4 de enero de 2015

Imposible pero incierto - R. R. López

Feliodoro, un joven estudiante cordobés, es testigo, durante una noche de copas, de una arcana ceremonia en la mezquita de Córdoba. A partir de entonces, se verá involucrado en acontecimientos misteriosos, que implican crímenes, desapariciones, una secta mística y a personas de su entorno académico. Sus conocimientos de los Mitos de Cthulhu y de la obra lovecraftiana le ayudarán a mantener la cordura en una historia de terror llena de humor negro y situaciones dantescas y surrealistas. 

Increíble pero incierto portada

Publicado en 2012, Imposible, pero incierto. Una novela de horror có(s)mico es obra de Rafael Robles López. Escritor independiente, licenciado en Ciencias Ambientales y Técnico de Desarrollo Rural. En 2004 publicó Historias que no contaría a mi madre con la editorial Zócalo, y no ha dejado de escribir desde entonces. En su blog podéis leer muchos de sus textos.

Es una novela de terror, misterio e intriga, pero narrada con un marcado sentido del humor negro, cáustico y por momentos surrealista, con el que aprovecha para retratar a diversos tipos de la sociedad cordobesa, en especial del mundo académico-universitario.

Antes de nada, comentar que esta no es la primera aventura de sus personajes, el protagonista Feliodoro Felio y su amigo Ramiro, que ya habían protagonizado, en el año 2004, la mentada Historias que no contaría a mi madre, pero puede leerse de manera independiente. Aunque se citen acontecimientos del libro anterior, éstos no son cruciales para la trama.

R.R. López

La novela se divide en veintitrés capítulos intitulados y un apéndice del que hablaremos más adelante. Cada capítulo está encabezado por una sentencia, un fragmento de un poema o un aforismo, de autores tan dispares como el propio H.P. Lovecraft y su ficticio Abdul Alhazred, Fiedrich Schiller, Aristófanes, Ambrose Bierce, Kurt Cobain o El Fary, lo que ya nos da idea de la mezcla de géneros y del planteamiento humorístico de R.R. López. 

Narrado en primera persona y en retrospectiva por el propio Felio, transcurre íntegramente en la ciudad de Córdoba [aclaración, la Córdoba de Andalucía, en España, no la de Argentina o Colombia] a mediados de los años 90, y se sobreentiende que, además de los hechos ficticios, incluye situaciones reales extraídas de los vivencias de su autor, de quien Felio, el protagonista, es en cierto modo un trasunto. 

El puente romano de Córdoba, con su estatua del árcangel San Rafael, patrón de
la ciudad. Al fondo, la mezquita-catedral y los Alcázares de los Reyes cristianos [fuente]

La trama va directa a la acción, sin apenas pasajes introductorios, pues Felio renuncia desde el principio a describirse físicamente o ponernos en antecedentes sobre él. Que cada uno se lo imagine como quiera. Una noche en la que regresa a casa con su amigo Ramiro, tras haber consumido más alcohol del recomendable, presencia lo que parece una ceremonia arcana y clandestina en la mezquita-catedral de Córdoba, subido a los andamios de unas obras de restauración. A través de un misterioso alumno estadounidense de la Universidad, él y Ramiro entran en contacto con una secta que parece estar relacionada con los hechos de la mezquita. Las desapariciones y asesinatos que se producen en Córdoba provocan que Felio se vea inmiscuido en una investigación que termina por atraparlo, y que se desarrollará entre situaciones tanto truculentas como cómicas. Todo ello marcado por la mitología lovecraftiana, pues el universo creado por el genio de Providence y su círculo de autores allegados, el conjunto de Dioses Exteriores y Arquetípicos, Primigenios, criaturas y monstruos abominables, leyendas y conjuros ignotos conocido como los Mitos de Cthulhu, será el eje vertebrador de Imposible, pero incierto

Toda la novela es, de ese modo, un homenaje a Lovecraft y a su legado, extendido a sus seguidores y a quienes han (hemos) llevado la pasión por el autor al terreno de lo que hoy se llama ser friqui o nerd y antes se llamaba inadaptación social: el rol, y en particular el juego de La llamada de Cthulhu, de Chaosium, comercializado en España por la desaparecida Joc Internacional.

La llamada de Cthulhu
Cuántas tardes pasadas jugando a esto... [fuente]

Así, en Imposible, pero incierto harán su aparición Perros de Tíndalos, Profundos (atentos a la dueña de la freiduría, a su sempiterno pañuelo al cuello y a las sospechosas fotografías de su negocio), Yog-Sothoth, lo que tal vez sea una Semilla Estelar de Cthulhu, las sectas de adoradores ciegos de las arcanas criaturas, las leyendas perdidas y, por supuesto, el Necronomicón, el grimorio maldito, encuadernado en piel humana, obra del sabio loco Abdul Alhazred. R.R. López muestra su conocimiento enciclopédico de la mitología lovecraftiana, y autor y obra se citarán a menudo en la novela, al igual que las entrañables anécdotas como la inclusión del Necronomicón en los catálogos de diversas bibliotecas universitarias, por parte de estudiantes bromistas. 

Creo que los jugadores de La llamada de Cthulhu gozarán de un punto extra de disfrute de esta historia, pues todo su desarrollo les recordará a una típica partida del juego, con la preciada cordura en peligro (lo más importante: no mirar nunca). De hecho, Felio se valdrá de sus amigos roleros y de sus conocimientos del universo de Lovecraft para salir airoso de su aventura (a destacar la mejor manera de evitar a los Perros de Tíndalos: refugiarse en un castillo hinchable, donde no hay ángulos rectos).

Centro Histórico de Córdoba
El centro histórico de Córdoba, Patrimonio de la Humanidad, es el escenario
de gran parte de la trama, que comienza en la mezquita-catedral.

La trama se beneficia del ritmo narrativo que le imprime R.R. López, quien muestra muy buenos mimbres de escritor, y logra que el texto resulte de gran amenidad. Hay homenaje a Lovecraft, cierto, con algunos párrafos claramente inspirados en él (aparición obligada de la palabra impío), pero no emula al autor. Por ejemplo, Imposible, pero incierto abunda en diálogos, la gran asignatura pendiente del de Providence. Y, por encima de todo, posee algo de lo aquel carecía: sentido del humor

Porque R.R. López tiene una intención clara, que además consigue: divertir, y hacer reír. El humor impregna toda la obra, yendo de una situación cómica a otra. Pero no pensemos que la novela es una simple sucesión de gags. Todo está articulado con una trama consistente. Este humor es de un tono profundamente negro, y va de lo absurdo a lo surrealista, como la alucinación de Felio, en una oficina de la Caja de Ahorros en la que todos los clientes y el personal comienzan a hablar como Chiquito de la Calzada, hasta lo escatológico, con pasajes como el del funeral, en el que Felio provoca la cólera de los asistentes con sus desafortunadas palabras de recuerdo a Espasmos, la joven finada. 

Sobre lo recién comentado, cabe decir que Felio, el narrador y protagonista, reconoce sus muchos defectos, y no se tiene por un héroe en ningún momento. Al contrario, es el antihéroe perfecto, y los mentados defectos incluyen la incontinencia verbal (se autodenomina un bocazas), una extraña capacidad para meterse en líos y una llamativa fijación con la mierda. textual. 

Interior de la Mezquita de Córdoba
El interior de la Mezquita de Córdoba. Si tenéis la oportunidad, id. 

Pero será este carácter de Felio lo que permitirá a R.R. López ir más allá del terror y del humor, con su Imposible, pero incierto, realizando además un retrato mordaz y ácido del entorno de su autor, con un particular ensañamiento con el mundillo académico y con las Administraciones. Los profesores incompetentes, anquilosados e inasequibles a la renovación y a la crítica constructiva, las clases soporíferas, el politiqueo, la alegría con la que se gasta el dinero público (al comienzo de la historia, Felio y Ramiro vienen de una mesa redonda organizada por el Ayuntamiento y titulada El Fary, ente alienígena o icono cultural, y se paran ante las interminables obras de la Catedral)...

No conviene pasar por alto tampoco las continuas referencias a la cultura de masas de la época, con la aparición del ínclito Franco Battiato y sus letras místicas sin pies ni cabeza, de El Fary y su teleserie Menudo es mi padre, de Jessica Fletcher, la protagonista de aquella Se ha escrito un crimen, a quien yo tampoco invitaría a merendar a mi casa jamás, el ya citado Chiquito de la Calzada, o una oda a Yog-Sothoth al ritmo del villancico El tamborilero.

Imposible, pero incierto es, en resumen, una acertada combinación de Terror, Misterio y Humor, que ofrece una historia muy entretenida, que funciona igual de bien como relato humorístico que como trama de horror e intriga, llena de suspense y escrita sin hilos sueltos, que permite a su autor tratar temas serios y delicados como las sectas, las desapariciones de menores o los asesinatos, pero al servicio de un argumento divertido, que proporciona varias horas de lectura amena y agradecida.


Imposible, pero incierto puede adquirirse en Amazon.

El Apéndice del libro se titula Felio perdiendo los papeles, y remite al blog de R.R. López, donde existe una sección homónima, en la que el autor va publicando más información relativa a la novela y a los elementos y escenarios de la misma.

Compártelo:

2 comentarios:

  1. Me terminé de leer esta novela este lunes y de inmediato escribí sobre ella (texto que ya publiqué). La encuentro maravillosa y me alegro mucho de que su autor haya tenido la gentileza de regalármela y enviármela desde tu patria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he leído tu reseña, Elwin, y acabo de comentar en ella que me ha agradado saber que el uso del acento cordobés no sea un obstáculo para leerlo fuera de España. Creo que es una novela muy honesta, que ofrece lo que promete, escrita además desde el amor a la obra de Lovecraft y el resto de su círculo.

      Eliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes