4 de diciembre de 2013

Cuernos - Joe Hill

Resumen: La vida de Ignatius Perrish ha sido un infierno desde que Merrin, su novia, fue violada y asesinada. Tras una enorme borrachera, se despertará con un par de cuernos en su frente. Pronto descubrirá que la gente le confiesa sus secretos más ocultos y oscuros. Quizá pueda valerse de su nuevo poder para demostrar su inocencia de un crimen que todos le imputan,  o tal vez ésto le traiga aún más problemas...


Título: Cuernos (Horns)

Autor: Joe Hill, príncipe del terror, escritor y guionista de cómics, de quien ya hablamos en la reseña de su "Fantasmas", cuando yo estaba aún muy cohibido y hablaba en plural.

Año de publicación: 2010

Género literario: Es una historia de género fantástico en su vertiente más oscura, con una trama que combina misterio, intriga y elementos de la novela policíaca y de la literatura de terror, y que está marcada por un humor ácido y muy mordaz. 

¿Qué podemos destacar de él?: La ocurrente y retorcida idea central de la obra, la cuidada ambientación, el sentido del humor que impregna todo el texto, los personajes detallados y complejos y su forma de entregar los detalles de la historia de forma paulatina, cambiando nuestro punto de vista continuamente. 

Y es que partimos de una idea disparatada, fantástica, fruto de una imaginación cruel y retorcida. Ignatius "Ig" Perrish se despierta una mañana, tras una borrachera monumental durante la que hizo cosas horribles, y descubre que le han nacido cuernos en la frente. No cuernos figurados, metafóricos (que también) sino dos astas de hueso puntiagudas y "largas como un dedo anular". Pero lo peor no es tener cuernos de diablo, sino que a la gente no parece importarle, y se confiesa con él de sus pensamientos y sus secretos más íntimos y comprometedores. Así, Ig comenzará un recorrido en el que descubrirá que TODOS le consideran autor de la truculenta muerte de su novia, y que nadie en su pequeño pueblo de Nueva Inglaterra le guarda especial aprecio ni buenos deseos. 

De esta manera, Joe Hill arma una historia de corte fantástico pero que puede verse en cierta manera como una novela de misterio o incluso policíaca: Ig enfrentará a las personas de su entorno (familia, amigos, su no-novia, vecinos y hasta a su párroco) obteniendo información de ellos, en forma de confesiones a cada cual más sórdida y, al menos para mí, hilarante. Pues la sinceridad total que provocan los cuernos de Ig harán aflorar lo peor de los diferentes interlocutores, que sin la acción del superyó freudiano exteriorizan lo peor que esconden en su mente. 

El escenario de "Cuernos" nos recordará al momento a los de papá King: Una pequeña localidad de Nueva Inglaterra llamada Gideon, próxima a Derry por lo que nos indican, donde no faltan los lugares que nos evocan a aquella, tanto una fundición abandonada como la colina y el río que la rodean, tan parecidos a los Barrens donde transcurrían las aventuras del Club de los Perdedores


La narración, en tercera persona, alterna el momento presente con diversas retrospectivas, tanto a la infancia y adolescencia de Ig, como a momentos más cercanos en el pasado y a situaciones en las que él no estaba presente, pero sí otros personajes implicados en la trama. Mediante esta forma de narrar, Hill nos va entregando la información a trocitos, de manera paulatina como ya dijimos, provocando un efecto curioso: Nuestra percepción y nuestra idea de los diversos protagonistas van cambiado a medida que vamos conociendo las circunstancias que los llevaron a tomar decisiones y a actuar como actúan. En este aspecto, el libro nos sorprenderá en ocasiones con giros inesperados. 

Los diversos personajes, tanto protagonistas como secundarios, están muy matizados y desarrollados con mimo. Además del propio Ig, una persona derrotada y deprimida que vive en un continuo impasse desde la muerte de Merrin, su novia de toda la vida, de la que estaba perdidamente enamorado, están su amigo Lee Thorneau, indolente y con un ramalazo psicótico considerable; Glenna su "novia", o mejor dicho "no-novia", con la que convive pero por la que no siente nada; Terry, su famoso (es músico en un programa de tv de gran audiencia) y bienintencionado hermano, y toda una cohorte de secundarios a cada cual más pintoresco y delirante, una vez conocidas sus interioridades. 

Pero aún así, "Cuernos" tiene una peculiaridad, algo que a mi juicio lo apea del sobresaliente. No conseguí empatizar con los personajes, aún con toda su humanidad no logran transmitir simpatía, ni que nos identifiquemos con ellos. En especial Ig despierta lástima, compasión, pero siempre tuve la sensación de que no aprovecha al máximo la ventaja que le otorga su recién adquirido poder, y que en realidad no hace (ni hizo en el año transcurrido desde entonces) todo lo necesario para lavar su nombre y demostrar que no mató a Merrin, casi como si se hubiese rendido y la cuestión ya le fuese indiferente. Probablemente fuese la intención del autor, crear un antihéroe, un perdedor existencialista que no provoque empatía en el lector, aunque a mí me hubiese gustado un héroe más al uso. Cuestión de gustos. 


Lo que no se le puede negar a Joe Hill es un talento narrativo envidiable. Domina a la perfección todos los recursos, y la influencia de papá King se nota en una de sus mejores armas: Una frases impactantes, lapidarias, que destilan ironía y que te quedan grabadas. Se agradece, pues animan mucho el texto, ya que la narración por momentos se ralentiza y pierde algo de fuelle, en especial en las partes retrospectivas, que pese a todo son imprescindibles para entender la historia, aunque Hill, siguiendo la estela de papá una vez más, gusta también de recrearse en pequeños detalles costumbristas. Aún con esta irregularidad en el tempo narrativo, el libro tiene 450 páginas, con lo cual no llega a hacerse pesado. 

Eso sí, debo señalar que "Cuernos" tiene, a mi parecer, uno de los mejores arranques que he leído últimamente, y los primeros párrafos son una lección de cómo crear interés en el lector, con frases para enmarcar.

A nivel personal, me ha sorprendido y agradado la notable presencia del catolicismo en la novela, siendo católicos tanto el protagonista y su familia como Merrin y la suya. Me ha gustado porque no suele ser habitual en los relatos estadounidenses, aunque tiene sentido en cuanto a que el diablo es una figura eminentemente católica (algunos credos protestantes niegan su existencia). Esto permite también al autor reflexionar sobre la figura del demonio, haciendo notar que muchas religiones lo consideran un ente benefactor de la humanidad. 


El citado dominio narrativo de Hill es extensible a las descripciones, que son amplias e inspiradas, tanto las de lugares como las de personas, ayudando a introducirnos en la narración, y haciéndonos ver el ambiente sórdido y áspero que le imprime a la historia. 

"Cuernos" es considerada por muchos críticos la obra maestra de Joe Hill. Yo, por mi parte y a falta de leerme "El traje del muerto" opino que es una lectura muy entretenida, amena, adictiva y divertidísima por el fuerte humor negro y la mala leche que contiene, aunque echo de menos el tono evocador, mágico, de ensoñación, que tanto disfruté en "Fantasmas". Está presente también en momentos puntuales, en especial en las retrospectivas protagonizadas por unos jóvenes Ig y Merrin enamorados sin remisión, pero creo que "Cuernos" se queda un pasito por debajo de la nota máxima. En notas escolares (ya sabéis que no puntúo las reseñas) sería un Notable. 

Por último, resalta el valor de Joe Hill como creador de "momentos" memorables, tanto las citadas escenas evocadoras como en especial lo que para mí es más significativo de este libro: las diferentes entrevistas de Ig con los interlocutores sincerándose con él. Alcanza niveles de acidez y corrosión que a mí me arrancaron más de una carcajada por la mala baba que se gasta el autor. 

¿Hemos subrayado algún párrafo?: Sí, pero para no desvelar demasiado, tomaremos el propio arranque del libro:

"Ignatius Martin Perrish pasó la noche borracho y haciendo cosas terribles. A la mañana siguiente se despertó con dolor de cabeza, se llevó las manos a las sienes y palpó algo extraño: dos protuberancias huesudas y de punta afilada. Se encontraba tan mal —débil y con los ojos llorosos— que al principio no le dio mayor importancia, tenía demasiada resaca como para pensar en ello o preocuparse.Pero mientras se tambaleaba junto al retrete se miró al espejo situado sobre el lavabo y vio que por la noche le habían salido cuernos. Dio un respingo, sorprendido, y, por segunda vez en doce horas, se meó en los pies."

Y un diálogo entre Ig y el doctor al que acude para que examine sus nuevos cuernos:

"[...]—¿Está usted seguro de que no debería meterme una raya de oxi? —preguntó el médico. De repente el rostro se le iluminó—. Podríamos compartirla. Colocarnos juntos.Ig negó con la cabeza.—Por favor, escúcheme.—El doctor hizo una mueca de desagrado, pero asintió—. ¿Por qué no llama a otros médicos? ¿Por qué no se toma esto más en serio?—Si le soy sincero —contestó el doctor—, resulta un poco difícil concentrarse en su problema. No dejo de pensar en las pastillas que llevo en el maletín y en esa amiga de mi hija, Nancy Hughes. Dios mío, quiero tirármela. Pero cuando pienso en ello me pongo un poco enfermo. Todavía lleva un aparato dental.—Por favor —insistió Ig—. Le estoy pidiendo su opinión médica, su ayuda. ¿Qué puedo hacer?—Putos pacientes —dijo el médico—. Sólo les importan sus propios problemas."

¿Más datos de interés?: [Actualizado] El 31 de Octubre de 2014, víspera de Todos los Santos, Shamaín, o Halloween por aquellas latitudes, se estrenó en Estados Unidos y en el Reino Unido la adaptación cinematográfica, dirigida por el francés Alexandre Aja, protagonizada por Daniel Radcliffe como Ig Perrish (papel para el cual se descartó a Shia LaBeouf, afortunadamente según mi criterio), Juno Temple como Merrin, Max Minghella como Lee Thorneau y, entre otros, Heather Graham como Veronica, la camarera que podría salvar a Ig con su testimonio pero a la que pierde su afán de celebridad. 




En vez de los cuernos rectos y puntiagudos, lisos y apuntados hacia el frente que se describen en el libro, en la película han optado por unos cuernos curvos y rugosos de sátiro. Aquí tenéis más fotografías. Tiene ficha en IMDB y en Filmaffinity. El propio Joe Hill fue productor ejecutivo, y salvo los habituales detalles necesarios para adaptarla al lenguaje cinematográfico, es bastante fiel a la novela.

Juno Temple es una Merrin idónea. Este fotograma ¿no os recuerda a la
Ofelia de Millais? La melena pelirroja le da un toque prerrafaelita.

La fotografía juega mucho con los contrastes de luz y color, con tonalidades cálidas y suaves para las escenas románticas de Ig y Merrin en el bosque, que por su candidez tienen un aire prerrafaelita (ayudado por la melena pelirroja de Merrin), y por oposición las escenas más fuertes tienen una "luz dura" que marca mucho los contornos, donde todo resulta más áspero.

Me atrevo a ver, o querer ver, en Joe Hill, un homenaje a su padre Stephen King, en las escenas de la infancia de Ig y sus amigos, que tanto recordarán al espectador a secuencias de It o Stand by me.

En cuanto al guión, hay alguna omisión importante (como la impactante escena en la que Ig empuja a su abuela, en silla de ruedas, por un terraplén abajo) y cambios de cierta entidad, como el papel de Terry, el hermano de Ig. 



Mi parecer personal es que es una buena película de género fantástico, y un excelente Serie B facturado con medios, con solvencia por parte del director y con implicación por parte de los actores. Daniel Radcliffe está genial como Ig, y muestra sus recursos actorales, con lo que supongo aclarará por fin que es mucho más que Harry Potter. Juno Temple resulta una Merrin perfecta, sacada punto a punto de la novela, y el resto del reparto es fruto de un casting acertado, donde los actores y actrices secundarios aceptan su lugar, como Heather Graham, antigua primadonna  que pasa a un papel modesto en el que brilla sin estridencias.


La cinta ofrece momentos de humor negro, que provocan la risa incómoda, derivados de las confesiones que los diversos personajes hacen a Ig, y de sus consecuencias. Los momentos en la consulta del médico, tanto en la sala de espera como en el gabinete, son divertidísimos, al igual que la escena (que no estaba en el libro) de la batalla campal entre periodistas.


Las diversas opiniones que he leído muestran a un público dividido, y mi conclusión personal es que no es una película para todos los públicos, porque tiene muchos elementos de Serie B que para un público generalista pueden parecer pobres o mal acabados, que sin embargo fascinarán a los amantes del género fantástico. Se nota la pasión de Joe Hill por las viejas cintas de terror y fantasía de artesanos como George A. Romero, John Carpenter o Roger Corman, y sin duda Alexandre Ajá ha sido una elección correcta, y un director cuya carrera habrá que seguir.

En el blog "Constant Motions" podéis leer una reseña que me ha gustado porque sintetiza a la perfección "Cuernos" con una opinión con la que concuerdo en muchos aspectos.

OTROS LIBROS DE JOE HILL EN KINDLEGARTEN:


- Fantasmas

Y así, por no extenderme ad infinitum, llegamos al final de otra reseña más. Si me pedís consejo, yo os recomiendo este libro, merece la pena, os divertirá, os hará reir y os ofrecerá misterio, suspense  y una oscura y deliciosa muestra de género fantástico. Pero si no habés leido nada de Joe Hill también os recomendaría empezar mejor por su extraordinario y mayúsculo "Fantasmas". Nos leemos!


Compártelo:

8 comentarios:

  1. Buff mira que el chico es identico a papa king!!!! XDD sus facciones ains *_* hijo de su padre!!!

    pues claro que lo leeré ya que el chico ha sabido brillar por el solito

    ResponderEliminar
  2. Jeje hay alguna foto de los dos juntos y parece la versión joven de su padre, la similitud es innegable. Pero heredó también el talento, y es un detalle que usase un nombre artístico para no aprovechar el rebufo del apellido King. creo que te gustarán sus libros, esté tiene momentazos de humor negro geniales :D

    ResponderEliminar
  3. Desde luego, parece original. Nosotras leímos El traje del muerto, que tiene partes muy buenas, aunque hacia el final decae un poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me falta "El traje del muerto", aunque lo tengo en la lista para enero más o menos. En verdad tiene ideas originales. Y el año que viene llega NO4A2, su novela de vampiros.

      Eliminar
  4. Lo empece a leer en Halloween para una maratón pero se me entro a complicar por falta de tiempo y aun estoy por terminarlo.
    El principio es genial, mas de una ves logre reírme a carcajadas, un humor increíble con esos diálogos disparatados, los secretos son verdades insospechadas jaja!
    Espero lograr terminarlo pronto.
    No sabia que ya estaba la película, por esas imágenes los cuernos se ven demasiado feos, no me gustan mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los diálogos son sin duda lo mejor, tanto por las situaciones donde ocurren por las barbaridades que tiene que escuchar el pobre Ig xD si puedes anímate a terminártelo, porque es un buen libro y el final me gustó, parece que Joe Hill no heredó el gustó de su padre por los finales "desconcertantes".

      Sobre los cuernos a mí tampoco me gustan, además en la foto se aprecian como puestos con Photoshop, como si no se viesen reales. Yo los prefería como los describen en el libro, pero tal vez daban problemas de sombra en la cara o algo, y la iluminación es tan delicada en el cine,.. a saber.

      Besos desde Galicia!

      Eliminar
  5. ¡Leer tu crítica me ha traído tan buenos recuerdos de este libro, amigo! Espero con ansias la película, que su director es muy bueno y el actor principal también. Una vez más, te agradezco hayas mencionado mi blog en tu texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo conocí a través de tu blog Elwin, así que debo agradecerte yo en realidad que escribieses aquella entrada. Hace poco estuve hojeando en la tienda de cómics la adaptación del relato "La capa" incluido en "Fantasmas". Pena que mi política de austeridad me impide comprarlo por ahora. En cuanto a la película, también tengo ganas de verla, tengo mucha confianza en Daniel Radcliffe como Ig.

      Eliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes