20 de junio de 2014

Don Faustino, padre de almas

Hoy KindleGarten vuelve a disfrazarse de editorial, porque el sello espurio KindleGarten Ediciones presenta un cuento de su único autor: Tomás Rivera, que soy yo, el abajo firmante :)

Como ya sabréis los asiduos del blog, hace tiempo publiqué "Cuentos de San Andrés", que pese a su engañoso y poco apropiado título no escondía una colección de cuentos, si no una novela corta de cien páginas. 

Tras terminarla, releerla, revisarla (ay, que buena revisión necesita!) y comentar con unos y otros las impresiones que les ha provocado su lectura, escuchar críticas muy constructivas y valiosas, y tener un importante bloqueo a la hora de empezar un nuevo trabajo, he decidido dar un paso atrás para tomar carrerilla. 

Tenía un montón de ideas, anotaciones, esquemas, dibujitos y tachones, pero no conseguía darles forma de novela. Eran esbozos, escenitas que considero no eran malas, modestia aparte, pero no era capaz de hilvanarlas para crear una historia. Escribiendo alguna de ellas me dí cuenta de que realmente pedían ser cuentos cortos. 

Así que hoy os presento la primera de estas escenas: "Don Faustino, padre de almas", que podéis leer y descargar libremente en formato PDF en el enlace que hay más abajo.


Foto de Ramón Masats, tomada en el seminario conciliar de Madrid en 1959.
Le valió el Premio Nacional de Fotografía en 2004.
Me pregunto cómo distinguían los equipos [fuente]


¿Y de qué trata? Pues como ya os imaginaréis los que habéis leído "Cuentos de San Andrés", de costumbrismo. Es un cuentito de seis folios y algo menos de tres mil quinientas palabras, ambientado en mi amada Galicia natal, y que comienza en una diminuta parroquia rural que aparecerá en otros de mis cuentos (tal vez a alguno le suene de mi novelita). 

La fijación con la Iglesia y sus miembros es algo que tengo que hacerme mirar, porque es digna de estudio. Os lo aviso porque tengo al menos otras dos historias con esta temática. Supongo que es culpa del neorrealismo. Ya lo decía Joaquín Sabina: "monjas de Fellini, curas de Berlanga..."

Debo comentar que este "Don Faustino, padre de almas" incluye frases y expresiones en gallego, que no he tenido la cortesía de traducir. Siento no hacerlo, pero es que no soy capaz de trasladar al castellano algunas expresiones como lanzal o xeitoso sin extenderme demasiado, y las notas a pie de página serían casi tan largas como el propio cuento ;) pero quedo a vuestra total disposición aquí en el blog, en mi correo o donde queráis para aclarar todo lo que sea necesario. 

Iré publicando mis cuentos aquí en KindleGarten, en formato PDF, de manera aperiódica, porque la idea era hacer uno por semana, pero no me puedo comprometer, aunque dos al mes supongo que bien seré capaz de entregaros :)

Están sujetos a una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0. ¿Qué quiere decir esto? Que pueden leerse, descargarse, copiarse, imprimirse, intercambiarse, enlazarse, reproducirse, duplicarse, compilarse, antologarse y lo que proceda siempre que se reconozca y se cite la autoría de Tomás Rivera, que soy yo; sea sin uso comercial (así que nada de ganar dinero con banners y publicidad) y no se genere obra derivada. Aquí está la licencia:
Y esto sería todo por ahora. Os lo dejo a vuestra disposición, si deseáis darle una oportunidad. Gracias por todo. Nos leemos!
Compártelo:

7 comentarios:

  1. Hola Tomás!
    Pues felicidades por animarte a seguir creando historias, pienso que tienes tu estilo y por eso te identificas con esos lugares que hacen que te vengan ideas todo el tiempo, una iglesia da para muchas tramas, uno nunca sabe lo que se pueda encontrar dentro de ella o por sus alrededores como de sus vecino y sacerdotes. A seguir creando y gracias por brindarnos tus letras.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias por los ánimos. Voy a continuar escribiendo estos relatos breves, y seguiré el consejo de escribir sobre las cosas que conozco y que están en mi entorno. El tema de la Iglesia en efecto me da para mucho, así que le iré dando forma a las ideas que me vayan viniendo por ese lado. Gracias otra vez. Besos!

      Eliminar
  2. Esa foto me ha traído recuerdos. Yo tengo un tío abuelo que es sacerdote y en el seminario de Comillas jugaba muy bien al fútbol. Tengo fotos de él chutando en sotana ;DDD

    ResponderEliminar
  3. Esa foto me ha traído recuerdos. Yo tengo un tío abuelo que es sacerdote y en el seminario de Comillas jugaba muy bien al fútbol. Tengo fotos de él chutando en sotana ;DDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D Me gusta este tipo de fotos, que humanizan a las personas retratadas, y las muestran haciendo cosas que no se asociamos normalmente con ellos. Además esta foto es magnífica por tres razones:

      - Primera, porque técnicamente es un gran foto. El encuadre, el momento congelado en el aire...
      - Segundo, por la temática costumbrista, y lo original de ver a los seminaristas jugando al fútbol.
      - Tercero, por lo futbolístico :D Tanto el tiro que es formidable, raso y ajustado al palo, de esos que es casi imposible parar, como la estirada del portero, que en ese momento se olvida de que viste sotana y casi diría que va a despejar el disparo, o al menos tocará la pelota.

      Eliminar
  4. Querido amigo, tengo una gran deuda contigo de leer tu obra de ficción, a ver si aprovecho de hacerlo este año de una vez y así promocionarte en mi propio blog,; además provecharía de hacerte una entrevista ¿Te parece? Hubo un tiempo en el que escribí hartos cuentos, en mi juventud de ciencia ficción y terror y ya más "viejito" eróticos (tirando para pornos, je).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería genial Elwin. Aunque mi obra, por el momento, es escasa y poco relevante, pero te agradecería sinceramente cualquier ayuda para promocionarla. Si tienes relatos de Ciencia-Ficción, te animaría a participar en un certamen organizado por una universidad española, te paso la información por mail.

      Eliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes