26 de enero de 2014

Liebster Award (y 6)

Es un placer estar de vuelta para celebrar una vez más la nominación al precio Liebster Award, que llega de nuevo desde México, de mano de Cydalima, la administradora del blog literario "De palabras y letras". Sólo puedo expresar mi mayor agradecimiento, pues es un honor y un placer recibir la nominación desde un blog que ya seguía de forma habitual, y que os recomiendo tanto por sus reseñas como por su diseño sobrio, cuidado y muy elegante. 

Por cierto que Cydalima, en colaboración con Loba Roja, promueven el reto de lectura "Leyendo a los clásicos" para este 2014, que está teniendo muy buena aceptación y al que aún estáis (estamos) a tiempo de apuntaros.



No puedo hacerme seguidor de su blog, porque ya lo soy desde hace algún tiempo, pero sí os animo a que lo visitéis y disfrutéis de alguna de sus entradas. Me voy a permitir también saltarme las once nominaciones, por haberlas hecho ya en su día, para no redundar. Y ahora, como siempre, procedo a responder encantado al formulario de once preguntas:


1. ¿Cuál fue el libro que te hizo amar la lectura?

Me gusta mucho esta pregunta :) porque he tenido que hacer un ejercicio de memoria. Me he dado cuenta de que fue "Los progresos del pingüino" de Jill Tomlinson. Lo leí siendo apenas un niño de siete u ocho años. Aquel curso (tal vez segundo de Básica) se organizó una Biblioteca de aula, con aportaciones de los alumnos. Alguien llevó éste y me encantó, recuerdo que mi madre lo leyó conmigo y le había gustado también. Narra la vida de una cría de pingüino desde que nace del huevo, está abrigado bajo el cuerpo de su madre, se le cae el plumón, aprende a deslizarse por el hielo, a nadar,a bucear... recuerdo con cariño que me emocionaba a medida que Otto iba creciendo y aprendiendo cosas nuevas, y quiero pensar que no era un relato almibarado. A gran formato y con unas ilustraciones bonitas (en vez de la seriota edición de la foto) sería un regalo perfecto para cualquier niño de hoy día [otros libros de la autora sí están publicados así]

Sólo he encontrado esta foto [fuente: todocoleccion.net]
Es la misma edición en la que lo leí yo
Por supuesto entonces no me importaba quién era el autor (en este caso autora), ni si era en castellano o una traducción, simplemente disfruté la historia y creo que desde entonces los pingüinos me parecen adorables. A raíz de esta pregunta investigué un poco y me enteré que la autora tiene más libros, todos infantiles y protagonizados por animales, y que falleció en 1976, antes incluso de nacer yo. 

En inglés sí lo hay. Suertudos :S
Por desgracia, el libro parece estar descatalogado (la editorial Miñón ya desapareció, y aunque lo publicó después Susaeta tampoco está en su catálogo) y pese a que se reeditan otros libros de la autora, para éste sólo queda la segunda mano. Si lo reeditan me lo compro :)


2. ¿Cuál es tu libro favorito?

Pregunta difícil. En el anterior cuestionario dije que "Cien años de soledad" de Gabriel García Márquez, por ser el que ahora mismo me parece el más excelso de cuantos he leído, pero por supuesto los libros crecen con uno y a lo largo de mi vida han sido otros. Por ejemplo durante mucho tiempo lo fue "Danny, el campeón del mundo" de Roald Dahl, que es una historia emocionante y muy imaginativa. 


Porque la imaginación de Roald Dahl no tenía límites, y esta historia disparatada no deja de ser una forma de realismo mágico. Por otra parte, me encantaba la figura del padre de Danny (existe una versión en telefilme, de poco presupuesto pero muy solvente y más que correcta, donde lo interpretaba magistralmente Jeremy Irons, mientras que su hijo Samuel interpretaba a Danny) y la relación que tenía con él.

Y durante un tiempo lo fue "La historia interminable" de Michael Ende, que como ya comenté me parece el relato de fantasía perfecto, redondo y definitivo. En un momento del libro dicen que "los libros cambian cada vez que los lees" y lo cierto es que yo lo leí tres veces y siempre me parece diferente y nuevo. 


Lo mejor sin duda es la complicidad y la identificación que acabas sintiendo con Bastian, hasta llegar a pensar que en efecto eres tú quien está leyendo el libro que él roba en la librería de Koreander. Lo vuelvo a recomendar a todo el mundo. 

Después ocupó mi corazón "Dos arquivos do trasno" ("De los archivos del trasgo") del gallego Rafael Dieste, una recopilación de relatos que combinan costumbrismo, fantasía, tremendismo y una forma particular de realismo mágico en la que los gallegos fuimos pioneros.


Ni qué decir tiene que Dieste es uno de los autores a los que copio que me inspiran a la hora de escribir.

Y aún después amé "Memorias dun neno labrego" ("Memorias de un niño campesino") de Xosé Neira Vilas, el único que tengo firmado por su autor, y del que atesoro tres ediciones distintas: la clásica con ilustraciones del insigne intelectual galeguista Isaac Díaz Pardo (hay personas que llevan toda una nación dentro), una edición de quiosco y la edición 50 aniversario ilustrado por el dibujante también gallego Xaquín Marín.


Está escrito en un gallego precioso, dulce, armonioso, y es de una emotividad que no puedo describir. Transmite además esa saudade tan nuestra, esa alegre tristeza que nos evoca la dura vida de Balbino, las injusticias y privaciones que sufre y pese a todo, sus ilusiones y la realidad de la Galicia rural vista por los ojos de un niño al que la miseria y el hambre le roban su infancia y sus sueños, y que simboliza el coraje resignado y la resiliencia del pueblo gallego. "Eu son Balbino, un rapaz de aldea. Coma quen diz, un ninguén. E inda por riba, probe..." (Yo soy Balbino, un niño de aldea. Como quien dice, un nadie. Y además, pobre...)

Pero ahora mismo me quedo, en efecto, con "Cien años de soledad", por todo lo que ya comenté, y que espero releer algún día, tal vez en este año 2014. 

Macondo. Si alguien sabe quién es el autor de este cuadro de corazón le agradecería
que me lo dijese. Me fascina el estilo a medio camino entre el expresionismo y el surrealismo

3. ¿Qué libro te gustaría que tuviera un final diferente?

Varios, pero por decir sólo uno voy a elegir "La torre oscura" de Stephen King. El séptimo volumen de la serie, que se titula igual que la saga. No es un final desastroso, pero podía ser mejor, considerando que es la culminación de un trabajo de treinta años y de una lectura de 4500 páginas. 


Intentaré no hacer demasiado spóiler, porque sé que algunos de vosotros está leyendo la saga en este momento. Sólo comentar que no estoy decepcionado con el final en sí mismo, pues entronca directamente con la idea principal de la serie, la de que el Ka es una rueda, y si lo piensas bien deduces que Roland está más cerca de cumplir su profecía, pero a la confrontación definitiva le falta pegada, no proporciona sensación de clímax. Y hasta ahí puedo leer. 


4. Si pudieras entrar a un libro y ser un personaje, ¿a qué libro entrarías y por qué?

Uf, a tantos... me cuesta decidirme pero tengo claro que sería a uno de los grandes libros de aventuras del siglo XIX, cuando el mundo aún era un lugar lleno de misterio, peligros y desafíos. Hace poco leí una frase para reflexionar (no recuerdo el autor, lo siento), que decía algo así como que somos una generación desafortunada, porque nacimos demasiado tarde para explorar nuestro planeta, y demasiado pronto para explorar el espacio exterior. Y a pesar de que no me gusta viajar y soy más bien sedentario, recuerdo las aventuras que de niño me hacían soñar todas aquellas novelas maravillosas: explorador en el África negra, mosquetero al servicio del rey de Francia, pirata, soldado, espía en la India británica, marino, viajero infatigable, buscador de oro en el Yukón... pero cómo debo responder uno sólo, voy a elegir entrar en "El Conde de Montecristo" de Alejandro Dumas padre -y su "negro" Auguste Maquet, aunque Dumas pagó para que éste no figurase como coautor-, porque es la novela de aventuras suma y cenit del género. Tiene todos y cada uno de los ingredientes que convertían al folletín por entregas en algo apasionante: Venganza (el motor de la historia), drásticos cambios de fortuna, pasiones, emoción, persecuciones, duelos, tesoros escondidos, secuestros, riquezas ganadas de manera desleal, quiebras, injusticias y su posterior resarcimiento por parte de Edmundo, amor, intrincados planes y mascaradas, escenarios exóticos, lujo y boato, viajes, hijos secretos, espionaje... vamos, que no le falta nada. 


Lo elijo también porque Edmundo Dantés (o Edmond Dantès, pero yo siempre lo conocí por el nombre traducido) me parece un personaje fascinante, y su historia muy emotiva, pues realmente sufres con él y te alegras por él cada vez que algo le sale bien y va haciendo justicia con aquellos que le destrozaron la vida. Además de que sabe ser compasivo y perdonar a quienes lo merecen, es agradecido con aquellos que nunca le abandonaron en el pasado.

A lo que hay que sumarle que tiene 1160 páginas y un montón de personajes (no tantos como "Guerra y Paz" de Tólstoi, pero muchos), por lo que seguro que habría sitio para mí.

Este islote de 10km cuadrados situado entre Córcega e Italia es MonteCristo.
Aparte de unas cuantas cabras, está deshabitado.

5. En relación con la pregunta anterior, ¿qué papel jugaría tu personaje dentro de esa historia?

Pues como muestra este "sencillo" diagrama que me descargué de la Wikipedia:


Los papeles principales ya están pillados, pero yo tengo más espíritu de secundario. Creo que mi papel sería pequeñito pero importante. Me gustaría ser alguien que ayudase a Edmundo en sus planes, con alguna intervención breve pero trascendental para la historia, como por ejemplo la del telegrafista que le ayuda a enviar un telegrama falso que precipita la quiebra económica de uno de sus enemigos; y tener, al igual que ese modesto funcionario, la oportunidad de charlar un rato con Edmundo y de recibir, ya de paso, una de sus generosas gratificaciones. Sería feliz apareciendo durante diez o doce páginas y teniendo unas cuantas líneas de diálogo. 


6. ¿Sueles disfrutar las adaptaciones cinematográficas de los libros que lees?

Casi siempre. Aprecio la fidelidad al original, o que si hacen cambios, sean para crear una historia novedosa e interesante, no para desvirtuar la idea del autor del libro. Veamos:

Primero están las adaptaciones tan sobresalientes y magníficas que terminan por eclipsar al libro en el que están basadas y ganar más notoriedad que éstos. Porque hay directores que parecen tocados por una varita mágica para adaptar novelas. Tenemos a Francis Ford Coppola con "El Padrino", basado en el libro homónimo de Mario Puzo, quien escribió también el guión mano a mano con Coppola, y "Apocalypse Now", que sería un ejemplo de filme que toma la historia original ("El corazón de las tinieblas" de Joseph Conrad) y construye algo nuevo y fascinante. De Stanley Kubrick están "La naranja mecánica", que traspasa letra a letra el libro de Anthony Burguess y "2001: Una odisea en el espacio", donde a partir de la obra de Arthur C. Clarke desarrolló una historia visual y manierista, de visionado difícil. Lo mismo se podría decir de otro titán del cine y gran "adaptador de libros": Victor Fleming, con "Capitanes Intrépidos" de Rudyard Kipling o "El mago de Oz" de Lyman Frank Baum.

Inolvidables Spencer Tracy y Freddy Bartolomew

Luego tenemos adaptaciones que van desde "excelentes" hasta "correctas" pasando por "buenas". Tendríamos cientos de ejemplos, como toda la saga de Harry Potter, la "Matilda" de Danny de Vito sobre la divertida narración de Roald Dahl o Stephen King en las versiones de "Carrie" de Brian de Palma, "Christine" de John Carpenter, "Misery" de Rob Reiner o "El resplandor" de Kubrick. Si hablamos de filmes en castellano, tenemos casos como "El crimen del Padre Amaro" de Carlos Carrera sobre la novela de Eça de Queiroz, "Como agua de chocolate" de Alfonso Arau o "Santitos" de Alejandro Springhall. En los dos últimos casos, las escritoras Laura Esquivel y Mª Amparo Escandón respectivamente se encargaron del guión. Los mexicanos tienen buena mano para el cine.  

Un gran libro y una gran película

Y por otro lado hay adaptaciones malas, peores y pésimas. Los casos más sangrantes son "It", sobre el texto de Stephen King, que no es ni la sombra del libro, o "La historia interminable" de Wolfgang Petersen, que en tres entregas a cada cual más prescindible, se pasan la obra maestra de Michael Ende por el arco del triunfo.

Pennywise es Tim Curry. Enough said.

Y el premio al escritor con peor suerte a la hora de sufrir versiones cinematográficas es para el español Arturo Pérez-Reverte de quien, salvo "La novena puerta" -adaptación de "El club Dumas" a cargo de Roman Polanski, con Johnny Depp como protagonista- que es correcta, no se ha hecho una sola película buena. En "La tabla de Flandes" usaron el libro para calzar una mesa coja. Ni "Territorio comanche", ni "Cachito" ni "El maestro de esgrima" pasan del aprobado y "Alatriste" fue un fiasco monumental y una oportunidad perdida de crear un auténtico blockbuster español. Esperemos que la teleserie basada en este último permita al autor brillar a la altura que merece, porque en sus libros hay material de sobra para rodar buenas historias.

Aitor Luna será el nuevo Capitán Alatriste en la tele. ¿Tendrá más suerte que su anterior
encarnación Viggo Mortensen? Con T5 y sus horarios mutantes puede pasar de todo.

Y muchas gracias por hacerme esta pregunta, porque me has dado una idea para una entrada para el blog ;)

7. ¿Tienes algún ritual especial para leer?

Lo primero, limpiar las gafas y ponérmelas. Si estoy en casa y voy a leer sentado, hacerme un té si es por la tarde, o una infusión de otra cosa si es de noche. Y ponerme zapatillas! Poco más [en el trabajo leo mucho cuando no hay tarea y allí no puedo ser muy exigente con las condiciones]. Bueno, si voy a leer un libro en papel, miro mucho de colocarlo de forma que no le doble las puntas de la cubierta, ni arrugue las hojas, ni le deforme el lomo, y si tiene sobrecubierta procuro que no sobresalga por abajo para que no se arrugue. 



8. ¿Tienes manías al momento de leer?

Si estoy leyendo en papel, lo dicho, estar muy pendiente de no estropear el libro. En cualquier caso, prefiero leer tumbado que sentado, y si es posible tapado con una manta o una colcha, incluso en verano (al leer o estudiar mucho rato noto como me enfrío).


También prefiero leer en silencio o en un ambiente tranquilo, y si escucho música, que no suelo hacerlo mientras leo, la elijo instrumental, porque la letra me distrae, y a poco volumen. Y paradójicamente, tampoco me gusta leer con demasiada luz natural. Un poco sí, pero no a pleno sol, porque molesta la vista. 


Y una manía muy grande que no puedo evitar, que seguro es compartida por muchos de vosotros, es que no puedo dejar de leer en el medio de un capítulo. Necesito terminar el episodio en curso antes de dejar la lectura e irme, por caso, a dormir. "Sólo un capítulo más" :D

9. ¿A qué autor te gustaría conocer (vivo o muerto)?

Ay! a un montón. Seguro que me llevaría algun chasco grande, según la fama que tienen muchos escritores y escritoras de ser personas difíciles y de trato complicado. Sería genial, por ejemplo, conocer a Edgar Allan Poe y ver cómo concebía sus historias y cómo escribía. O conversar con Gustavo Adolfo Bécquer y la gallega Rosalía de Castro, el poeta y la poetisa más importantes del romanticismo, y ver si se me pegaba una cienmillonésima parte de su talento. 

Rosalía de Castro Pop-Art cortesía de ReiZentolo

Después de pensar en muchos autores y autoras voy a quedarme con un autor vivo y otro fallecido. Entre los vivos, escojo sin duda a Stephen King, que es mi autor favorito en la actualidad y que tiene aspecto de ser una persona sencilla y accesible, a quien las ventas millonarias y una fortuna personal que no podría gastarse ni en cien vidas no parecen habérsele subido a la cabeza ni cambiado su carácter yankee, porque tiene la manera de ser de cualquier vecino de los pequeños pueblos de Nueva Inglaterra que pueblan sus libros. Por ahora me conformo con Youtube y coloquios virtuales como este, en el que el rey del terror contesta a las preguntas de sus seguidores durante hora y media: 



Y de los fallecidos, voy a escoger al también gallego Ramón del Valle-Inclán, para vivir de primera mano todas las extravagancias y peculiaridades que se le atribuyen. Acompañarlo a una de aquellas famosas tertulias literarias en el "Café de Levante" que congregaban a Zuloaga, Unamuno o Baroja, y que acababan "como el rosario de la Aurora" (perdió su brazo fruto de un bastonazo recibido en una de ellas) o cuando, tras toda la noche de bohemia por Madrid, se iba con sus colegas al palacio real a despertar a gritos a Alfonso XIII. Y, sobre todo, verle crear "Tirano Banderas" o "Luces de Bohemia".


10. ¿Lees en otros idiomas, en cuáles?

Leo en Gallego, que es la lengua propia de Galicia y que -pese a haber sido educado en castellano y hablar esta lengua como materna- uso cada día, tanto de manera oral como escrita. Además de obras originales en gallego (muchos de mis autores predilectos escribieron en gallego: Rosalía de Castro, Castelao, Álvaro Cunqueiro, Carlos Casares, Rafael Dieste...), la editorial Urco Editora está traduciendo clásicos del terror, la fantasía y la Ciencia-Ficción: Poe, Lovecraft, Robert E. Howard, Jack London... con lo que las opciones de leer en gallego son cada vez mayores. Y si además cuidan las ediciones, ¿qué más se puede pedir?

Y leo en Portugués, idioma que estudio desde hace un par de años y que es tan similar al Gallego que casi parecen gemelos. De hecho fueron la misma lengua, el galego-portugués, hasta el siglo XIV más o menos. Aunque el gallego usa la grafía española por una cuestión política que ahora sería larga de explicar, podría perfectamente usar la grafía lusa, y no son pocos los que piensan (yo incluído) que Gallego y Portugués son la misma lengua [pero eso es otra historia y merece ser contada en otra ocasión].



También escucho mucha música y veo películas en Portugués (casi todas brasileiras, en Portugal la industria del cine es anecdótica) y soy un convencido de que Galicia y Portugal son hermanas y que galegos y tugas compartimos cultura, carácter y forma de ver y entender el mundo. 


11. ¿Qué prefieres, libros físicos o digitales?

Ambos. Los dos tienen ventajas e inconvenientes. Si debo elegir prefiero los libros en papel, por el valor añadido que te dan y del que los libros electrónicos carecen: atesorar el libro, que te acompaña a lo largo de tu vida, crece y envejece contigo. Lo tomas en la mano, revisas tus subrayados, encuentras viejos marcapáginas que te traen recuerdos, pasas la mano por la cubierta, lo hojeas... 


A menudo hablamos del olor de los libros, y nos lo tomamos a broma, pero el olfato está muy vinculado a la memoria y al carácter afectivo. ¿Acaso el perfume de una persona amada no nos recuerda a ella, o el olor de la comida casera no nos recuerda a nuestro hogar y a nuestra infancia? Los libros electrónicos no huelen (por ahora), por eso son más fríos, más asépticos. Hasta hay una explicación al fascinante olor de los libros!

Ahora que el libro en papel tiene sus inconvenientes, que descubres a la segunda o tercera mudanza que haces...

Ocupan espacio! y pesan! pero por nada del mundo los dejas atrás
El libro electrónico tiene sus ventajas sin duda, que son la comodidad y la capacidad de almacenamiento, además de permitir que muchos autores noveles se autoediten y vean la luz obras de calidad que, de depender exclusivamente de la edición tradicional, nunca saldrían del cajón.

Si hace diez años me dicen que todo esto cabría en la palma de la mano, no me lo creería.

No voy a engañar a nadie: Tengo cerca de seis mil libros digitales obtenidos a través de Internet de forma no muy legítima, hasta el punto que dejas de apreciarlos. Pero si un libro me gusta mucho, termino comprándolo en papel y atesorándolo con mimo (ahí están los IMM para verlo). Eso sí, por principios, no "pirateo" libros de autores noveles y autopublicados, sólo de grandes editoriales. Además, por supuesto, de todos los libros que ya son de dominio público y que puedes descargarte a tu e-reader y leer sin ningún remordimiento de conciencia. 

Si tuviese que poner un símil, un libro en papel sería un disco de vinilo, con su enorme portada a todo color y su libreto con las letras de las canciones, sus fotos... y un libro electrónico sería un mp3, que es muy cómodo y escuchas es cualquier lugar, pero al que no das demasiado valor y con el que no te encariñas.

En cualquier caso, creo que los dos pueden convivir y que al libro en papel todavía le queda muuuuuucho camino por delante, porque el factor emocional de un libro es difícil de suplir. Al menos, aún no me veo (todo se andará) regalando un libro electrónico por Reyes. 


Y estas serían mis respuestas al formulario de Cydalima. Gracias de nuevo por la nominación, y a todos nuevamente os recomiendo que visitéis su blog De palabras y letras. Me he divertido mucho respondiendo al cuestionario, buscando las imágenes y pensándome bien las respuestas. Por lo demás, nos vemos en la próxima reseña. Nos leemos!
Compártelo:

6 comentarios:

  1. Que miedo que tengo de la final de la torre! tengo que seguir el cuarto libro (estaba un poco cabreada por eso lo abandone) entonces tengo que seguirla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te recomendaría encarecidamente que lo retomes. Entiendo la animadversión por Susan Delgado, pero todos los héroes tienen que ser tentados de abandonar su odisea y llevar una vida corriente. Créeme que el final del cuarto libro te va a sorprender y mucho, y no va a ser por Susan Delgado :D

      Eliminar
  2. Hola Tomas, primero felicidades por el premio que sin duda será más que merecido, segundo me ha encantado conocerte un poquito más a traves de tus respuestas y me ha sorprendido lo mucho que te has currado este cuestionario. Un placer haber pasado un ratito en tu compañia, ahhhhhh y por favor la proxima vez enlaza el blog que te ha dado el premio, yo no lo conozco pero no he encontrado el enlace tampoco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmina, muchas gracias! Poco a poco voy perdiendo el miedo a hablar de mi y a contar cosas sobre mi. Te agradezco un montón tu ayuda, porque me sorprendí al ver que no te figuraba el enlace (por cierto es http://depalabrasyletras.blogspot.com) y gracias a tu comentario me he dado cuenta de que en el cuerpo de las entradas los enlaces no se ven diferenciados del resto del texto (deberían ser rojos), es decir, que blogger ignora mis ajustes de plantilla. Ahora me estoy pegando un poco con él para arreglarlo, pero por ahora voy perdiendo 1-0. Gracias otra vez!

      Eliminar
  3. Como bien dije por twitter: amo tus respuestas por ser tan interesantes y elaboradas. Es muy lindo conocer un poco más de ti a través de ellas, lo cual es posible también a las anécdotas que compartes y a las impresiones personales sobre lo que has leído o visto. Al igual que tú, creo que todos vamos teniendo libros favoritos en distintas etapas de nuestra vida, y en general creo que es algo complicado decir que tenemos sólo un libro favorito, cuando hay tantos que nos han calado hondo.

    Me alegra saber que mis preguntas te hayan inspirado para escribir entradas futuras. Nos estamos leyendo por aquí y por allá. ¡Besos y abrazos!

    ¡Por cierto! Me gustaría afiliar mi blog al tuyo y si no te incomoda, he tomado tu banner para colocarlo en mi lista de afiliados ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias de nuevo, me alegra saber que las respuestas han sido de tu agrado, sobre todo porque me gusta responder a estos cuestionarios y más cuando tratan de literatura, que es el tema más apasionante posible. Dentro de no mucho haré alguna entrada sobre los libros y el cine, inspirado como ya dije por la pregunta sobre adaptaciones. Tal vez sobre Victor Fleming, aún tengo que darle forma :)

      Sobre la afiliación no es ninguna incomodidad, al contrario, es un placer y un honor. Ya he colocado tu banner en el lateral derecho en la sección de Afiliados; además tiene el tamaño perfecto.

      Seguimos en contacto. Abrazos desde España!

      Eliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes