28 de julio de 2014

La mente perversa - Joshua BedwyR

Hoy conoceremos la nueva novela de Joshua BedwyR, lo cual es un honor para mí, pues este autor fue el primer autopublicado que confió en KindleGarten, y la reseña de "En un mundo azul oscuro", su primer libro de ficción, colaboró en gran medida a que este blog levantase vuelo, siendo aún hoy una de las más populares. En esta segunda visita a KindleGarten, nos trae una obra distinta en muchos aspectos. Vamos a verla:



Título: La mente perversa

Autor: Joshua BedwyR. Escritor autopublicado, director y autor teatral, e ingeniero informático que ejerce como docente y consultor. Escribe libros técnicos especializados en seguridad informática, y lo conocimos en la reseña de su "En un mundo azul oscuro"

Año de publicación: 2014

Género literario: Es un thriller de intriga y acción, con un argumento muy actual y tono de best-seller, al que también se le puede poner la etiqueta de novela negra, por su tratamiento de la corrupción empresarial y el crimen asociado a ella. 

Resumen: Teresa, conocida en Internet como Digital Death, es una hacker retraída y poco sociable. Por azar entra en contacto con Antonio, un antiguo compañero de Universidad, que se encuentra en peligro de muerte tras descubrir los turbios manejos de su jefe, un importante industrial español. Pese a que su relación nunca fue buena, decide socorrerle, ayudada por su equipo, compuesto por Andrei y Pyotr, expertos en seguridad informática y por Sara, maestra de la ingeniería social. Paralelamente, recibirá la llamada de auxilio de un empresario chino, que busca a su sobrina desaparecida. Ambas misiones obligan a Teresa a emplear todas sus habilidades, mientras evita a los sicarios que intentan detenerla, y se verá forzada a internarse en la Deep Web tras la pista de una red de pederastas. 



Con "En un mundo azul oscuro", Joshua BedwyR se atrevió con un tema complejo y difícil de abordar, sobre todo en una primera novela: el Imperio Acadio, período histórico poco conocido y todavía menos documentado. "La mente perversa" supone un cambio radical con respecto a aquella, tanto en temática, como en planteamiento, como en extensión. Para ubicarla, me atrevería a decir que es un best-seller, en el sentido de que emplea una narrativa muy ágil y un ritmo muy vivo, para relatar una historia emocionante, con un tono de thriller de intriga, que recuerda a las viejas historias de espías, pero actualizadas para transcurrir a través de los entresijos y recovecos de Internet. 

"La mente perversa" transcurre en el Madrid de nuestra actualidad, aunque la historia tiene su origen durante la Guerra Civil Española, donde arrancan los hechos, con elementos que irán apareciendo a lo largo del texto. Pues eso es, por otra parte, lo más meritorio, al menos a mi juicio, de esta novela: todo encaja. Todo. No hay cabos sueltos. Cada hilo argumental y cada subtrama terminan cerradas, incluso aquellas que creíamos olvidadas por el autor, por su tardanza en aparecer tras ser presentadas, acaban irrumpiendo y ocupando su lugar en el conjunto. 

En este aspecto, creo que se aprecia la experiencia teatral de BedwyR, por los elementos y personajes que entran y salen de escena, jugando al despiste con el lector y obligándolo a una lectura más atenta de la requerida por un best-seller al uso. Este juego de equívocos me hizo anticipar resoluciones que luego se desmintieron, así que quedé de listillo conmigo mismo. Por ejemplo: un personaje que tiene ausencias y tardanzas, que justifica con excusas vagas y poco creíbles. Y yo diciendo: Jaja! es un traidor! Y al final no, no era eso, sino algo mucho más simple y cómico.




La trama avanza con firmeza, y como ya dije le imprime a la narración un ritmo trepidante, que permite devorar el libro en un par de tardes. Como es normal, el texto tiene que dejar respirar, con momentos algo más calmados, que el autor ha resuelto, por una parte, con una subtrama romántica, y por otra con unas conversaciones, al principio de cada capítulo, entre la protagonista y un antiguo amor de juventud, que en ese momento se halla moribundo. Estos diálogos son la parte más lírica e intimista de "La mente perversa", pues asistimos a confidencias privadas entre dos personas, que tienen incluso carices poéticos. 

En la línea de ser una historia ligera, cuenta con unos personajes que están un tanto estereotipados, y claramente divididos en "héroes" y "villanos" (o buenos y malos, si preferís), aunque alguno se mueva sobre la línea que los divide y nos sorprenda con gestos de honor que no esperábamos de él. Así el lector los identifica con facilidad y los ubica rápidamente. La protagonista es Teresa, que como hacker se llama Digital Death o simplemente Di-di. Es una joven de pequeña envergadura, estética metalera, retraída y poco sociable, desencantada de su idealismo por los diferentes varapalos que se ha llevado en la vida, como ser expulsada de la universidad o la muerte de Arturo, el que fue su gran amor. Mientras, Antonio, al que ayudará a salvar la vida, es el típico trepa español, con más caradura que talento y más dotes para la conspiración y las intrigas que para desempeñar bien su trabajo. Una persona cobarde y poco honorable, que descubrió los negocios ocultos de su jefe y que corre peligro por ello. Si Teresa decide ayudarlo es por escarmentar a Javier Valls, el antiguo compañero de facultad que provocó su expulsión. Tanto Antonio como Javier trabajan en TecSer (Tecnológicas Serrano), la clásica empresa familiar española, dirigida por Horacio Serrano, un industrial sin escrúpulos a la hora de eliminar a quien estorbe en sus negocios. 




El equipo de Teresa está compuesto también por personajes arquetípicos, pero originales y con detalles que los humanizan y los hacen divertidos. Andrei, quien perteneció a los temibles Spetsnaz, y Pyotr, profesor universitario que colaboró con el KGB. Dos expertos en informática completamente distintos (Andrei es refinado, elegante y está integrado por completo en España, mientras que Pyotr es un cosaco que apenas habla castellano y fuma sin parar) pero complementarios; y Sara, un transexual con una habilidad innata para el camuflaje, el disfraz y todo lo que supone la ingeniería social. Otros secundarios, como Karim el egipcio, colaborador inestimable del grupo, o Santiago y Carlos, los sicarios de Horacio Serrano, está también elaborados con mimo, pues conocemos incluso su pasado y antecedentes, de modo que no son simples comparsas. 

Por otra parte, el empresario chino Zang Jackie (que encarga a Teresa la búsqueda de su sobrina desaparecida) y su entorno (que incluye a Manuel, el guardaespaldas que se convertirá en el interés romántico de la protagonista) están representados de una manera creíble, si caer en prejuicios, mostrando un mundo duro, cruel, pero formado por de hombres de honor, de palabra, a medio camino entre la mafia y la actividad empresarial más honesta, con una óptica similar a la que Coppola emplea en su saga "El Padrino"

Mención especial merece Noa.J, colega de Teresa, que la ayudara a adentrarse en la Deep Web, y que muestra tanto una inteligencia y un talento privilegiados, como una esquizofrenia paranoide que lo aparta de la realidad, tomando siempre medidas de privacidad extremas (como inhibidores de escuchas) y creyendo en las teorías conspiranoicas más absurdas. 

Pedobear nació en 4chan en 1996, a modo de broma sobre la pedofilia

Y llegamos a otro aspecto que considero relevante. Ya comenté que Joshua BedwyR es informático de profesión, y para más señas experto en seguridad informática. Pues bien, a "La mente perversa" se le puede encontrar, a menos según mi criterio, una sana intención didáctica, de "enseñar divertiendo". Me explico: acostumbrados a las "fantasmadas" y a los errores de bulto de muchas novelas, series y películas, normalmente estadounidenses, producidas por la impericia de los guionistas y el escaso (o nulo) asesoramiento por parte de eruditos en la materia, es un placer encontrarse un libro en el que el autor sabe de lo que habla, e incluso se permite breves explicaciones "for dummies" de todo lo relativo a redes informáticas y su seguridad (malware, algoritmos de cifrado como el AES, backdoors, rastreo de direcciones IP...). Este componente ilustrativo toma forma de diálogos, normalmente entre Antonio (cateto absoluto en informática) y Teresa y su grupo.

Habréis notado antes que he catalogado el libro como "novela negra". Me he atrevido con esta etiqueta, de la que hoy día se abusa, por contener dos elementos que creo definitorios del género, más allá de los crímenes, los asesinatos y las escenas truculentas, que también las hay. Uno es la crítica social, en concreto a la cesión de libertades individuales en favor de una supuesta seguridad colectiva. Otro es el mostrarnos el mundo del hampa, entendido como la trastienda de empresas aparentemente legales, que realmente se cimentan en asuntos turbios y que entran en el campo del crimen organizado: tanto el pasado de Horacio Serrano, como los manejos de Zang Jackie o la críptica Banca Ordoñez, y la naturalidad con la que su gerente trata el lavado del dinero y las cuentas en paraísos fiscales. Mención aparte para el pasado de Andrei en Chechenia, con actos de extrema crueldad (que por desgracia muchos soldados rusos cometieron de verdad). En la misma línea, la novela nos muestra el triunfo en la vida cotidiana de las personas despiadadas y sin escrúpulos sobre aquellas de espíritu noble, de lo ilegal sobre lo íntegro. Por ello, la cruzada de Teresa y sus socios se convierte un poco en la revancha de éstos (y con ellos, de todos nosotros) sobre aquellos.

Lavapiés, barrio madrileño donde transcurre gran parte de la acción. En él se
 mezclan el Madrid más castizo con el crisol de mundos creado por la inmigración

Todos estos componentes crean una trama llena de pequeños detalles y de subargumentos que se van interrelacionando, incluso de mano de algún MacGuffin como los planos de un cohete diseñados durante la Guerra Civil y custodiados celosamente en la cámara acorazada de la Banca Ordoñez. Ya lo dijo Hitchcock: "El MacGuffin, en historias de rufianes siempre es un collar y en historias de espías siempre son los documentos".

BedwyR dedica parte de la trama, como ya comentamos, a la búsqueda de la sobrina del empresario chino Zang Jackie, que fuerza a Teresa a internarse en Deep Web, una Internet dentro de Internet, protegida por todo tipo de medidas, y por la que campan a sus anchas redes de pederastia, entre otros criminales. De nuevo se reflejan con acierto tanto ese mundo como la gente que lo compone, y la verdad es que consigue contagiarnos la repulsión y el asco que produce a la protagonista en trato con un pedobear desaprensivo apodado "el Wracker". La postura del autor no es morbosa, e incluye un anexo con direcciones de referencia (fuerzas de seguridad, asociaciones, gobiernos) sobre pedofilia y pederastia.


La Deep Web, definición gráfica

La verdad que este thriller de intriga daría para un análisis más extenso, pero para resumir nos quedaremos con que nos presenta una imagen del hacking más realista y creíble de lo acostumbrado (nada del cliché del adolescente lleno de acné colándose en los ordenadores del Pentágono) pero sin renunciar a una historia emocionante y repleta de acción. La ambientación en España le da un punto extra de verismo y de cercanía (al menos para mí), y demuestra que no todo tiene que ocurrir en los Estados Unidos. Le sumamos unos personajes muy humanos, que despiertan sentimientos de simpatía o aversión (Antonio me recuerda intensamente al interventor de la sucursal de mi caja de ahorros que se fugó dejando un considerable agujero de dinero y cientos de clientes entrampados con acciones preferentes), un poco de historia inmediata (nuestra ominipresente Guerra Civil) y un tema de tanta actualidad y tan atrayente como es Internet y sus zonas grises, y el conjunto es una novela divertida y muy recomendable como entretenimiento y como alternativa sana a las "flipadas" hollywoodienses. 


Más datos de interés: "La mente perversa" está a la venta en Amazon, en formato digital y en tapa blanda. También tiene ficha en Goodreads, que está muy bien hecha porque la hice yo :)




OTROS LIBROS DE JOSHUA BEDWYR EN KINDLEGARTEN:


- En un mundo azul oscuro


Y con esto sería todo, o no, porque realmente quisiera escribir mucho más, pero entonces la reseña sería muy larga y nadie se la terminaría. Sólo me queda agradecerle a Joshua BedwyR el ejemplar facilitado, y a los demás agradeceros vuestra compañía. Ahora llega agosto y el mundo cierra por vacaciones, así que la actividad en KindleGarten también se reducirá en la misma medida. Nos leemos!


Compártelo:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes