21 de enero de 2014

La Dalia negra - James Ellroy

Bienvenidos de nuevo al reto "12 novelas negras", que como ya sabéis fue propuesto por Patricia es su blog "Losrelatosdepatri: leyendoyescribiendo". Hasta que lo comencé era un total ignorante de este género tan popular, y ahora que he llegado al ecuador del reto, si bien sigo sin ser ningún entendido, ya voy comprendiendo e identificando las claves y los elementos principales del mismo. Hasta ahora me estuve dedicando a los grandes clásicos del género, pero hoy iremos con uno de sus maestros actuales, reconocido por la crítica y los lectores como una de sus puntas de lanza. Es un escritor un tanto peculiar, excéntrico y de personalidad algo difícil, al que sus obras le han valido el sobrenombre de "The demon dog of American Crime Fiction". ¿Lo vemos?


Título: La Dalia Negra (The Black Dhalia)

Autor: James Ellroy, escritor estadounidense especializado en novela negra, de la que está considerado uno de los mayores exponentes actuales, y ensayo criminal. En alguna ocasión ha declarado que sólo le interesa la historia de su país desde los años 40 hasta 1972, en la que es un erudito absoluto, y carece por completo de interés por cualquier otra materia. 

Año de publicación: 1987

Resumen: En 1947, una joven aspirante a actriz llamada Elizabeth Short aparece cruelmente asesinada, mutilada y despedazada en un solar de Hollywood. La policía de Los Ángeles movilizará todos sus recursos para dar con el culpable, en un caso de enorme repercusión mediática y social. Dos detectives asignados a la investigación se implicarán de forma obsesiva en un crimen en el que confluyen política, corrupción, grandes fortunas e intereses creados en los florecientes negocios de la construcción y del espectáculo.

Género literario: Es una novela negra en la tradición de los clásicos del hard-boiled, con una trama policíaca compleja y enrevesada, con continuos giros, marcada por un elevado nivel de violencia muy explícita, y que realiza una labor de crítica hacia diferentes estamentos de la sociedad estadounidense.

¿Qué podemos destacar de él?: Que está basado en un caso real, que está profundamente documentado, que posee una ambientación soberbia y un estilo narrativo muy clásico (dentro del género negro); y que maneja unos niveles de crudeza y sordidez bastante notorios.

"La Dalia Negra" es la primera entrega de una serie titulada "Cuarteto de L.A.", compuesta de cuatro novelas independientes (si bien algunos personajes aparecen en varias de ellas) ambientadas en dicha ciudad desde finales de los años 40 y durante los años 50. Las tres siguiente son "El Gran Desierto", "L.A. Confidential" y "Jazz Blanco". En ellas, como veremos, Ellroy quiere relatar y describir los entresijos ilegales y criminales de la industria de Hollywood en aquella época. 


Antes comenté que James Ellroy es un escritor particular. Y no se trata sólo de su extravagante gusto en el vestir, sino que posee una personalidad complicada. Es ególatra y megalómano (se autoproclama el mejor escritor de novela negra de la historia), odia las entrevistas, durante las que se suele comportar de forma provocadora, irascible y cortante, y muestra una absoluta y total indiferencia hacia todo lo que no sea la narrativa de género negro ambientada en los Estados Unidos durante la época ya citada. 

Cito esto como introducción para destacar lo primero que llama la atención de esta novela: su cuidada ambientación y el sólido trabajo de documentación que trasluce. Podría pasar a la perfección por una novela escrita en la misma época de los acontecimientos que narra. 

"La Dalia Negra" existió en realidad, y su caso, que nunca fue resuelto, ha generado abundante material, tanto tesis y ensayos como documentales y películas. Elizabeth "Betty" Short, cuyo apodo en vida no era "La Dalia Negra", sino que fue así nombrada por la prensa por vestir siempre de dicho color, apareció, en efecto, asesinada y descuartizada con una crueldad y un ensañamiento tales que causaron un profundo impacto social, magnificado por la prensa, en especial por los periódicos sensacionalistas del magnate William Randolf Hearst [Ciudadano Kane, para entendernos ;) ]

Ellroy toma todos los datos de la biografía de Betty Short y arma su historia de forma detallada y minuciosa, dándole una gran verosimilitud. Esta historia ficticia, narrada en primera persona como mandan los cánones del género, está protagonizada por el agente de policía Bucky Bleichert, y por su compañero y amigo Lee Blanchard. La novia de Lee, Kay Lake, será el tercer vértice de un triángulo amoroso que será parte principal de la trama. Bucky y Lee, además de policías, son ex-boxeadores de alto nivel, y se conocerán y amistarán en un combate de pesos pesados organizado por la Policía con fines propagandísticos. Tras casi matarse, se harán amigos inseparables. 

Esto nos lleva directamente al segundo factor principal de la novela: su elevado grado de violencia. Que los protagonistas se conozcan boxeando -serán llamados Señor Fuego (Lee) y Señor Hielo (Bucky) por sus opuestos estilos pugilísticos- sólo es el inicio de una historia marcada por palizas, amenazas, arrestos resueltos con disparos a quemarropa, allanamientos, confesiones arrancadas a puñetazos en el estómago o con pentotal, asesinatos, extorsiones a testigos o interrogatorios a golpes, gritos e insultos. Los métodos policiales me sorprendieron por su brutalidad y su impunidad.


Y es que "La Dalia Negra" emplea la excusa del asesinato de Betty Short para exponer una premisa clara: Hollywood está construido sobre una base de podredumbre, crimen y corrupción a todos los niveles. Así, vemos como los responsables de la investigación policial se mueven por sus intereses en determinados puestos (recordemos que en los USA cargos como Fiscal o Jefe de Policía son electos), se oculta la implicación de magnates y personas influyentes en el caso, y se descuidan otros crímenes igualmente importantes para intentar resolver el de la Dalia, por su carácter mediático. Los medios de comunicación, por su parte, ocultan el revuelto pasado de Betty Short para mostrarla como una chica inocente y beatífica. La corrupción, los negocios sucios y los intereses creados son omnipresentes y, yendo de la mano de la violencia, marcan el ritmo de la novela.

Esta crudeza, esta sordidez, se ve acrecentada por el estilo narrativo de Ellroy, que bebe directamente de los grandes maestros del género como Raymond Chandler o Dashiell Hammett. Oraciones breves, escuetas, directas y expeditivas. Muchos diálogos con frases breves, que los personajes se intercambian como golpes de boxeo. Las descripciones también son sucintas, pero lo bastante ilustrativas para que nos hagamos la imagen de aquello que el autor nos quiere transmitir. La novela derrocha acción y el ritmo no se detiene apenas, creando un efecto muy adictivo, "de enganche", que al momento me retrotrajo a mis recientes lecturas de los citados Chandler o Hammett.


Este ritmo frenético permite a Ellroy transmitirnos la sensación de opresión, de fijación que, cada uno por sus razones, llevan a Bucky y a Lee a implicarse de forma compulsiva en el caso de la Dalia, y cómo se embarcan en una huida hacia adelante en la que ambos (la historia está narrada por Bucky) entran en una vorágine autodestructiva que les lleva a sacrificar su trabajo, su vida personal, su reputación, su felicidad y la de aquellos que les rodean, su integridad física y hasta su cordura a medida que avanzan en la investigación y llegan a la obsesión más febril y enfermiza. 

La nómina de secundarios que se va cruzando con Bucky y Lee es destacable tanto por nutrida como por ilustrar los diferentes tipos habituales del género: El magnate Emmett Sprague, implicado en negocios turbios relacionados con la construcción en los terrenos de Hollywood, su hija Madeleine, la mujer fatal cautivada por la figura de la Dalia y que supondrá un quebradero de cabeza para Bucky, el ayudante del fiscal del distrito Ellis Loew, que utiliza el caso de la Dalia para catapultar su carrera... es una trama donde no hay nadie libre de pecado y todos tiene algo que ocultar o se mueven por interés.


La crítica social es evidente, y si vas a leer esta obra, olvídate de lo políticamente correcto. Bucky es un kraut (alemán), los franceses franchutes, los negros embetunados y los asiáticos amarillos. Se reflejan los prejuicios raciales propios de la época, sin edulcorar, y el tratamiento que reciben en particular los mexicanos (parte de los acontecimientos transcurren en Tijuana) es fuertemente despectivo.

Un último aspecto que transmite la novela es la sensación de desazón, de desesperanza, de agobio, de ausencia de perspectivas. Transcurre en gran parte en escenarios desagradables y poco acogedores (moteles, pensiones de mala muerte, barrios deprimidos) a los que las personas parecen estar atados, como si simbolizasen un fracaso constante y la imposibilidad de salir del círculo de marginalidad, crimen y carencia de futuro. 

"La Dalia Negra" es, para resumir y concluir, un soberbio y magistral ejemplo de novela negra y creo que James Ellroy, egolatrías aparte, merece la consideración que tiene como vaca sagrada del género. Cada elemento, cada ingrediente de la novela está medido al milímetro y todos ellos combinan para crear una trama adictiva, con gancho, original, llena de giros y vueltas de tuerca. Eso sí, os recomiendo un estómago fuerte para leerla, porque en ocasiones casi puedes sentir cómo te salpica la sangre.

¿Más datos de interés?: Sí. En el 2006 fue adaptada al cine por el mismísimo Brian de Palma ("El precio del poder", "Atrapado por su pasado", "Carrie"), con Josh Hartnett como Bucky Bleichert, Aaron Eckhart como Lee Blanchard, Scarlett Johansson como Kay Lake y Hilary Swank como Madeleine Sprague (aquí Madeleine Linscott). El papel de Betty Short fue encarnado por Mia Kirshner.


Ellroy, en su línea, despotricó a gusto contra el resultado, en especial contra los actores y actrices principales. 

Por otra parte en Internet, además de muchas entrevistas con Ellroy donde podéis apreciar lo majo y agradable que puede ser el hombre, hay mucha información sobre el caso de Betty Short, incluidas numerosas fotografías de la misma, que he preferido no mostrar aquí, pero que están disponibles con una simple búsqueda en Google para quien quiera verlas.

Y con esto, por ahora, llegamos al final de la reseña de hoy. Si os apetece una buena novela negra, apuntaos esta en la lista de pendientes. Nos leemos!


Compártelo:

9 comentarios:

  1. Al autor no le gustó la peli, pero tampoco quedó tan mal. Brian de Palma tiene buena mano para el cine policiaco.

    Gran novela, sí señor. Ýa que estás lanzado te aconsejo "Medianoche en el jardín del bien y del mal", de Jim Williams. Otra genialidad de la novela negra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ups, perdón. Confundí al director con el autor. El escritor es John Berendt.

      Eliminar
    2. A mí me pareció buena, pero Ellroy está obligado a quedar descontento, de lo contrario no sería él. Como dices, a Brian de Palma se le dan bien estos títulos, a mí "Chicos listos" o "Atrapado por su pasado" me parecieron grandes películas policíacas, y "El precio del poder", aún con todos sus excesos y Al Pacino un poco histriónico, una obra maestra.

      Gracias por la recomendación de "Medianoche en el jardín del bien y del mal", en mi ignorancia pensaba que era un filme original de Clint Eastwood, que me gustó mucho en su día, pero si es una novela ya la pongo en la lista de pendientes (no conocía al autor).

      Eliminar
  2. Bueno me gustaria leeerlo :D y darle el chance a la pelicula tambien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate, sobre todo la película no es mala ni mucho menos, pero el autor tiene la obligación de estar descontento siempre con las adaptaciones de sus obras, y este más que ninguno. Yo para este 2014 quiero leerme al menos otra de este autor, tal vez L.A. Confidential, porque la película me gustó mucho en su día -hace quince años ya, ay!-

      Eliminar
  3. Si no me equivoco este autor ha sido adaptado más de dos veces al cine...¿No? En muchas ocasiones me encontré sus libros a muy bajo precio y ahora lamento no haberlos comprado. Definitivamente debo leer más del género. Gracias por ilustrarme al respecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto Elwin, fue adaptado un total de cuatro veces con otras tantas de sus novelas, aunque yo sólo he visto esta y la que quizá fue la más exitosa: L.A. Confidential, de 1997, con un elenco de lujo: Guy Pearce, Russell Crowe, Kevin Spacey, Kim Bassinger, Danny de Vito y James Cromwell (el granjero de "Babe" en un cambio de registro asombroso).
      A su vez, realizó el guión original de otras dos: "Cop" y "Dueños de la calle", con veinte años de diferencia entre ellas. Un abrazo Elwin.

      Eliminar
  4. Hola!!
    Que buen informe!
    No sabia mucho al respecto sobre esta historia, a la peli no la vi pero recuerdo que la han pasado varias veces. Ahora que hablas del autor, la que si vi fue L.A. Confidencial, esta realmente buenisima. Estuve por compradme el libro pero al final me incline por otro.
    Realmente muy interesante.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Lo cierto es que a mí también me gustó mucho L.A. Confidential, aunque me haga sentir un poco mayor recordar que la ví el 1999, en los años del VHS :) Ambas películas me gustaron, y ya puse alguna novela más de este autor en la lista de pendientes. Nos leemos!

      Eliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes