22 de marzo de 2013

Noches de Pesadilla - Varios autores

¿Por qué nos gusta tanto pasar miedo? Siete pequeñas historias. Siete grandes autores. Vampiros, fantasmas, cementerios, casas embrujadas, oscuros amuletos y arcanos conocimientos más allá de la ciencia y la razón intentarán responder a tan difícil pregunta.

Noches de Pesadilla


Publicado en 2005, Noches de Pesadilla. Antología de relatos de terror es una antología de relatos breves, obra de diferentes autores clásicos de habla inglesa, de diverso estilo y extensión, escritos en el siglo XIX y principios del XX, y que se engloban dentro del terror gótico, con un corte tradicional propio de la época victoriana.

Como punto de partida, destaca por su brevedad. Se lee en una hora. Pero no por ello carece de contenido o de densidad. Intenta ser una reflexión, a través de los relatos de siete auténticos pesos pesados de la literatura, sobre los principales temores del ser humano, comunes a toda época y toda sociedad. Podría decirse que cada historia refleja un miedo en particular. 

El hombre y la serpiente (Ambrose Bierce, 1890) refleja el miedo atávico e irracional a las serpientes, y pone en entredicho la racionalidad de su época frente a la superstición y lo sobrenatural.

Blogs literarios

Napoleón y el espectro (Charlotte Brönte, 1833) La autora de Jane Eyre ofrece, en el escrito más breve del libro, la figura del fantasma como guía del vivo, revelándole una verdad que desconoce. Podríamos considerarlo incluso un adelanto de lo que haría Charles Dickens diez años después en Canción de Navidad.

La pata de mono (William Wymark Jacobs, 1902) es todo un clásico del relato de terror. Juega, por una parte, con el miedo a lo exótico, lo ajeno, a la magia procedente de culturas remotas. Por otro, con el eterno «cuidado con los deseos porque pueden hacerse realidad». Y por último, con el miedo a la pérdida de los seres queridos. La historia gira en torno a una pata de mono de esotérico origen que concede tres deseos a quien la posee, pero de una forma diferente a lo esperado.

Relato de los extraños sucesos de la calle Aungier (Joseph Sheridan Le Fanu, 1853) El padre de Carmilla aporta el texto más extenso del libro. Narrado en primera persona, relata la experiencia de dos estudiantes de medicina en una casa poseída por el espectro de su antiguo dueño. Ciertamente, la propia casa es la verdadera protagonista de una historia donde el mayor miedo es el de estar a merced de algo que escapa al control y la comprensión.

El invitado de Drácula (Bram Stoker, 1914) Publicado póstumamente, la teoría más aceptada afirma que es un primer capítulo introductorio de Drácula, finalmente descartado por el autor en la versión definitiva de dicha obra. Ubica la acción en Alemania, no en Transilvania, pues esa sería la idea inicial (por influencia del Carmilla de Le Fanu) y en ella aparecen gran cantidad de lugares comunes del horror (la soledad en un lugar desconocido, la noche, la tormenta, el cementerio, el vampiro, el lobo).

El fantasma (Catherine Wells, 1928) De publicación póstuma. Un relato escueto, centrado en la idea del fantasma como foco del horror y donde se juega con el equívoco y la confusión de realidad e imaginación.

La historia del difunto señor Elvesham (Herbert George Wells, 1897-98) El pionero de la ciencia-ficción proporciona una historia en primera persona centrada en el miedo a la vejez, la decadencia física y la merma de facultades. Igualmente, retrata la perversidad y el terrible uso que pueden tener los conocimientos científicos.

La obra incluye un prólogo a cargo de Marcelo Birmajer y un breve estudio a cargo de Maria Cristina Figueredo, a quien Google ignora, pero que hace este tipo de estudios en los libros de Serie Roja de Alfaguara (como este o este)

La pata de mono es, como dijimos, todo un clásico del terror. Los Simpsons se permitieron parodiarlo en el Especial de Halloween de 1991.

El invitado de Drácula Es el relato que más tinta ha hecho correr. Este libro se acoge a la tesis más aceptada, la de que es un inicio descartado de Drácula; si bien existe el rumor de que Florence Balcombe, la viuda de Stoker, en graves apuros económicos, pudo haber retocado y colado otro escrito del autor para aprovechar el tirón de su opus magnum. En cualquier caso, Valdemar Gótica ha publicado una hermosa edición con su calidad habitual.

El libro incluye, por último, los títulos originales de los relatos, así como las colecciones donde fueron publicados. No falta tampoco una brevísima biografía de cada autor.

Compártelo:

2 comentarios:

  1. Hola, amigo castizo, de nuevo. Me interesó harto la colección que aquí criticas, puesto que como profesor de Lengua Castellana que soy, creo sería un buen libro para darlo a leer a mis alumnos. Lo que me sorprendió más de los datos que diste, fue lo de que la Brontë haya escrito terror ¡Qué magnífico! Igual no he visto esta antología por estos lares. Nota: En este punto del mundo lo que acaba de comenzar es el otoño...¡Viva, pues me tiene aburrido el calor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo Elwyn, no había tenido en cuenta que en tu hemisferio la estación es la contraria a este. Además de la diferencia horaria. El relato de Charlotte Brontë es muy breve, casi diría que puede entrar en un folio, pero es interesante ver incursiones de autores en géneros distintos a los que habitualmente tratan. Seguro que a tus alumnos les gustaría el libro. La próxima reseña será también de una obra de la serie roja de Alfaguara. Saludos!

      Eliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes