló toda su carrera en catalán. Practicó la narrativa, la poesía y el teatro. Anarquista desde la Guerra Civil (donde se afilió a la CNT-FAI), padeció la censura durante el régimen franquista, tanto por sus ideas políticas como por su catalanismo. Fue también traductor y corrector de textos. Su obra se ha traducido a más de veinte idiomas y una Fundación lleva su nombre.

La traducción al castellano es obra de Domingo Santos. Fue traducida al gallego por María Victoria Moreno

Mecanoscrito del segundo origen, escrita originalmente en catalán y traducida a siete idiomas, es uno de los libros más vendidos en lengua catalana desde su publicación, y posiblemente la novela de Ciencia-Ficción española más popular. Por lo menos, la más reeditada. No son pocos los que afirma que, de haber sido escrita en inglés, y haber nacido su autor en los Estados Unidos o Gran Bretaña, estaríamos ahora ante uno de esos grandes clásicos de la Ciencia-Ficción reconocidos como imprescindibles.



Es una novela de Ciencia-Ficción blanda de argumento distópico y de carácter dramático, con un fuerte simbolismo, que se inscribe en la tradición de las historias post-apocalípticas.


Tres son los factores a tener en cuenta para entender la singularidad de Mecanoscrito del segundo origen. El primero, estar escrita en catalán, una lengua que entonces no tenía carácter oficial. El segundo, ser obra de un autor silenciado y censurado de manera habitual por el régimen franquista (agonizante ya en 1974), y que pese a su prolijidad se vio acallado no pocas veces por razones tan peregrinas como «lenguaje indecoroso».

Y el tercero, ser una novela de Ciencia-Ficción que buscaba entidad literaria y peso específico, más allá de la Space Opera de puro entretenimiento y carácter popular de la Ciencia-Ficción española, representada principalmente por (muy meritorios) titanes del kiosko como Pascual Endíganos (George H. White), Fernando Cabedo, Clark Carrados (Luis García Lecha) o José Mallorquí (sí, el de El Coyote), con la misma intención de trascender que tuvo Tomás Salvador con su insigne La Nave

Si La Nave se ubicaba en el subgénero de nave generacional, Manuel de Pedrolo insertó su novela en la tradición de la Ciencia-Ficción post-apocalíptica, siguiendo a precedentes como La Tierra Permanece de George R. Stewart, El día de los trífidos de John Wyndham o El mundo sumergido de J. G. Ballard, con las que comparte sin duda elementos y líneas argumentales. 


Todo comienza un día en el que la Tierra, sin aviso previo ni motivo aparente (bueno, las razones se conocerán al final del libro), es atacada por unas naves extraterrestres, que en apenas unos segundos (y poco más de una página) exterminan a la práctica totalidad de la especie humana y del resto de mamíferos, empleando un arma basada en ondas de un poder incalculable (Pedrolo no se detiene en explicaciones técnicas ni en buscar el rigor científico, son cuestiones prescindibles aquí). En la pequeña (y ficticia) localidad catalana de Benaura se salvarán dos niños, Alba y Dídac, por hallarse bajo el agua durante el ataque. Dídac, que es mulato, por haber sido arrojado a una alberca por dos jóvenes, «porque es negro». Alba, por haberse sumergido para salvarlo de morir ahogado. 

Ambos, Alba de catorce años y Dídac de nueve, deberán sobreponerse al trauma de ver morir a sus seres queridos y asumir que son los únicos supervivientes, tras lo cual comenzarán una adaptación a su nueva realidad, buscando un lugar para vivir, alimentos, fuentes de luz y calor, abrigo, medios de locomoción y medicamentos, y formándose leyendo numerosos tratados de mecánica, agricultura, medicina... 

A medida que ganan seguridad en sí mismos amplían su radio de acción, primero por Cataluña, llegando a visitar las ruinas de Barcelona, y después por el Mediterráneo a bordo de un barco, alcanzando el sur de Italia. En su periplo encontrarán otros supervivientes y desarrollarán la conciencia de ser la última esperanza de nuestra especie y su obligación de repoblar la Tierra, teniendo un hijo llamado Mar.  


La sinopsis de la edición de Orbis dice: «En año 7138 de la nueva era se rescata en extrañas circunstancias un libro enigmático, escrito más de cuatro mil años atrás, que habla de una civilización devastada por unos objetos voladores extraterrestres. Se trata de los cuadernos del Mecanoescrito del segundo origen que explica la historia de dos jóvenes superviventes, Alba y Dídac». Y en efecto el libro, narrado en tercera persona por un narrador omnisciente, salvo dos líneas firmadas por Alba, es un texto hallado en 7138, siendo el último de los seis capítulos (llamados cuadernos) un extracto de un ensayo sobre el Mecanoscrito, en el que se especula sobre su validez o no como documento que demostraría si Alba es, en efecto, la madre de la nueva humanidad, o un simple mito fundacional. 

Los otros cinco cuadernos, intitulados, comienzan de igual modo. Del primero al cuarto «Alba, una muchacha de catorce/quince/dieciséis/diecisiete años, virgen y morena...». El quinto, «Alba, una mujer de dieciocho años, morena y embarazada...». Ese quinto cuaderno se cierra con la frase de Alba: «Y yo, Alba, una madre de dieciocho años...». De este modo, Pedrolo crea una simetría entre los cinco cuadernos, que comparten incipit y que cubren, como vemos, un período de cuatro años, en los que asistiremos a un proceso de crecimiento y maduración de los protagonistas, tan drástico que los niños que fueron al comenzar la historia serán completamente irreconocibles al concluirla. 


Este periplo vital de Alba y Dídac está cargado de simbolismo. En primer lugar tenemos el más evidente: el claro paralelismo con el libro del Génesis, siendo los dos jóvenes unos nuevos Adán y Eva con la responsabilidad de repoblar la Tierra. 

El simbolismo se extiende a la onomástica. Alba es el nacimiento del día, el amanecer, la aurora, la salida del Sol que proporciona luz, calor y vida. Alba es por tanto el Inicio, la que trae y garantiza la nueva vida, la madre del segundo origen de la humanidad. «Alba» es también un sinónimo poético de «blanca», es un nombre luminoso. Por su parte, Dídac es simplemente un nombre común en Cataluña, que procede del griego didachos y significa "educado, instruido". Si consideramos que Alba, más mayor y más madura que Dídac, es quien lleva la iniciativa y tiene ascendente sobre su compañero, podemos interpretar que Dídac es educado por Alba, lo cual entronca con las creencias de muchos cultos primitivos (como el acadio) en los que la mujer civilizaba al hombre a través del sexo, la familia y la convivencia, haciéndole abandonar el salvajismo.

Un tercer elemento simbólico sería la unión de Alba, de raza blanca, y Dídac, mulato, para tener una descendencia mestiza en la que la etnia ya no será algo a tener en cuenta, y cualquier discriminación o prejuicio derivados de ella desaparecerán. La agresión racista de la que Dídac es víctima al comienzo de la obra simboliza un mundo antiguo que ya no existe. Una postura valiente la de Manuel de Pedrolo, en una época en la que España no poseía la diversidad que tiene a día de hoy, y en la que encontrarse una persona de otra raza que no fuese la blanca era un acontecimiento.  

Habría otra simbología de sumo interés en «Mecanoscrito del segundo origen» por su aplicación, de manera consciente o involuntaria por parte de su autor, de la Teoría de la recapitulación y en particular de su aplicación en la psicología evolutiva, la Teoría de la Maduración de G. Stanley Hall. Es decir, el desarrollo evolutivo de Alba y Dídac recapitula el desarrollo de toda la especie humana, correspondiendo (como formula la teoría de Stanley Hall) cada estadio evolutivo con una era histórica.

Edición de la Biblioteca de Ciencia-Ficción de Orbis

Así, al comienzo los protagonistas se encuentran en la infancia, que corresponde con una época en la que son nómadas recolectores. No construyen viviendas, viven en refugios provisionales, comen lo que encuentran y sobreviven precariamente en una pequeña extensión de terreno. Más tarde, dominando ya los medios de transporte, amplían su espacio vital, y garantizan su sustento manejando armas, lo que les permite cazar. Aprenden los ciclos de la Naturaleza y comienzan a acumular excedentes de alimentos, ropa de abrigo... llega después el interés por la cultura y por reunir y conservar el arte y memoria escrita. Se topan con un miembro de la raza invasora y lo matan: su pueblo ha tenido una guerra contra otra cultura hostil y ha sobrevivido. Deciden plasmar todo en fotografías y filmaciones: ya son creadores de cultura. Es el momento de los grandes viajes, de la exploración del mundo: su travesía les lleva por la costa mediterránea hasta el sur de Italia. En su devenir se encuentran con otras personas (otras civilizaciones). Unas son hostiles, otras huidizas; con otras es imposible el entendimiento. Padecen enfermedades (Dídac contrae el sarampión) y accidentes (Alba se rompe una tibia) equivalentes individuales de las epidemias o catástrofes naturales para el colectivo. A la conclusión se sedentarizan, tienen un hijo, se establecen en una casa, crían animales, cultivan un huerto: son ya una sociedad avanzada, que aplica los conocimientos científicos de manera metódica, controla los recursos naturales y tiene garantizada su continuidad.

En la misma línea de análisis, percibimos lo que se conoce como darwinismo social: las personas supervivientes, en tanto individuos o representación de pueblos, tienen diversos grados de adaptación al nuevo escenario, y de esa adaptabilidad depende su perpetuación. Por supuesto las condiciones no son las mismas para todos, pues la evolución está sujeta a muchos factores, y la suerte es uno de ellos. Unos enloquecen, otros no soportan la situación y se suicidan. Algunos evitan a sus semejantes y malviven en soledad, otros fallecen víctimas de accidentes o enfermedades y otros han caído en el salvajismo. Son Alba y Dídac, beneficiados por factores exógenos (el haber sobrevivido juntos, por ejemplo) y endógenos (su resiliencia, su voluntad, su capacidad organizativa), los más aptos y por tanto aquellos que se perpetuarán y reproducirán. 

Carátula de la adaptación televisiva de 1984

Para algunos, existe aún otro nivel de simbolismo: escrita en 1974, con la dictadura franquista agonizando (como el propio dictador, que moriría al año siguiente), el «segundo origen» haría referencia a la nueva sociedad que iba a nacer tras el fin del régimen dictatorial. Alba y Dídac representarían a los Adán y Eva de una nueva España y una nueva Cataluña, y la novela de Manuel de Pedrolo transmitiría la esperanza y las ilusiones de su autor en una sociedad nueva, libre y democrática, que se levantaría sobre las cenizas de la anterior.

La narración de Pedrolo está totalmente focalizada en los dos actores, que permanecen en plano a lo largo de todo el texto, que mantiene una única unidad de acción, sin hilos secundarios. La interacción entre los personajes es constante, siendo una novela rica en diálogos, compuestos de muchas frases breves, normalmente de unas pocas palabras.

El estilo narrativo resulta muy visual, muy expositivo. Manuel de Pedrolo emplea descripciones concisas, que no cortan la narración, y no se permite momentos de lirismo, manteniendo a lo largo de todo el texto un estilo funcional, cercano al naturalismo pero sin su excesiva minuciosidad. Por ello la extensión del libro es moderada, y en conjunto resulta una novela perfecta para el público juvenil, y de hecho se emplea con asiduidad como lectura escolar en centros educativos de toda España. 




Página de la adaptación al cómic de 1985 [fuente]

La trama no tiene una gran carga de acción, salvo escenas puntuales como el combate con el extraterrestre, o la lucha defensa propia contra un grupo de tres hombres enloquecidos. Pese a ello, el autor logra que el ritmo del relato no decaiga y ofrezca momentos de tensión. Destaca más el tono dramático, y sin llegar al grado de crudeza de otras distopías post-apocalípticas como la muy posterior La Carretera de Cormac McCarthy,  sí consigue inquietar y provocar preocupación por el destino de los protagonistas, transmitiendo la sensación de que el mayor peligro para ellos no procede de la Naturaleza, sino de sus semejantes. 

Con toda la aspereza y con todo el dramatismo que atesora la distopía de Manuel de Pedrolo, Mecanoscrito del segundo origen no deja de ser una historia optimista, en la que la sensatez, prudencia, racionalidad, previsión y madurez de Alba por un lado, y el entusiasmo, la buena disposición y las habilidades mecánicas de Dídac por otro, así como la férrea voluntad de supervivencia de ambos, serán claves para que los protagonistas superen las muchas adversidades y logren finalmente, como refleja el último cuaderno, el renacer de nuestra especie, el «segundo origen» que da título a la obra. 


La serie de TV: 

En 1984, la Televisión Autonómica de Cataluña, la TV3, estrenó una miniserie de siete capítulos que adaptaba la novela de Manuel de Pedrolo. Rodada en catalán, fue la primera producción propia de la cadena [Ficha Filmaffinity]. Tuvo un presupuesto muy limitado, apenas doce millones de pesetas (poco más de setenta y dos mil euros). Existe un enlace a vídeo en la web de la TV3. Puede visionarse por fragmentos en Youtube o registrándose en esta web.




El cómic: 

En 1985, la editorial independiente L'Atzar publicó una adaptación al noveno arte, hoy tristemente descatalogada, de mano del veterano dibujante Isidre Monés, que pone a disposición varias páginas en su blog


Se editó en dos volúmenes de veinticuatro páginas y tapa dura. Tuvo una tirada pequeña que nunca se reeditó, y hoy son difíciles de encontrar, pagándose caro. En palabras de Monés, la editorial desapareció y con Pedrolo fallecido nadie sabe dónde se encuentran los originales ni a quién pertenecen los derechos de la adaptación [Entrevista a Isidre Monés].


La película: 

Con un presupuesto de seis millones de dólares y tras cinco años de proyecto, se estrenó en 2015 Segundo Origen (Secon origen), comenzada por el fallecido Bigas Luna y concluida por Carles Porta

Rodada en catalán, es una coproducción con Reino Unido y estrenó simultáneamente en catalán y doblada al castellano. Se estrenó en el Festival de Sitges, y recibió críticas bastante negativas en general.



La adaptación introduce bastantes modificaciones en la historia, como un tercer personaje interpretado por Sergi López, que Alba sea la profesora de inglés de Dídac, o que el final omita todo lo referido al año 7138 y al historiador que lee los cuadernos del mecanoscrito.

Los comentarios negativos se refirieron por igual al reparto (Alba está interpretada por la británica Rachel Hurd-Wood, que tuvo que ser doblada por no hablar catalán) y sus flojas interpretaciones, como a la debilidad del guión, que resulta en una cinta algo aburrida, como al publirreportaje encubierto sobre la ciudad de Barcelona, con frases inmotivadas como «siento que tenemos que ir a Barcelona» o la visita al Camp Nou (con compases del himno del F.C. Barcelona como música incidental). 


El fallecimiento de Bigas Luna antes de finalizar el proyecto (se le homenajea en la cinta, con una escena algo forzada pero emotiva, en la que el personaje interpretado por Sergi López proyecta para Alba y Dídac escenas de películas del director, usando la vela de su barco como pantalla) lastró el resultado final, y Segundo Origen, esperada y deseada tanto por aficionados a la Ciencia-Ficción como por admiradores de la obra de Manuel de Pedrolo, terminó siendo un fracaso y pasando desapercibida para el público. 

Escúchalo en El Sótano:




Compártelo:

7 comentarios:

  1. WOOW Como casi siempre que vengo me encuentro algo super interesante. No lo conocía y eso q conozco bastantes libros de esta época de estas editoriales que solían, y suelen publicar libros juveniles. Aunq tambien me he dado cuenta de q creo q no comentas en nugún momento q sea juvenil... Voy a buscarlo a ver si lo encuentro aunq sea de seg mano. Sigue así!! Gracias por los descubrimientos que me traes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la visita y por comentar, Isabel. Realmente esta novela no se publicó expresamente como literatura juvenil. Lo que ocurrió fue que se extendió como lectura escolar, habitualmente en secundaria (en mis tiempos, primero o segundo de BUP). En Galicia era lectura habitual en su traducción al galego ("Mecanoscrito da segunda orixe", de la editorial Galaxia), y ha sido este difusión la que ha permitido sucesivas reediciones, algunas claramente enfocadas al público juvenil. Besos!

      Eliminar
  2. Una reseña muy exhaustiva y bien escrita, ¡como siempre!

    Vi que iban a adaptar esta obra al cine, aunque no me interesé mucho por el tema porque sí, yo fui parte de esa juventud a la cual se le hace leer la obra (en mi caso, en la clase de catalán) y en su momento LA DETESTÉ. De hecho tengo un recuerdo tan sumamente aburrido y desagradable que nunca me he vuelto a acercar... Tengo que decir que aunque seguramente en aquellos años de instituto se nos enseñó lo famosa que era y el simbolismo que tú mismo describes y demás, no tenía ni idea de que tuviera tanta fama, tantas adaptaciones, ni recordaba de qué iba... Quizá tendría que darle otra oportunidad, por tu reseña pensaría que es interesante (aunque tampoco me llama una barbaridad), pero el recuerdo de ella es tan, pero tan malo que se que me costará acercarme si finalmente lo hago.

    Un comentario un poco sin sustancia, lo siento, pero me ha hecho "gracia" toparme con esta entrada y me ha gustado mucho tu reseña.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! He de decirte que tu comentario no es insustancial, al contrario, pues has tocado un tema muy interesante, que es el de las lecturas escolares obligatorias. Es posible que gran parte del rechazo que te produjo procediese del propio hecho de que fuese una lectura obligada. Ese tema es una caja de truenos sobre la que se ha debatido mucho y sobre la que creo que nunca habrá acuerdo.

      De todas formas supongo que tendrá un repunte de popularidad si la película es exitosa, así que pronto veremos una nueva edición de bolsillo de la novela con la portada tomada del filme. Saludos!!

      Eliminar
    2. Buenas de nuevo :]

      Es posible que fuera eso; iba a decir que varias lecturas obligatorias me gustaron, pero si me pongo a hacer memoria, creo que eran las menos... En cuanto a ese tema, yo considero importante dar a conocer obras clave en las clases de literatura, pero siempre que se haga con un poco de cabeza. De todas formas, una cosa es conocerlas o considerarlas buenas y otra que te gusten. No hace mucho leí "El coronel no tiene quien le escriba" y tenía muy mal recuerdo de él. Al volverlo a leer, me siguió pareciendo igual de insoportable :'DUu

      ¡Seguro que sí! En nada tenemos esa portada y con suerte algunos fans ;]

      ¡Saludos y buena semana!

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Me acuerdo que leí "Mecanoscrito del segundo origen" en catalán hará unos cuantos años. Por eso ya casi no me acuerdo de muchos detalles. Aún así si que me acuerdo de que me gustó muchísimo y me emocionó profundamente a lo largo de la lectura.
    Los análisis que has hecho nunca los había tenido en cuenta pero ahora que lo mencionas tienes toda la razón. Y me parece muy curioso que los hayas puesto. Es una manera distinta de enfocarlo.
    Creo que algún día tendría que releerlo porque como te decía casi no me acuerdo de nada y cuando lo leí era un poco joven para captar los matices.
    No tenía ni idea de que tuviera una mini serie, ni una película y mucho menos que este año se estrenara otra. Tendré que verlas sí o sí a ver que tal están.
    Un saludo y gracias por la reseña. Me ha gustado mucho tu blog así que me quedo por aquí :)

    ResponderEliminar
  4. Esta tarde me acerqué al videoclub y cual fue mi sorpresa al ver en película "Segun Origen" al momento recordé el libro que tanto me marcó en mi juventud, el que me hizo amar la lectura...y sin dudarlo la cojí...las emociones y los recuerdos despertaban en mi segun iba viendo la película, aunque se eliminaron muchos capítulos y personajes la recomiendo, pues sigue teniendo un sentido.Lo dicho...emocionada.

    ResponderEliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes