16 de diciembre de 2013

Maleficio - Stephen King

Billy Halleck tiene una gran carrera como abogado, una familia que lo adora, una vida acomodada y un sobrepeso considerable. Su felicidad se ve interrumpida cuando atropella a una mujer gitana. Declarado inocente, el padre de la fallecida lo maldice con dos palabras: más delgado. A medida que pierde peso a un ritmo imposible, Billy comenzará la desesperada persecución de su maldiciente para intentar revertir su angustiosa situación.

Maleficio Stephen King

Publicada en 1984, Maleficio (Thinner) es una obra de Stephen King publicada bajo el seudónimo de Richard Bachman. Es una novela de género fantástico, misterio y mucho suspense, con elementos sobrenaturales y pequeños toques de terror psicológico, al estilo de las clásicas historias de Dimensión desconocida, Creepshow o Relatos desde la cripta. Es la última novela que King publicó como Richard Bachman, y destaca por su carácter fantástico, su estilo narrativo trepidante y repleto de acción, y la inclusión de la etnia gitana en el argumento.

Lo primero a tener en cuenta es que Maleficio es un libro de Richard Bachman, el alter ego que King utilizó entre 1977 y 1984 para publicar una serie de novelas en las que cambiaba el Terror por la Ciencia-Ficción y el Fantástico. Como Bachman, el estilo narrativo difiere también un poco del habitual de King. Así, no tenemos las extensas escapadas costumbristas que engordan las novelas de Stephen King, aunque la acción se ubique en Nueva Inglaterra, parte de ella en Maine. La subtramas están mucho menos desarrolladas, y sólo hay una unidad de acción. Todo esto se traducirá en una menor extensión del texto. 


Maleficio Stephen KingMaleficio Stephen KingMaleficio Stephen King


El estilo narrativo es muy ágil, trepidante, con la sensanción de «¡qué pasará, qué pasará!», de querer saber rápidamente qué ocurre después. 
La historia es sencilla y no demasiado original, aunque sí lo es el tratamiento de la misma: Billy Halleck es un abogado de gran prestigio al que todo le va bastante bien. Tiene una mujer que lo ama, una hija adorable, ingresos saneados y vive en Fairview, una pequeña localidad residencial de Connecticut para gente con un alto nivel de vida. Un día, atropella a una mujer gitana, causándole la muerte. Gracias a su amistad con el juez, sale indemne, pero el padre de la fallecida lo maldice con las citadas palabras "mas delgado". Billy comienza a adelgazar varios kilos por día, hasta que se decide a poner fin a la situación, que está derrumbando su hasta entonces perfecto e idílico mundo. 

No es lo más ocurrente de King, pero es precisamente ese regusto clásico a las viejas historias fantásticas de series como las citadas arriba o cómics como Dossier Negro o Creepy las que aumentan el disfrute de este Maleficio. El ritmo narrativo tan vivaz, las descripciones cortas, la acción continua, con Billy embarcado en una persecución contrarreloj en busca de los gitanos (que viajan nómadas por Nueva Inglaterra en sus caravanas) a medida que su pérdida de peso se agrava, provocan un suspense que hace tomar la novela y leerla volando. 

Richard Bachman
Supuesta foto de Richard Bachman. En realidad Richard Manuel,
el corredor de seguros de Kirby McCauley, agente literario de King.

Pensando que el libro ya es de 1984, y que las cosas han cambiado mucho desde entonces, vemos como los gitanos aparecen retratados de una forma bastante clásica: nómadas que recorren el país sin detenerse más de tres o cuatro días en cada pueblo, donde hacen exhibiciones artísticas (malabares, danza), leen la buenaventura y organizan peleas de perros y juegos de azar. El tratamiento de King/Bachman me parece bastante ecuánime, en cuanto no es ni buenista, pues reconoce sus actividades ilícitas, ni peyorativa, pues fuera de la maldición que está en el centro de la trama, los muestra como oportunistas que se aprovechan de la expectación que causa su llegada para hacer algo de dinero rápido y desaparecer cuando su presencia empieza a molestar y las fuerzas del orden los invitan a irse. 

Además de Taduz, el viejo gitano que maldice a Billy, un hombre de extraordinaria longevidad, agrada el personaje de su bisnieta Gina, una mujer de gran belleza exótica, vengativa, con carácter y un fuerte rencor hacia los «hombres blancos de ciudad» [lo que los gitanos españoles llaman payos o castellanos, es decir, todo aquel que no es gitano], que despierta el deseo de aquellos que la ven.  

Maleficio Stephen King

Se nota una cierta crítica social (más casi una crítica del cinismo y la hipocresía de la sociedad bienpensante) por parte de Bachman/King en cuanto al trato que estos «hombres blancos de ciudad» dan a los gitanos, por una parte discriminándolos abiertamente pero por otra acudiendo a ellos cuando se presentan, ya en busca de pociones, remedios y lecturas de fortuna (dando así pábulo a la superchería que en apariencia detestan), ya de diversiones ilegales, como las peleas de perros. Resalta en especial la atracción que el aspecto salvaje y exótico de las mujeres gitanas como Gina despiertan en los hombres. 

En cualquier caso, se trata la resiliencia del pueblo gitano, que siempre sospechoso habitual y siempre en entredicho, aguanta lo que le echen y tira para adelante:
«Pero, naturalmente, la raza de los errabundos nunca muere. Eran unos desarraigados al llegar y se iban de la misma manera, arbustos humanos que cortan toda clase de lazos y se evaporan de la ciudad con dólares en sus grasientas carteras, ganados fichando algo de lo que ellos mismos abominan. Habían sobrevivido. Hitler trató de exterminarlos, junto con los judíos y los homosexuales, pero sobrevivirían a miles de Hitler, supuso.»
[En la historia de España hay muchos ejemplos como la Gran Redada o el reglamento de 1943 de la Guardia Civil]

En el texto constan muchos diálogos en romanó, el lenguaje de los gitanos, y en la traducción no se adjunta transcripción. Esto le da un poquito más de misterio a la trama [En España muy pocos gitanos hablan romanó, pues hablan caló, que es léxico romaní sobre la gramática castellana, y han aportado al español muchas palabras como chaval, chavó, estaripén, chanar, biruje, pestañí, marar/marelar, fuqui, najar/najelar, acais, fetén, molar,camelar, chorar, gachó/gachí, churumbel, malage...]

Siguiendo con la trama, sorprende cómo el autor articula todo el argumento en torno a la maldición de Billy, y como su adelgazamiento antinatural trastorna por completo su vida. Otros dos personajes implicados en el juicio y puesta en libertad de Billy sufren también su respectiva maldición, y en ellas Bachman/King añade un toque desagradable, de gore al estilo clásico.

Richard Bachman
Imagen de «Richard Chapman» que acompaña a Blaze,
la novela de dicho autor que escribió en 1973 pero publicó en 2007. 

El desarrollo de la novela es, muy rápido. Trascurre en apenas unas semanas, y tras la persecución de los gitanos por parte de Billy, a lo largo de Nueva Inglaterra, llega un desenlace de confrontación que resulta electrizante, de gran energía, con Billy ayudado por su amigo Richard Ginelly, un hampón de Nueva York que contrapone sus métodos más terrenales a los sobrenaturales de los gitanos.  Sobre el final en sí, es uno de los habituales de King (ni firmando como Bachman puede resistirse a ellos) por lo que agradará a unos y enfadará a muchos. 

Con todo lo dicho, cabe decir que, además de un un vigoroso relato fantástico con gran cantidad de suspense, es una reflexión sobre la psique humana y el terror que está en la mente de cada uno, pues Billy se ve acosado, entre la incomprensión de las personas de su ambiente, que lo consideran loco (pues las maldiciones gitanas, al igual que el vudú, sólo funcionan en quien cree en ellas) y sus propios terrores, como son la sensación de culpa y de injusticia. Destacaría especialmente el tema de la culpa, y cómo duda sobre hacerla extensible a su mujer, corresponsable del atropello.

Como aspecto curioso y divertido, Bachman se permite bromear a costa de Stephen King, y de paso se ríe un poco de aquellos que le atribuían al primero mucho más talento que al segundo:
«—No. Y, Billy, yo no considero exactamente las espinillas como algo fuera de lo normal. Estás empezando a parecer como de una novela de Stephen King.»
En resumen, Maleficio es un serie B muy digno, escrito con mucho cariño y oficio, y sin ser una obra maestra del género, sí es una lectura muy entretenida, adictiva, y agradable si te gustan las viejas y buenas historias de fantasía oscura y angustiosa. 

La novela está dedicada a Claudia Inez Bachman, ficticia mujer del ficticio Richard Bachman, y supuesta autora de la espuria foto de Bachman mostrada arriba. Es citada en la saga La Torre Oscura

Thinner Stephen King


La película:

Esta obra de serie B tuvo una adaptación a una película también de serie B. Rodada con un presupuesto muy bajo en 1996 por el artesano Tom Holland, con Robert John Burke como Billy Halleck, Joe Mantegna como Richard Ginelly, Michael Constantine como Tadzu y Stephen King como farmacéutico. 

Thinner Stephen King

Thinner (en España no se tradujo el título) es una perfecta muestra de cómo se puede hacer una película digna y entretenida sin necesidad de grandes presupuestos ni de efectos digitales. Sólo talento, actores implicados, un buen maquillaje, marionetas y mucho oficio. 

Thinner Stephen King
El aspecto de Taduz es mucho menos repulsivo que en la novela

Maleficio puede ser una lectura interesante para el público español, pues permite comparar la realidad del pueblo gitano en los Estados Unidos con la de la sociedad española, siendo España uno de los países del mundo con mayor proporción de población gitana, unas 600.000 personas. De ellas, el 45% viven en Andalucía donde, cada 22 de noviembre desde 1996, se celebra el Día de los gitanos de Andalucía. Hoy día, la práctica totalidad de los gitanos españoles son sedentarios, habitan en viviendas normales y desarrollan todo tipo de profesiones, aunque siguen enfrentándose a la discriminación y a los estereotipos que los vinculan con la delincuencia, el chabolismo, los oficios ambulantes y la autoexclusión social.

Compártelo:

8 comentarios:

  1. Me encanta este libro, estuve al borde del asiento a cada instante por saber que iba a suceder a continuación.
    La portada de mi edición no la entiendo, es la del fondo azul oscuro con una mano marcada en rojo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es exactamente la sensación que tuve, un suspense que me mantuvo intrigado y en tensión durante toda la lectura. Uno de los libros más adictivos que he leído.
      La portada de la mano roja no es demasiado acertada a mi parecer, aunque ya estoy hecho a que los portadistas recurren a imágenes genéricas sin relación con el argumento. Por ejemplo la de deBolsillo vale para este libro (el bastón o "cachaba" es un símbolo de los ancianos patriarcas gitanos) pero también para cualquier otro.

      Eliminar
  2. Como aficionada de king hay que leerlo :DDDD todo lo que pones muy interesante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate, porque se lee en un par de tardes y es muy adictivo, hasta que lo acabas no paras. Un suspense muy logrado, que te atrapa por completo.

      Eliminar
  3. La verdad es que aunque sea una obra "menor", nos ha gustado más que algunas cosas posteriores de Stephen King.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he disfrutado mucho con varias de las obras menores de S. King, como "La chica que amaba a Tom Gordon", "Los ojos del dragón" o esta "Maleficio", que además son menos extensas que sus obras principales, y suelen ser muy entretenidas. Esta en concreto me ha gustado por el ritmo narrativo y el suspense.

      Eliminar
  4. Pucha, te escribí un primer comentario y por problemas con blogger no se grabó. Acá va de nuevo en atención a lo que recuerdo...Me alegra mucho que por fin hayas podido leer y disfrutar este libro, que bien sabes es tan importante para mí (sinceramente extraño al Stephen King de esta primera época, ahora que se puso más "artístico" por llamarlo de una forma) y que además te haya gustado su digna adaptación fílmica. Te vuelvo a agradecer que me menciones en tus textos otra vez, que siempre para mí es un honor. Por último, aprovecho de desearte una feliz Navidad, mi estimado amigo gallego. Cariños desde el último país del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elwin, primero desearte por igual una feliz Navidad y un año nuevo propicio y próspero. Como siempre soy yo quien debe agradecerte a ti, pues fue a través de tu blog que me motivé para leer este y otros libros que tenía pendientes, y como bien dices, era un Stephen King más puro, más directo en su mensaje, si bien tampoco me disgusta su estilo actual, más dado al retrato de su país y de su sociedad. Ahora aprovecharé el parón invernal (bueno, invernal aquí, allá pleno verano) que voy a hacer para leerme varios libros pendientes suyos. Un abrazo desde Galicia.

      Eliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes