19 de mayo de 2015

La Musa - Noemi Capote

En un mundo en el que Dios ha sido prohibido, y los akuras, oscuros seres extraordinarios, han esclavizado a la humanidad, vive Karla Lozano, una joven obligada a un matrimonio concertado que no desea. Cuando conoce a Thiago y ambos se enamoran, es al fin feliz de verdad. Pero la política, los intereses materiales y antiguas rencillas familiares se interpondrán en el romance de los jóvenes, y los involucrarán en una oscura conspiración en torno al rey de Occidente, revelando en Karla poderes fantásticos que ignoraba poseer. 


Publicada en 2015, La Musa es obra de Noemi Mimi Capote. Escritora estadounidense que debuta con esta novela, escrita en castellano.

Se encuadra en el género conocido como Romántica paranormal juvenil. Combina una historia romántica con una ambientación Fantástica y de Misterio, más alguna pequeña pincelada de Terror. Se basa en la existencia de criaturas sobrenaturales, en este caso los akura, que conviven con los humanos, y el establecimiento de una relación de amor entre personas de ambas especies.

La Musa es la primera novela de Noemi Capote, escritora bilingüe afincada en Miami, Florida, que ha optado por autopublicarse en castellano, y que ha contado con el estudio Dark Unicorn Ediciones  para el diseño y maquetación de su libro. 


Decantándose por una portada sobria, sencilla, alejada de lo habitual en el género romántico, La Musa es un libro extenso, con 456 páginas, dividido en capítulos sin titular, encabezados por una serie de ilustraciones, referidas a un elemento del libro: un colgante que representa una luna insertada en un sol. Se divide en una introducción, narrada en tercera persona, y la novela propiamente dicha, relatada en primera persona y en retrospectiva por Karla Lozano, su protagonista, quien salvo en contadísimas excepciones no es omnisciente, siendo una narradora más emocional que reflexiva, pues se centra más en contar los hechos tal y como fueron y en explicar lo que sentía en cada momento, que en sacar conclusiones sobre ellos.  

[Debo decir que no soy lector habitual de novela romántica ni de su subgénero paranormal juvenil, por lo que carezco de referencias con las que comparar La Musa (no he leídos obras como Crepúsculo, Cazadores de Sombras o tantas otras) así que haré un análisis según mis propios criterios, apoyado por lo poco que sé sobre el tema, casi todo de oídas].

En primer lugar, tenemos un escenario de Fantasía, un mundo que puede ser el nuestro, pero dividido en tres grandes continentes: Oriente, donde comienza la historia; el continente Central, y Occidente, donde transcurre la mitad de la novela. En este mundo, Dios es un anatema, una idea proscrita, pues Azin y Esmos, los akuras primigenios, se arrogaron la divinidad. Los akuras, seres de gran poder de apariencia humana, que pueden mudar de forma a voluntad, se alimentan de sangre y cuya principal debilidad es la luz del Sol, pueden convertir a los humanos a su naturaleza, y tienen su enemigo en las musas, seres de sentimientos puros y procedencia divina, encarnados como mujeres. 

Este mundo se rige por una monarquía, la del rey Julián Montaner, convertido en akura por Azin y promotor del decreto contra Dios, por influencia de éste. Los hechos comienzan cincuenta años tras la desaparición de Azin y Esmos, y de la práctica extinción de las musas en los enfrentamientos con ellos. 

Uno de los símbolos que encabezan los capítulos. A medida
 que transcurre la novela, la Luna va reemplazando al Sol.

La protagonista es Karla Lozano, una joven de diecisiete años perteneciente a una familia noble y muy acomodada (tienen servicio doméstico, chófer, guardaespaldas...) de Oriente, que ha sido prometida en matrimonio a Henry, por el que no siente el mínimo afecto, por el interés de aliar ambas familias. Pese a que el mundo que ambienta La Musa es equiparable al nuestro en tecnología y desarrollo (hay teléfonos móviles, aviones, medios audiovisuales, automóviles) muestra unas costumbres sociales más propias de siglos pasados, como los matrimonios concertados o la existencia de una monarquía totalitaria apoyada por familias nobles de corte feudal. 

Su contrapartida masculina será Thiago, un akura que procede de Oriente, y que pese a tener cincuenta y un años posee el físico de un joven, pues los akuras son inmortales. El amor entre ambos surge de manera fulminante, vertiginosa, y tras verse apenas dos o tres veces ya desean pasar toda la vida juntos. Aunque para ello deben romper el compromiso de Karla con Henry, a lo que les ayudarán Irene, la mejor amiga de Karla, y Franco, un hechicero humano de grandes poderes.

La novela puede dividirse tácitamente en dos partes, de extensión similar. La primera transcurre en Occidente, y es la más almibarada (acercándose por momentos a la chick-lit), centrada en la presentación de los personajes y la ruptura del compromiso de Karla con Henry, que desaparece de la trama. La segunda transcurre en Oriente, en la corte del rey Julián Montaner, y desarrolla el descubrimiento por parte de Karla de su naturaleza de musa, la entrada en escena de Joaquín, nieto del rey y nuevo matrimonio obligado de la joven, y una serie de acontecimientos que dan mayor aliciente a la historia y la animan con respecto a la primera parte, más lenta. 

  
La Musa tiene un cierto carácter, leve pero palpable, de novela de tesis. Me explico: en un mundo en el que Dios ha sido eliminado de la vida pública e ilegalizado, la divinidad (así la llama la autora) tendrá un papel crucial para el desenlace de la historia, manifestándose la necesidad de su existencia, siendo las musas portadoras de la bondad y el amor divinos, contrarrestando con sus poderes la maldad de los akuras. La divinidad es un elemento redentor e irrenunciable. Creo ver que la autora transmite sus creencias religiosas personales a través de su novela, lo cual no considero negativo ni repudiable en momento alguno, simplemente es algo que creo conveniente citar.

Ya he reconocido mi desconocimiento de los patrones de este género literario, pero en lo personal me ha resultado difícil empatizar con el elenco, tanto por la brecha de edad como por la personalidad de casi todos los personajes, que por ser de clase social alta se comportan en general de una forma un tanto indolente y altiva, llevando una vida regalada. Otras cuestiones, como el enamoramiento instantáneo, el flechazo de Karla y Thiago, y la decisión de pasar toda la vida juntos tras apenas conocerse, los veo como tópicos del género, y algo que puede ser normal a los diecisiete años («Te amo como se ama por primera vez / cuando aún no hay costumbres», cantaban El último de la fila), si bien lo normal sería que Thiago, un ser inmortal ya resabiado, se lo tomase con más escepticismo.  

El ritmo narrativo va aumentando a medida que transcurren los hechos, y tiene escenas de acción, con combates físicos en los que akuras, musa y hechiceros hacen uso de sus diferentes habilidades sobrenaturales, pero el motor de la trama es en todo momento la relación romántica de la protagonista con Thiago, aderezada por el descubrimiento paulatino de Karla de su naturaleza como musa, lo que provoca en ella una transformación física y un proceso de maduración personal. Este romance, y todos los obstáculos que le van surgiendo (dudas, celos, separación física, desencuentros, rupturas) así como los sentimientos de los personajes, en particular de la pareja protagonista, nos son transmitidos continuamente, tanto a través de los pensamientos de Karla, como de los abundantes diálogos, como de misivas y notas. 


Como lectura, La Musa es amena, aunque por su volumen no invita al atracón. Requiere una cierta complicidad con la historia, con el reparto y en especial con el personaje principal, Karla, que resultará más cercano sin duda a los lectores "jóvenes adultos", mientras que los más ajenos a la literatura romántica lo tendremos más difícil para simpatizar con ella. Personalmente no terminaron de gustarme los personajes ni me apasioné en demasía con la trama, pero por el contrario disfruté de la ambientación, con ese mundo de fantasía mezcla de nuestra era contemporánea con costumbres y actitudes dieciochescas-decimonónicas, más propias de las historias de Jane Austen o de las hermanas Brönte que de la novela romántica actual.

El tono narrativo resulta melodramático, demasiado afectado por momentos, por eso requiere complicidad o al menos cierta predisposición. El texto es generoso en frases como «[...]dejando que el impulso de nuestros deseos nos sumergiera en el mar de nuestra pasión.» o «volvimos a devorarnos de forma desenfrenada, la pasión hecha carne». Ignoro, repito, si es un estilo común a la novela romántica. En caso afirmativo, agradará a los habituales del género, pues son muchas las escenas de amor, unas más virginales y otras más subidas de tono.

Meritorio resulta, sin duda, el despliegue de fantasía realizado por Noemi Capote, tanto por las especies presentadas (akuras, musas, hechiceros humanos) como por dotar a su mundo ficticio de su propio mito fundacional, y por la idea arriesgada de una sociedad que ha prescindido de la figura de Dios en beneficio de una especie dominante, los akura, que se muestran como amos de la humanidad pero de una manera laxa, pues los humanos pueden ser convertidos en akura o vender libremente su sangre a bancos, donde los akura la adquieren a precio de mercado. Las combinaciones de sangre de akura, humano y musa, así como los procesos de transformación de una especie a otra, es algo que no desarrollaremos más ahora. Queda reservado para la lectura de la novela. 

En el apartado formal, el texto se beneficia del trabajo de corrección de Amelia Cobos, algo que obvian muchos libros autopublicados, y apenas se detecta un muy pequeño número de deslices, nada de importancia. Se agradece la puntuación generosa, por ser una novela extensa, pues ayuda al descanso y a que la lectura resulte más cómoda. 


A modo de conclusión, se puede decir que La Musa es un debut atrevido, por su extensión y planteamiento, si bien está dirigido a un nicho de público muy específico, los lectores (lectoras en su mayoría) del subgénero romántico paranormal juvenil, que sin duda disfrutarán más que nadie de esta novela, por reconocer sus lugares comunes y los patrones habituales de este tipo de historias románticas entre humanos y criaturas sobrenaturales, en este caso los citados akura.


La Musa está a la venta en Amazon.com y en Amazon.es. En ambas puede leerse un fragmento del texto de forma gratuita.

Compártelo:

9 comentarios:

  1. Pues no es un género que me desagrade, así que tal vez si se cruza en mi camino lo leeré pero más adelante porque ahora tengo "tela" de pendientes. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces casi seguro que te gusta, pues siendo una opera prima, con lo que siempre supone, la autora ha logrado una historia romántica y que parece se ajusta bien a los cánones de ese género. Personalmente creo que es una buena novela, si bien enfocada a un "nicho de mercado" muy concreto, el de los "jóvenes adultos". Besos!

      Eliminar
  2. Hola, Tomás!

    Como siempre, magnífico el análisis y la descripción. Hombre, tú sí sabes lo que es desmenuzar una novela y hablar de ella más allá de la opinión personal, eso es algo que me gusta mucho de ti :) no dejas que tus propios sentimientos hacia lo que acabas de leer te nublen la visión ni te alejen del objetivo, pero tampoco dejas de expresar tu opinión con propiedad. Siempre lo he dicho, eres de lo que no hay y una clase de reseñador muy difícil de conseguir. Te agradezco mucho la complicidad y la oportunidad que nos diste, nuevamente, al aceptar una historia que no es "de las tuyas"; la trataste con el respeto que merece cualquier obra. La autora quiere sortear un ejemplar impreso así que con esta reseña te apunto para el premio, si no te molesta ^^
    De verdad, genio, gracias infinitas por el apoyo. Siempre con toda la buena onda, no dudes en acercarte a la manada o a mí particularmente si necesitas algo, lo que sea excepto dinero u órganos, recuerda! :P jajaja

    Abrazos mil, nos estamos viendo!

    Mel.

    PD: Me pregunto si de casualidad has leído Ringworld, de Larry Niven. Lo tengo en el estante y no me decido a empezarlo, pero sé que tú tienes un hueso por el sci-fi y quizás... bueno, si lo leo, te contaré si vale la pena, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Melisa, que bueno hablar tras tanto tiempo!

      Te agradezco tus palabras, vas a lograr que me sonroje. Creo que Noemi Capote ha escrito una buena novela, engrandecido por las labores de maquetación y corrección. Está enfocado, como ya comenté, a un sector de público muy determinado, lo cual no es un defecto, pues es importante conocer a los posibles lectores de nuestra obra y no intentar agradar a todo el mundo, pues es imposible.

      Así que gracias a vosotras por todo. En cuanto a "Ringworld", debo decirte que lo he leído, y es una excelente novela de Ciencia-Ficción de la vertiente dura o "hard", que adapta libremente el concepto de "Esfera de Dyson", es decir la posibilidad de rodear una estrella en una esfera de una unidad astronómica de diámetro. En este caso es un anillo sólido que rodea un planeta. Creo que el videojuego "Halo" se basó en esta novela.

      Hay una anécdota curiosa con "Ringworld". En una visita de Larry Niven a la Convención Mundial de Ciencia-Ficción de 1970, los alumnos del MIT presente comenzaron a gritarle "¡Mundo Anillo es inestable!" y la verdad es que físicamente lo era, así que en la segunda parte, "Ingenieros de Mundo Anillo", lo solventó con unos correctores de órbita. Besos!

      Eliminar
  3. Hola Tomás,
    ¡Tremenda reseña! He quedado súper sonriente con el mar de detalles que contiene tu reseña. Hasta has mencionado cosas que no habían pasado por mi mente.
    Cuanto agradezco todo el trabajo que has otorgado. Me imagino no fue fácil dedicarle tiempo a un género que no te apetece, y por eso, y mucho más, te envío las gracias más grandes que mi corazón puede dar.
    Cada palabra la recibo con mucho amor.
    Te envío un abrazo y un gran beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Noemi,

      Encantado de hablar contigo; siempre es un placer especial que los autores se pasen por el blog a saludar y comentar.

      Realmente no supuso ningún esfuerzo extraordinario, ni una labor ingrata, leer tu novela, pese a no ser uno de mis géneros habituales. Sobre todo, mi mayor miedo era la falta de puntos de referencia. Pero tal vez por ello mi opinión pudo ser también más imparcial, al no compararla continuamente con tal o cual obra.

      En lo literario, he apreciado que, como decimos en España, "hay buenos mimbres", así que te animo encarecidamente a seguir escribiendo y creando historias.

      Abrazos y besos también para tí. Saludos!

      Eliminar
    2. Tomás, mil gracias por ese consejo. Aprecio mucho tu aporte a soñadores, como lo soy yo :-)

      Otro abrazo y otro beso. :)))

      Eliminar
  4. Interesante se ve el libro, pero considero que la sobriedad de la portada no es de mi gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente es muy sobria, pero en el ejemplar en papel se ve elegante. Habría sido más llamativa una portada ilustrada, pero en conjunto el libro se ve muy cuidado.

      Eliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes