7 de marzo de 2013

Historias Fantásticas - Stephen King

Demostrando que se mueve tan cómodamente en las distancias largas como en las cortas, Stephen King nos ofrece una recopilación de diez relatos breves y dos poemas, escritos entre 1968 y 1985, donde plasma su dominio del género fantástico y del misterio,hace incursiones la ciencia-ficción y muestra su habilidad para retratar la sociedad de su país en tono costumbrista.

Historias Fantásticas Stephen King


Publicado en 1985, Historias fantásticas (Skeleton Crew) es obra de Stephen King. Es una colección de relatos cortos, de miniaturas, de desigual extensión y diferente temática y ambientación, pero que tienen como elemento común y unificador un tono fantástico, tratando hechos sobrenaturales o que se salen de la normalidad de una u otra forma.

Como dato más significativo, recoge textos publicados entre los años 1968 y 1985, es decir, que los primeros fueron escritos cuando el autor tenía apenas 21 años, que suponen por tanto sus primeros trabajos como escritor (según su biografía, vendidos a diversas revistas, principalmente masculinas). Concebidos como lectura ligera, estos relatos se leen enseguida y resultan muy amenos por el estilo ágil y rápido que poseen. Es un libro perfecto para leerlo una tarde lluviosa como la que padecimos hoy. acompañado por nuestro té preferido.

La longitud de los relatos es muy desigual, motivada con toda probabilidad por las exigencias de la publicación a la que iban destinadas, por ello el estilo sufre ajustes de uno a otro, sobre todo en lo tocante a lo escueto de las descripciones o a la ausencia de circunloquios, o de las habituales apoyaturas de información  que realiza King y que hacen tan reconocible su estilo (sí están presentes en El camión del tío Otto o El brazo, de mayor extensión). Tengamos también en cuenta la evolución natural en casi veinte años que abarca esta antología.

Incluye los siguientes textos:

Hay tigres (1968): Brevísimo relato en el que un niño teme acudir al baño de la escuela, ubicado en el sótano de la misma, horrorizado por el inquilino que los habita. Es una historia simple y de gran efectismo.

Apareció Caín (1968): Sin componente sobrenatural, cuenta el último día de Garrish en el campus y su particular forma de despedirse de sus compañeros. Relato de fuertes reminiscencias pulp, nos recordó a los cómics de Creepy por su crudeza y su ritmo in crescendo.

Zarabanda nupcial (1980): También sin componente sobrenatural. Un músico recuerda, en primera persona, cuando de joven, en plena Ley Seca, fue contratado para tocar en la boda de la hermana de un gánster de medio pelo. Las cosas no saldrán como deberían. Interesante desarrollo, por lo inesperado de los acontecimientos. A King le gusta ubicar historias en la primera mitad del siglo pasado (véanse "Cadena Perpetua" o "El pasillo de la muerte")  y aquí acierta con la ambientación y los personajes.

Paranoia: Un canto (1985): Poema en verso libre, donde el protagonista desgrana sus delirios conspiranoicos. Va haciéndose más retorcido y exagerado a cada momento.

El procesador de palabras de los dioses (1983): [Nota para los más jóvenes: un procesador de textos era esto] Nuestro relato favorito de esta selección, por lo original de la historia, el sorprendente final de la misma y ese regusto a Cuentos Asombrosos o Dimensión desconocida que desprende. Un escritor fracasado es completamente infeliz con su vida y su familia. Por su cumpleaños, le regalarán un procesador de textos muy peculiar. No contaremos nada más, mejor leerlo.

El hombre que no quería estrechar manos (1982): Una historia de terror clásico, clasificable como terrór gótico, en la linea de Edgar Allan Poe o William Hope Hodgson. Un anciano Knickerbocker narra a sus contertulios, en primera persona, el extraño suceso que le ocurrió de joven en el mismo club en el que ahora se hallan. Un desarrollo original y de corte muy clásico como ya dijimos.

La Playa (1985): Una más que interesante incursión de King en la ciencia-ficción, que nos ha recordado a los viejos tiempos de revistas como 1984 o Dossier Negro. Es fascinante como el autor puede esbozar tantas ideas en un relato tan condesado. Una nave aterriza forzosamente en un planeta compuesto totalmente de arena. La situación pondrá a prueba la cordura de los supervivientes. Quien sabe lo que nos hubiese ofrecido King desarrollando más el universo que bosqueja en este relato.

La imagen de la muerte (1969): Otra obra temprana del autor y de nuevo una narración de corte muy clásico, de terror gótico. Un experto en arte debe inspeccionar un antiguo y valioso espejo que arrastra una negra leyenda. Muy expeditivo.

Para Owen (1985): Un poema en verso libre, dedicado a su hijo, de orientación infantil pero original y un tanto curioso.

El camión del tío Otto (1983): El cuento más identificable con el estilo de King, el que más entronca con su obra extensa. Localizado en su amado Maine, a caballo entre Derry y Castle Rock (¿os suenan?), tenemos el retrato costumbrista y la clase de personajes a la que nos tiene acostumbrados. En primera persona, el protagonista nos narra el declive de su excéntrico tío y su monomanía con un viejo camión.

El lechero (1985, 1982): Curiosa narración en dos partes independientes pero interrelacionadas a través sus personajes. Curiosamente la primera parte se escribió tres años después de la segunda. Un inquientante y evidentemente desequilibrado repartidor de leche y un ex-convicto empleado de lavandería cruzarán sus destinos de forma imprevisible. La primera parte es realmente inquietante. El más extraño y desconcertante de toda la recopilación.

El brazo (1981): Sin duda la historia más hermosa de esta selección. Con una fuerte carga costumbrista e incluso antropológica, relata la vida de una anciana mujer en un diminuto pueblo pesquero aislado del continente por un brazo de mar, en el estado de Maine. La protagonista, que nunca ha salido de la isla y es la memoria viva de su localidad, hará un último viaje personal. Sin destripar el final, diremos que la historia va encaminándose hacia la habitual truculencia que King imprime a su obra, pero nos congraciaremos con un desarrollo de tinte fantástico que culmina en los terrenos del realismo mágico.

Stephen King
King con Clovis, el gato de Sonámbulos

En la información preliminar del libro se incluyen los títulos originales de cada relato, su fecha y las publicaciones donde aparecieron. En esa lista consta un relato, The Monkey (1980), que no está incluido ni en esta edición ni en la posterior de la Ed. Debolsillo.

El primer disco de la banda The Ramones, Ramones (1976) contiene la canción titulada I don´t wanna go to the basement, cuya letra incluye -poco más que- los versos «I don't wanna go down to the basement / There's somethin' down there». No hemos encontrado referencia alguna al respecto, pero conociendo la retroalimentación y admiración mutua entre King y The Ramones, nos permitimos conjeturar que está inspirada por el relato Hay Tigres.

Compártelo:

4 comentarios:

  1. Hola, me encanta King, he leído unos cuantos libros suyos y me han gustado todos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Tomás, gracias por enlazarme a tu blog. Ya te tengo en el mío. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola, amigo castizo, nuevamente me deleito leyendo una de tus críticas, que me encanta tu original estilo para hacerlas. Pues supongo ya sabes que King es mi autor favorito y por eso en mi propio blog le tengo dedicado varios textos. Es increíble, pero tan sólo hace unos minutos me terminé de leer de él "La Cúpula", a la cual espero este fin de semana escribirle una crítica (en todo caso, me fascinó). Respecto a este libro que aquí comentas, tu extrañeza por la falta del cuento "El Mono", es porque los editores españoles en su momento tuvieron la espantosa idea de tomar esta segunda colección de cuentos del autor, que era bastante grande. y dividirla en dos tomos, obviando además dos de sus mejores relatos ("La Balsa", que fue adaptado muy bien en la peli "Creepshow 2" y "Nona"), los cuales publicaron en español juntos en un sólo volumen como 15 años después (Igual "La Balsa" salió en nuestra bella lengua en una antología de Martinez Roca y "Nona" igual, pero ambas separadas). Los otros dos tomos que recogen cuentos de "Skeleton Crew" en español son "La Expedición" y "La Niebla", estos editados por Grigalbo y como bien sabes, "Historias Fantásticas" por Plaza y Janés; ésta no fue la única vez en que tus compatriotas desmenuzaron un libro de Esteban Rey.

    ResponderEliminar
  4. Hola, os respondo a los tres, por orden:

    Noemí, gracias por dejar tu comentario. He leído tus blogs y he agregado Libros con Alma para seguirlo en lo sucesivo, me gusta el enfoque que tiene y me permitirá ponerme al día en novela romántica, que estoy muy pez.

    Linda, gracias por el apoyo, y enhorabuena por tu blog, lo sigo asiduamente, me gusta como desarrollas las reseñas de los libros.

    Y Elwin, que bueno leerte de nuevo. Muchas gracias por la información, la verdad es que no entiendo los criterios de las editoriales españolas, un buen día publicarán un tomo único con todos los relatos, lo publicitarán como gran novedad y querrán vendérnoslo por 26-29 euros como mínimo. Quedo deseando leer la reseña de "La Cúpula", no en vano llegué a tu blog buscando libros de Stephen King.

    saludos, nos leemos!

    ResponderEliminar

Y tú, ¿Qué opinas?

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Archivo

Seguir en las redes