15 de septiembre de 2013

El Jardín de Rama - Arthur C. Clarke

El misterio de Rama y de sus creadores está más cerca de ser explicado. El nuevo retorno de Rama a nuestro sistema solar, ahora con humanos a bordo, unirá a ambas especies y permitirá a la Humanidad verse reflejada en el espejo de una forma tal vez no demasiado complaciente.



El jardín de Rama (Garden of Rama) es una obra conjunta de Sir Arthur C. Clarke y Gentry Lee, de los que ya hablamos en las anteriores entregas.

Al igual que sus predecesores, es una novela de Ciencia-Ficción dura y anticipación, aunque ahora no sólo presta atención a los aspectos científicos, sino que cobran importancia también los psicológicos, sociológicos y antropológicos. Supone un cambio sustancial del planteamiento de la saga con respecto a los dos volúmenes anteriores, y convierte en fundamental la lectura de la siguiente entrega, Rama revelada.

Los dos libros anteriores se caracterizaban por ocurrir en un marco temporal corto (apenas unas semanas), por manejar un número muy reducido de personajes, y por transcurrir casi íntegramente en el interior del cilindro Rama, salvo escenas evocadas y similares.

Bien, en El Jardín de Rama los autores han decidido dar un giro bastante considerable. En primer lugar, aunque comience justo en el mismo momento en el que terminó Rama II, este nuevo volumen narrará acontecimientos desarrollados a lo largo de casi cincuenta años, lo que enriquecerá la trama con distintos subargumentos y las vivencias de los personajes en un tiempo tan dilatado.

De igual manera, en este volumen asistiremos a la creación en Rama de una colonia humana de dos mil miembros, llamada Nuevo Edén, que brindará a los autores (y a los ramanes) un ambiente controlado, de laboratorio, en el que reflexionar sobre la condición humana, su naturaleza y su sociedad. Personalmente, éste ha sido el aspecto de la novela que más me ha gratificado: Asistir a un gigantesco experimento en el que se recree nuestro modo de vivir y organizarnos y comprobar si, como especie, somos capaces de crear una sociedad modélica y armoniosa, o si por el contrario caemos en los mismos errores de siempre, y reproducimos a pequeña escala los defectos que nos aquejan a escala planetaria.

Me sorprendió, al leer críticas a este libro en Goodreads, que la mayor parte de las opiniones negativas vienen motivadas por este elemento. A muchos lectores no les ha gustado que la obra derivase hacia la sociología, la antropología y/o la psicología social, y preferían que siguiese enmarcada dentro de la Ciencia-Ficción más dura.

En verdad, Rama ha perdido protagonismo, ha dejado de ser personaje y ahora es sólo escenario, pasando el peso de la historia a los humanos que lleva a bordo. De tal manera, el componente misterioso que tenía el objeto alienígena pasa a segundo plano, y por ahí le llegan al libro también un gran número de mala críticas.

Considero que uno de los objetivos de la saga es, por lógica, acabar explicando cuál es el origen y la finalidad de "Rama" (no en vano el próximo volumen se titula Rama Revelada), y por tanto no le veo nada reprochable al giro argumental, que por otra parte veo casi forzoso para que la saga avance y no sea "más de lo mismo".

En cualquier caso, concuerdo con la opinión unánime de que Arthur C. Clarke está poco presente ya en el libro [como bien nos recordaba Joshua BedwyR en un comentario en otra entrada, Sir Arthur ya estaba muy mayor por entonces]. Si bien su nombre sigue apareciendo en letras más grandes en la portada, la mayor parte del texto es ya obra de su coautor Gentry Lee. Creo que Lee está más que facultado para hacerse cargo del proyecto, pero echo mucho en falta aquel sentido del humor tan fino, tan británico e irónico que mostraba Sir Arthur en el primer libro, con el que se burlaba de la burocracia, de las instituciones académicas, de los gobiernos... 

Gentry Lee y Sir Arthur C. Clarke. [fuente]
Continuando con el citado giro argumental, indicar que permite a los autores, como ya dijimos más arriba, desarrollar distintas subtramas y argumentos personales. Por otra parte, la colonia humana es un mosaico de personas de muy diversa procedencia, valores, conducta y personalidad, lo que facilita la reflexión sobre nuestra naturaleza tanto individual como colectiva.

Pese a esta irrupción de las ciencias blandas o ciencias sociales hay que recordar que estamos ante una novela de Ciencia-Ficción dura, y persisten tanto los aspectos científicos que hicieron tan interesante la saga hasta el momento, como la presencia de especies extraterrestres, que interactuan con los humanos, con las lógicas dificultades de compresión y entendimiento, de mano de quienes tendremos algunos de los pasajes más atrayentes de la historia.

He dejado para el final un detalle que considero importante: La lectura de El jardín de Rama convierte en necesaria, en imprescindible, la lectura del siguiente volumen Rama revelada. No encontré información sobre si están escritas así de forma deliberada, pero el final de este libro me hace pensar que están concebidas como una bilogía, y que los acontecimientos iniciados en esta parte tendrán cumplida resolución en la siguiente.

Preciosa recreación de Nuevo Edén, la colonia humana dentro de Rama

Compártelo:

2 comentarios:

  1. Hace años que no leo a este caballero de la ciencia ficción y que tantos gratos momentos me brindó antaño; por otro lado, he leído poca ciencia ficción este año (a lo más dos en lo que va del año); leyendo tus artículos dedicados a esta saga, creo ya es hora de que recoja unos cuantos libros de mi biblioteca que llevan años allí y los goce (entre ellos "El Espectro del Titanic" del mismo Clarke).

    ResponderEliminar
  2. Uff este autor tengo que leer algo, que me suena de hace tiempos

    ResponderEliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes