miércoles, agosto 24, 2016

22/11/63: King y Abrams unidos para salvar a Kennedy

En 2011, Stephen King publicaba "22/11/63", una novela de casi 900 páginas en la que plasmaba una idea que le rondaba desde hacía treinta años: la posibilidad de viajar al pasado y evitar el asesinato del presidente John Fitzgerald Kennedy, cambiando así la historia reciente de su país y,  con ello,  de toda la Humanidad.

"22/11/63" fue un éxito de público y crítica, logrando que King comenzase a ser reconocido como algo más que el Rey del Terror: un acertado retratista de la sociedad estadounidense y cronista de las transformaciones sociales y culturales de su país en las últimas décadas.

Desde la edición de la novela comenzó a hablarse de una posible adaptación cinematográfica, que finalmente se convirtió en una serie de televisión, estrenada el 15 de febrero de 2016 en la plataforma de Streaming Hulu, perteneciente al grupo FOX (cadena encargada de emitirla en España).


Hulu puso el proyecto en manos de J.J. Abrams, uno de los realizadores más pujantes del momento tanto en el cine como en la televisión y actual "niño prodigio" de Hollywood.  Abrams, King y Bridget Carpenter aparecen acreditados como productores ejecutivos, mientras que el teleplay (la adaptación del guión) es obra de varios autores (Carpenter se encarga de un capítulo). La serie tuvo un total de seis directores, incluyendo al propio James Franco, protagonista, como co-director de dos episodios. 

[Este texto revela detalles de la trama y el argumento de la serie]


En efecto, James Franco interpreta a Jake Epping, protagonista de la historia. Para resumirla, Jake Epping es un profesor de literatura inglesa que ejerce en un instituto de secundaria en Lisbon, Maine. Su amigo Al, que regenta un pequeño restaurante de comida rápida, le confiesa un día que en su cocina existe un túnel temporal que conduce invariablemente al año 1960. Al lo había utilizado para intentar evitar el asesinato de John F. Kennedy, pero una vez en el pasado contrajo cáncer, viéndose obligado a suspender su cometido, el cual encomienda a Jake. 

Tras unas dudas iniciales, Jake acepta el desafío, viajando al pasado y teniendo que aprender a vivir en un mundo con costumbres y valores muy distintos a los nuestros. En los tres años que transcurren hasta el 22 de noviembre de 1963, Jake adopta el pseudónimo de Jake Amberson, y se dedica a seguir y espiar a Lee Harvey Oswald, asesino de Kennedy, viviendo cerca de él y trabajando como profesor de inglés en un instituto en Jodie, Texas, en el que conocerá a Sadie Dunhill, de la que se enamorará.

James Franco como Jake Epping, recién caracterizado para no desentonar en los 60

Una de las premisas de la novela -y de su adaptación- es que el pasado se resiste a ser cambiado, y los acontecimientos se alteran para frustrar los intentos de Jake -y los de Al ante que él, incluso provocándole un cáncer- para modificar el transcurso de la historia. Una rueda pinchada, un accidente, una intoxicación alimentaria, una paliza a manos de un corredor de apuestas y sus matones... cualquier hecho imprevisto que aparte al protagonista de su camino. De hecho, el túnel temporal -llamado "la madriguera de conejo", en una clara referencia a "Alicia en el país de las maravillas"- devuelve el pasado a su situación original (lo "resetea") cada vez que se vuelve a cruzar desde el presente. El túnel se halla vigilado por un extraño individuo con aspecto de mendigo, que porta una tarjeta amarilla en la cinta de su sombrero, y que se aparecerá numerosas veces a Jake para exhortarle a abandonar su misión y no alterar la historia.

Finalmente, Jake logrará salvar la vida de JFK, pero las consecuencias son muy diferentes a las esperadas: a su regreso a nuestra época se encuentra un mundo post-apocalíptico y devastado, en el que la población malvive entre ruinas. Por ello, cruza una vez más al pasado, restableciendo así el presente que conocemos, aunque implique renunciar al amor de Sadie, que en nuestra realidad no llegó a conocerle.

La canadiense Sarah Gadon interpreta a Sadie Dunhill

Como es habitual, la serie introduce alteraciones con respecto a la novela. Son muchas, tanto cambios como añadidos y omisiones (como el paso de Jake por Derry, Maine, donde se encontraba a Bev y Richie, de "It"). Veamos las tres modificaciones más destacables:

- En la novela, Jake desempeña su misión en solitario. En la serie tiene un compañero / compinche / ayudante: un joven llamado Bill Turcotte (George MacKay) al que conoce en Holden, Kentucky, a quien revela su origen, y que le proporcionará más problemas que ayuda.

- El papel de "el hombre de la tarjeta amarilla" (Kevin J. O'Connor) es muy distinto al de la novela. En ella es un guardián del túnel temporal, y la tarjeta amarilla de su sombrero va oscureciéndose cada vez que Jake viaja en el tiempo. Ese oscurecimiento señala la perdida de cordura del guardián, pues vigilar el túnel es una tarea que afecta al alma y la mente, hasta el punto de que, en la novela, el personaje debe ser reemplazado por otro hombre. En el libro, cada viaje en el tiempo crea una nueva dimensión, lo que la relaciona con "La Torre Oscura" y su concepto de multiverso. Mientras que en la serie no queda tan claro el papel del "Yellow Card Man", y su función parece ser sólo la de advertir a Jake sobre los peligros de cambiar el pasado, además de estar condenado a repetir perpetuamente una desgracia personal.

- El futuro distópico creado por Jake difiere también: en la novela es un régimen totalitario en el que, dentro de la pobreza generalizada, hay un cierto orden y desarrollo tecnológico (Jake ve un autobús a turbinas y un automóvil Takuro Spirit). En la serie es una anarquía total y el mundo está totalmente devastado. El detalle del Takuro Spirit es importante: es un elemento que, en el universo King, indica que se está en otra dimensión distinta a la nuestra, algo que en la serie se obvia. Igualmente, en la novela se explica con detalle por qué se llegó a esa situación, mientras que en la serie apenas se esboza.

El hombre de la tarjeta amarilla (Yellow Card Man)

GUIÑOS AL UNIVERSO KING: 


La serie está repleta de referencias a la obra del Rey del Terror. Muestro las que encontré, pero hay buenos artículos en Internet que recogen muchas más:

- En Holden, Kentucky, hay una lavandería Blue Ribbon. En la cadena Blue Ribbon trabajaban tanto Margaret White, la madre de "Carrie", como Barton Dawes, protagonista de "Carretera maldita". El relato "La trituradora", incluido en el volumen "El umbral de la noche", transcurre también en una lavandería Blue Ribbon.


- El automóvil del ex-marido de Sadie es un Plymouth Fury del 1958 de color rojo. Idéntico a "Christine", y es posible que sea ella misma:


- En el capítulo final, cuando Jake y Sadie corren desesperados y el tiempo intenta frenarlos para no ser cambiado, se cruzan con un hombre montado en bicicleta, con un aspecto realmente anacrónico: larga melena rubia y ropa vaquera. No puede ser otro que Randall Flagg, el archivillano del universo King, caracterizado como en la adaptación televisiva de 1990 de "Apocalipsis":



- [Este es suposición mía] Más tarde, Jake ve a un individuo hacer un movimiento sospechoso, pues parece empuñar un rifle, cuando realmente está abriendo un paraguas. El hombre viste totalmente de negro y lleva un largo abrigo del mismo color, una indumentaria que desentona con la del resto de los asistentes, pues el día es soleado, nadie va abrigado en exceso y su gesto torvo contrasta con la alegría general. ¿Un hampón del Rey Carmesí?:


- Y por último, cuando Jake y Sadie suben corriendo por las escaleras del depósito de libros, se puede ver en una pared la pintada "Redrum" tal y como aparece en la versión fílmica de "El Resplandor":


CURIOSIDADES


Jake se sirve de su conocimiento del futuro para salvar algunas situaciones. Por ejemplo:

- En el capítulo 1, Jake conoce a Sadie en 1960. Hablando de libros, ella afirma que las novelas siempre son mejores que las películas, todo el mundo lo sabe. A lo que Jake responde "What about 'The Manchurian Candidate'?" Sadie no conoce la película, pero sí el libro, pues se publicó en 1959. Jake replica que "but maybe they'll make one someday". En efecto, "El mensajero del miedo" (The Manchurian Candidate) se estrenó en 1962.

- En el capítulo 2, Jake se aloja como huésped en casa de un matrimonio muy conservador. Cuando el marido, veterano de la Segunda Guerra Mundial, le pregunta a Jake si sirvió en el frente, éste responde que sí, en Corea, en la unidad M.A.S.H 4077th. Dicha unidad es la protagonista de popular serie de televisión "M*A*S*H" que se emitió entre 1974 y 1982. Está basada en la película de Robert Alman, de 1970, y ésta en la novela de Richard Hooker, de 1968.

- En el capítulo 4, Jake toca el piano con Sadie, y le canta el estribillo de "I saw her standing there" de The Beatles ("How could I dance with another / Ooooh / when I saw her standing there..."). Cuando Sadie le pregunta si la compuso él, Jake responde que sí, con sus "imaginary mates" John, Paul, George y Ringo. Naturalmente Sadie no puede conocer la canción, pues no se lanzaría hasta 1963.

- En el mismo capítulo, cuando Miz Mimi, la secretaria del instituto de Jodie, revela a Jake que ha descubierto que su identidad es falsa, éste se inventa que el apellido Anderson se lo proporcionó el FBI al incluirlo en el programa de protección de testigos, pues testificó contra la Mafia. Jake relata que ("I had a friend, Fredo, and his brother Michael had him killed on a fishing trip in Lake Tahoe"). Por supuesto está refiriéndose a la película "El Padrino II", que se estrenaría en 1974.

Daniel Webber encarna a un inquietante Lee Harvey Oswald

ENTONCES, ¿MERECE LA PENA VER "22/11/63"?


Bueno, la balanza está bastante equilibrada entre los puntos a favor y en contra.

Entre los aspectos positivos están:

- La factura técnica, que aprovecha bien su presupuesto: fotografía, montaje, planos, escenarios y localizaciones... una producción con la calidad propia de esta era dorada de la ficción televisiva.

- La ambientación perfecta: decorados, automóviles y otros vehículos,  el vestuario, los peinados... Abrams y su equipo parecen tener una verdadera máquina del tiempo con la que se fueran a rodar a 1960. Este verismo permite que la historia parezca más real y creíble, a lo que colabora la música incidental, a base de éxitos populares de la época.

- El reparto, con todos los actores y actrices implicados en sus papeles. Destacan secundarios como Nick Searcy en el papel de Deke Simmons, el director del instituto de Jodie, personaje al que dota de muchos matices, o Daniel Webber como Lee Harvey Oswald.


- Las intrahistorias de los personajes y cómo Abrams ha sabido captar la esencia de aquella época y sus problemas: en particular el racismo deja escenas impactantes, como las rígidas normas de relación entre blancos y negros, las diferencias de trato entre ellos, o situaciones como que el director Deke y la secretaria Miz Mimi deban estar casados en secreto y ocultando a todos su relación interracial, inadmisible por entonces (en Texas no se legalizó el matrimonio interracial hasta 1967).

Y en la otra mano, hay cuestiones que lastran la producción:

- Su excesivo metraje. Ocho capítulos, el primero de ochenta minutos y los restantes con una media de cincuenta. Cada episodio comienza con el clásico "Previously on '11/22/63'..." lo que le suma un par de minutos más. Hasta la secuencia de créditos, excelente por otra parte, resulta algo extensa para lo que se estila hoy día, con un público con cada vez más series para escoger y menos tiempo para verlas.

- El ritmo. La serie se hace lenta. Parece que Abrams hubiese "estirado" la novela, ya larga por si misma. Algunas escenas están desarrolladas con cierto exceso. La subtrama del viaje a Holden, Kentucky -para salvar al conserje Harry y a su familia de ser asesinados por su padre- ocupa los dos primeros episodios, aunque al menos nos deja una buena interpretación de Josh Duhamel en un registro muy diferente al acostumbrado, y sirve para incorporar al personaje de Bill.



- Mientras la novela se centraba en la vida cotidiana en los años 60 y en los esfuerzos de Jake para adaptarse a ella, la serie se convierte en una historia de intriga y espionaje, siendo el motor de la trama la vigilancia a la que Jake y Bill someten a Lee Harvey Oswald. Por momentos se hace algo aburrido, habida cuenta de que, como dice el propio Jake, se han escrito más de dos mil libros sobre el asesinato de JFK, y poco más datos puede revelar estar escuchando a Oswald discutir (o hacer el amor) en ruso con su mujer Marina -una correcta y muy natural Lucy Fry-.

- Tal vez por ser una obra colectiva (recordemos,  seis directores y otros tantos guionistas), la trama avanza un poco a tumbos, y transmite un cierto aire de improvisación, como si algunas palancas argumentales se inventaran sobre la marcha. Vamos,  que la serie no guarda una unidad narrativa sólida.

Con todo, la "22/11/63" de J. J. Abrams ofrece escenas meritorias por su expresividad -Jake devorando un simple pastel de manzana como si fuera el banquete de un rey, vistiéndose al uso de los 60, conduciendo su flamante descapotable, descubriendo los baños segregados para blancos y negros o bailando con Sadie en la fiesta de graduación. Oswald montando su rifle a contrarreloj, meciendo en brazos a su hijo o velando armas ante la ventana desde la que disparará a JFK...- y resulta recomendable para ver sin prisas, pues no invita al atracón.  Y está especialmente indicada para los seguidores de King. Aunque al menos a mí me gustó más la novela,  que siempre es mejor.  Todo el mundo lo sabe.



Compártelo:

lunes, agosto 22, 2016

Acto de creación / Act of creation - Diego Agúndez

Sentado en una terraza, Diego Agúndez medía opciones para sus vacaciones de verano cuando sufrió un deslumbramiento. Masivas galaxias, agujeros negros, la luz del sol fueron de repente abriéndose paso entre otros pensamientos más mundanos, y su pequeño propósito de irse a la playa quedó difuminado entre otros viajes de otra enjundia, como el lanzamiento de la sonda espacial «Voyager», la conquista de México o el deber de educar a los hijos.

Este libro es el resultado de tal deslumbramiento. Es un acto de creación distinto a cualquier otro. Es un poema largo y un poema corto. Un pequeño viaje dentro de un gran viaje, la historia de cómo cualquier momento podría desatar la conciencia de nuestro paso por la vida.

Por ACTO DE CREACIÓN deambulan como figurantes Yuri Gagarin, escritores clásicos y jóvenes poetas, una vecina pesada, un físico iraní o un barrendero de barrio. Sonámbulos en sus distintos espacios y momentos, todos ellos son revividos en un big bang controlado, un acto único de lenguaje que sitúa como condición previa del conocimiento a la propia voluntad de imaginarlo; es decir, el poder creador como testigo y refugio de nuestra condición humana.


"Acto de creación / Act of creation" no es el primer poema del cacereño (de la Cáceres de Extremadura, España) Diego Agúndez, pues su carrera literaria comenzó hace más de dos décadas, pero sí es el primero en ser publicado como libro. Algunos pocos más se editaron en diversas revistas, mientras que el grueso de su producción permanece inédito. En su página web pueden leerse sus poemarios, y compartirse libremente siempre que se le atribuya la autoría.

"Acto de creación / Act of creation" está publicada por Cuadernos del Laberinto dentro de su colección Anaquel de Poesía (nº 58), dirigida por Alicia Arés, en una edición bilingüe en inglés (páginas pares) y castellano (impares). Es un poema extenso de verso libre, sin rima, ordenado de cuarenta y dos estrofas, que no se ajusta a ninguna estructura poética clásica.

Reconozco, antes de continuar, que la poesía no es mi fuerte, y padezco muchas lagunas de conocimiento sobre este arte. Así que veremos "Acto de creación / Art of creation" desde dos aspectos: la parte formal y la referida a su argumento.

En lo formal, el estilo empleado por Diego Agúndez, el verso libre no rimado, que desarrolla el poema de una forma narrativa, casi cercano a la prosa poética, refleja una posible influencia de los autores de la Generación del 50 como Ángel González, Jaime Gil de Biedma, José Hierro o Gloria Fuertes. Los versos de Agúndez fluyen con un ritmo cómodo, de gran musicalidad, en sus dos versiones, la castellana y la inglesa. Sobre esto, cabe señalar el bilingüismo armónico del volumen, pues emplea expresiones y contrucciones propias de cada idioma sin limitarse a una simple traslación literal.

La extensión del volumen parece anticipar una lectura rápida, pero el poema invita a leer con sosiego, guiado por su cadencia natural, sin imposturas, coloquial, limpia de grandilocuencias, a releer estrofas y a subrayar versos.


En cuanto a su argumento, "Acto de creación / Act of creation" parte de una reflexión personal de su propio autor, y es un viaje de lo local a lo cósmico, de lo cercano a lo infinito, de lo diminuto a lo inabarcable, de lo cotidiano a lo extraordinario. El pensamiento de Diego Agúndez va de una simple terraza de bar de su Cáceres Natal hasta los confines del Universo, a cuarenta y seis mil millones de años luz de distancia. Lo cósmico es un tema central del poema, cuyo narrador reflexiona y cobra consciencia, como el protagonista de "Hacedor de Estrellas" de Olaf Stapledon, de la enormidad casi inconcebible del Universo.

En este viaje caben los recuerdos de la infancia, el futuro que representan los hijos, las cuitas cotidianas y el repaso a la historia de la Humanidad y el papel de nuestra especie en el mundo. La Ciencia -la astrofísica, la química, la biología-, la Religión, la Historia... tienen peso específico en este poema-narración (Diego Agúndez reconoce la ayuda de un amigo astrofísico, Conrado Carretero, en labores de consultor) que se abre con la más ilustrativa cita posible de Douglas Adams: aquella en la que reconoce que "42" es el sentido de la vida, el universo y todo lo demás porque sí -e implícitamente, que todas las teorías exegéticas en torno a ello son una pérdida de tiempo-.

Porque, al igual que autores como Gloria Fuertes, Diego Agúndez escribe surrealismo sin pretenderlo, y sus versos pueden pasar de los lugares más corrientes de Cáceres al cinturón de Kuiper, y lanzar a su autor hasta el México de Moctezuma a través de Hernán Cortés vía asociación de ideas con el callejero cacereño, de una conversación de ascensor a la Temperatura de Planck, o ir de comer crépes con Yuri Gagarin a recorrer el universo como un demiurgo creador y destructor que se alimentase insaciablemente de mundos a su paso -como el Galactus de la Marvel Comics-.

"El mundo está lleno de gestas hambrientas
construidas sobre cientos de detalles maravillosos"

Es difícil reflejar todo lo que contiene el poema extenso de Diego Agúndez, o enumerar todas sus significaciones. Es una historia sobre el ser humano y su naturaleza, reducida al nivel bioquímico y elevada a toda la potencialidad de su mente racional, pero también sobre el Cosmos al que estamos destinados.

"Y nuestros multiversos son bichos que están vivos."

"Acto de creación /Act of creation" no carece tampoco de sentido del humor, de ironía y de un punto ácido, que refuerza el tono surreal del texto, y en conjunto se convierte en una lectura que mueve a la reflexión, para que los pensamientos de cada uno acompañen a los de su autor hasta la infinitud desde una simple mesa de terraza en Cáceres. Donde, como recuerda Diego Agúndez, ni siquiera hay aeropuerto.

Cáceres, en Extremadura, España. [fuente: Wikipedia]


DÓNDE CONSEGUIRLO: 


"ACTO DE CREACIÓN / ACT OF CREATION" puede adquirirse en Amazon y en librerías como Proteo, Agapea o Paquebote -puedes probar también en tu librería más cercana-, a un precio de 10€ en formato papel, con 66 páginas y tapas blandas reforzadas. ISBN: 978-84-945357-4-1.

ENLACES DE INTERÉS:


Diego Agúndez: Página web, Facebook y Twitter. Entrevista en Las nueve musas.
Cuadernos del Laberinto: Página web, FacebookFicha del libro.



Compártelo:

jueves, agosto 18, 2016

El Proyecto Dream - Ruy Vega

La nave espacial Hope regresa a la órbita terrestre. Durante su viaje interestelar, una cápsula robotizada ha recogido muestras de la capa de hielo que recubre Europa, uno de los satélites del planeta Júpiter. La esperanza de encontrar formas de vida en el agua líquida existente bajo el hielo del satélite es el objetivo de la misión, a la que han bautizado como “Proyecto Dream”.


"El Proyecto Dream" es la primera novela de Ruy Vega, ingeniero de profesión y natural de Ponferrada. Vega ha escrito numerosos artículos técnicos relacionados con la ingeniería, además de haber colaborado en medios de comunicación locales. Ahora veremos su primera obra de ficción.

Su novela es una historia de Ciencia-Ficción cuya trama gira en torno a una cuestión científico-técnica plausible (una expedición no tripulada a Europa, una de las lunas de Júpiter), pero que prepondera la atención al impacto social de la expedición y sus consecuencias para la Humanidad, en un estilo propio de la Ciencia-Ficción blanda.

Para ello, Ruy Vega ha optado por una narración no convencional, pues su novela está relatada íntegramente con extractos de noticias, artículos de opinión, entrevistas y notas de prensa de diversos medios (algunos reales y otros ficticios) escritos y radiofónicos, además de tuits y entradas de blogs. Por tanto no existen capítulos como tales, y el libro carece de índice. Estos apartados son muy breves, la mayoría de página y media, por lo que el volumen se lee de forma mucho más ágil y rápida de lo que prometen a primera vista sus 436 páginas.

Insertar este tipo de textos en una novela es un recurso habitual, que complementa la historia, le da visos de verismo y ofrece una voz narrativa distinta a la principal. Lo que es atípico es construir toda una novela entera con este método (pues incluso la non-fiction tiene una voz narrativa autoritaria). De manera que "El Proyecto Dream" es una novela valiente, más aún tratándose de una ópera prima.


El resultado es, por una parte, una historia sin protagonistas, sin un elenco de personajes de referencia. Por otra -y esto es intencional por parte del autor- es una lectura proactiva, que requiere la implicación del lector, quien recibe los datos "en bruto" y tendrá que valorarlos e interpretarlos del mismo modo que hacemos con la información que obtenemos constantemente de los mass media.

Pues al igual que los medios de comunicación de nuestra realidad, los periódicos y radios de "El Proyecto Dream" pueden ser tendenciosos, dar información errónea o no contrastada, pecar de amarillismo, triunfalismo o alarmismo y, como estamos acostumbrados a ver, abordar las cuestiones científico-técnicas con una preocupante falta de rigor y documentación.

Un dato curioso es que los acontecimientos se sitúen en nuestra época, transcurriendo entre los años 2010 y 2011, con un último inserto fechado en 2013. Si bien le he asignado la etiqueta de "Anticipación", se percibe la intención de Ruy Vega de hacer una Ciencia-Ficción del presente, que resulte cercana y creíble al lector. Por ejemplo, los grandes mandatarios citados son los reales: Barack Obama, Vladimir Putin, David Cameron, François Hollande...

El tema central de "El Proyecto Dream", la idea de que un organismo extraterrestre llegado a la Tierra escape a nuestro control y provoque una pandemia, es un tema recurrente en la Ciencia-Ficción, que hemos visto antes en novelas como "La amenaza de Andrómeda" de Michael Crichton o "Porvenir" de P.A. García, y relatos como "Soy la puerta" de Stephen King o el expresivo "Rosas de Admete" de Ângelo Brea. Pues, en el fondo, es una variación del mito del eterno Prometeo -uno de los pilares de la ficción científica-. Pero lo importante, como siempre, es el enfoque que el autor le da al tema y la forma en la que lo plasma.

Europa, el satélite joviano donde comienza todo [Wikipedia]

Veamos: todo comienza en marzo del 2010, cuando la nave espacial no tripulada Hope regresa de Europa, el satélite de Júpiter, hasta el que ha transportado a la sonda Dream, que da nombre al proyecto que titula el libro. Dream tiene como misión tomar muestras del agua de Europa, pues se sabe que bajo su superficie helada existe en estado líquido. La sonda toma valiosísimas muestras y regresa a la Tierra. La misión es un auténtico éxito y toda la Humanidad se congratula por su logro. 

En septiembre, la Nasa celebra una gran fiesta de gala para todos los participantes en el proyecto. En ella mueren varios asistentes de forma repentina e inexplicable. En las semanas siguiente, otros miembros del proyecto (siempre varones) fallecen del mismo modo. La opinión pública comienza a preocuparse. Se sospecha de un virus procedente del proyecto, traído a la tierra en las muestras tomadas en Europa. 

La epidemia se extiende a otros países y se ceba particularmente con Brasil, donde el gobierno decide aislar una favela para controlar el contagio, provocando la indignación y las protestas de la población. Distintos países toman diferentes medidas, desde la transparencia a la total opacidad informativa y el cierre de fronteras. 

El virus, bautizado como 20150515 por la fecha de su aparición, comienza a mutar y a ser cada vez más agresivo. Los hombres mueren por miles y solo las mujeres y los niños parecen inmunes. los Gobiernos recurren a las Fuerzas de Seguridad para mantener el orden. Las relaciones entre los países se deterioran. Incluso algunos jefes de Gobierno mueren por el virus: nadie está a salvo, las medidas de prevención no sirven. 

Poco a poco la situación se degrada. El mundo vive en un clima de preguerra y los Estados se vuelven más represores. Los ciudadanos pierden la esperanza y la atmósfera es de derrotismo y resignación. El virus continúa mutando y ya afecta a las mujeres -antes simples portadoras- y a los adolescentes. Nuestra organización social se tambalea. La industria farmacéutica descubre una vacuna, pero puede ser ya demasiado tarde.  

Un virus, el fin de toda nuestra especie [Pixabay]

El desarrollo narrativo de "El Proyecto Dream" es una entrega continua de datos que conforman un rompecabezas, pero del que nunca tenemos todas las piezas para completarlo. Ruy Vega logra transmitir sensación de tensión e inquietud por su forma de ir desvelando la información sobre el virus de forma dosificada, y de mostrar la adaptación de la raza humana a su presencia: las transformaciones sociales, los desaciertos de los Gobiernos y sus agencias, el oscurantismo y la desinformación, la peor cara de la política internacional, el papel de la industria farmacéutica, la indefensión de los ciudadanos y su destino en manos de aquellos que no saben o no pueden protegerlos... 

La novela es una escalada de acontecimientos, cada vez más dramáticos, y reflexiona sobre una realidad preocupante: la falta de capacidad, a día de hoy, por parte de nuestros mandatarios, para afrontar una crisis humanitaria a escala global. La descoordinación y la ausencia de políticas comunes que se mostraron ante epidemias como el ébola o la gripe A se ven aquí magnificadas: un acierto de Ruy Vega ambientar su historia en nuestro presente.

La estructura narrativa inusual tiene otros alicientes: por una parte logra un desarrollo imprevisible, con un final inesperado que podría servir de precuela para una historia postapocalíptica. Por otra, es una forma de relatar que se adapta al lector actual, acostumbrado a consumir contenidos en Internet, donde la brevedad manda y la información se condensa en unas pocas líneas.

La sonda Cassini. La Dream sería muy similar [Pics about Space]

Estos aciertos hacen de "El Proyecto Dream" una buena novela de Ciencia-Ficción. No es solo el rigor en el tratamiento de la misión Dream y otros aspectos científico-técnicos, pues el origen del virus es circunstancial (podría ser difuso, como en "La Tierra permanece" de George R. Stewart, y el resultado no desmerecería), sino el ejercicio de Ciencia-Ficción social con el que Ruy Vega reflexiona y mueve a la preocupación sobre nuestros defectos y carencias como sociedad y como sujetos, pues lo importante de su historia es la naturaleza de la especie humana y la reacción de sus individuos ante situaciones que trastornan sus creencias, su estructura moral y su visión del mundo. Como afirmó -o así se le atribuye- Frederik Pohl: "la buena Ciencia-Ficción no es la que predice el automóvil, sino la que predice el atasco".

En cuanto a la edición, destaca el apartado gráfico, con una cubierta muy atractiva, y una maquetación de márgenes amplios y tipografía grande, que facilita mucho la lectura. En el texto solo cabría señalar alguna falta de ortografía sin importancia y alguna aparente confusión con las fechas de los acontecimientos, pero que no entorpecen el disfrute de la obra en modo alguno.

Por tanto, podemos resumir "El Proyecto Dream" como un debut literario muy meritorio, que destaca por su planteamiento narrativo inusual y por su valentía, y que deja abierto un universo literario en el que Ruy Vega puede continuar ofreciendo buenas historias de Ciencia-Ficción cargada de reflexión y crítica social.


DÓNDE CONSEGUIRLO:


"El Proyecto Dream" puede adquirirse en la página de Ediciones Atlantis, en Amazon o en La Casa del Libro, entre otras tiendas online, en formato papel, a un precio de 22 euros.


ENLACES DE INTERÉS:


Ficha del libro en Ediciones Atlantis

Entrevistas a Ruy Vega: Universo La MagaNoticias Ci-FiDe lectura obligadaCadena SER.

Reseñas:  Universo La MagaBorges en El Bierzo, Books Everywhere.

Compártelo:

jueves, agosto 11, 2016

Largo camino a Redención - Jorge R. del Río

El destino es un indio que no puede hablar y un viejo que calla cosas que sabe. O al menos, lo es para el joven Jim Cooper, pistolero y antiguo bandido. Pues un giro de los acontecimientos pone su vida en manos de estos dos personajes, que lo harán infiltrarse en la banda más peligrosa a uno y otro lado de la frontera: los hombres de El Chumbo. Bajo un sol abrasador y nuevas leyes, el gringo Jim encontrará amigos y enemigos dentro de esta banda que es un auténtico nido de escorpiones. El más peligroso de los cuales es Lupe, la hermosa y aguerrida hermana del jefe.


"Largo camino a Redención" es la nueva novela de Jorge del Río, y al igual que la anterior, "Muñecas para matar", está publicada dentro de la colección Series Literarias de la editorial Ronin Literario. Se editó en cuatro entregas semanales, a lo largo de julio del 2016.

En esta ocasión, Jorge del Río cambia las artes marciales y el tributo al cine palomitero de los 90 por un auténtico spaghetti western, que respeta y homenajea el planteamiento narrativo y estilístico de los bolsilibros del oeste (las "novelas de a duro" o "novelas de vaqueros") que dominaron los quioscos españoles durante dos décadas, pero plasmando toda la violencia, la sordidez y crudeza de las películas de Sergio Leone, Lucio Fulci o Mario Bava. 

La portada (obra del italiano Luca Galuzzi) ya anticipa lo que vamos a encontrar en "Largo camino a Redención": el calor sofocante, la aridez y un cierto tono crepuscular que tan bien transmitía aquel cine de bajo presupuesto. Porque el western europeo despojó al género de sus caracteres idealizados (Alan Ladd haciendo justicia en "Shane" sin despeinarse y con la ropa impecable, o John Wayne y su noble Séptimo de Caballería de "She wore a yellow ribbon") y de sus preciosos parajes naturales rodados en Cinemascope, y lo pobló de personajes embrutecidos, pistoleros de pasado dudoso, ladrones de bancos, cuatreros, militares desertores en busca del lucro personal, revolucionarios mexicanos y asesinos despiadados, que se engañaban y traicionaban mutuamente en poblachos miserables, misiones españolas abandonadas y desiertos inclementes.  

Jorge del Río

Para su obra, Jorge del Río escoge un lugar evocador: la frontera entre los EE.UU y México, marcada por el mítico Río Bravo a su paso por Texas. Un río cuya sola mención (igual que la de su afluente el Pecos) provoca fuertes reminiscencias a los amantes del western, por la cantidad de aventuras que ambientó. Este western fronterizo, casi un género en sí mismo, es perfecto para la historia sin buenos ni malos que vamos a ver. 

"Largo camino a Redención" transcurre unos veinte años tras el fin de la Guerra de Secesión estadounidense, es decir en torno a 1885, en algún lugar indeterminado en la citada frontera, y que en una hipotética versión fílmica nos imaginaremos rodada en Tabernas, Almería. Su personaje central es Jim Cooper, un bad guy que ejercerá de héroe accidental, pese a estar lejos de la nobleza y la rectitud: en un íncipit lleno de expresividad, lo conoceremos a punto de colgar de una soga, bajo vagas acusaciones de cuatrería, por hombres no más respetables que él. Las circunstancias le harán aliarse con un viejo misterioso llamado Smokey y su socio Hosco, un indio mudo y gigantón, letal con el arco y el cuchillo. 

Por encargo de Smokey, Jim debe unirse a la banda del Chumbo, un bandolero mexicano que atemoriza y extorsiona a los pueblos de la frontera. Uno de estos pueblos es Redención, un triste villorio que se encontrará, sin quererlo, en el centro de la trama, pese a los intentos de su párroco, el Padre Jebediah, de enterrar un pasado que vuelve para atormentarle. 

No es Arizona, ni Texas. Es Tabernas, en Almería, España. [fuente: Trekearth

Otros personajes, a cada cual más badass, se cruzarán en el camino de Jim Cooper: Lupe, la hermosa y letal hermana del Chumbo, Smiley, su lugarteniente, y miembros de su banda como Paco el mexicano o Will el pelirrojo.  

La trama está bastante elaborada, más aún para la escasa extensión del texto, e implica varios subargmentos, empleando la analepsis para narrar sucesos del pasado de algunos personajes. Como corresponde a un buen spaghetti western, incluye traiciones, lealtades dudosas, venganzas y antiguos rencores, un objeto de deseo para enfrentarlos a todos y, por encima de todo, acción y tiroteos sin freno. 

Sobre este particular, Jorge del Río aprovecha bien la ventaja con la que no contaban los clásicos autores de novelas del oeste: la total ausencia de censura. La libertad para escribir sin refrenarse le permite plasmar toda la suciedad -el sudor, la mugre, la cochambre-, la sordidez y la rudeza del spaghetti western, con una atmósfera de violencia estética que recuerda a la de películas como "The Wild Bunch" de Sam Peckinpah o a la de novelas como "Meridiano de sangre" de Cormac McCarthy. Esta violencia incluye explosiones con cuerpos desmembrados, ametralladoras Gatling, balazos al por mayor, decapitaciones, mucha sangre y truculencia que proporciona algún momento bastante escatológico. 

No faltan tampoco escenas que homenajean a los clásicos, como la de cuatro personajes encañonándose mutuamente, al estilo del "duelo a tres" de "El bueno, el feo y el malo" de Sergio Leone. Tópicos y lugares comunes que no pueden faltar en una historia del género y se convierten casi en metarreferencias. 

Giulano Gemma, perfecto para el papel de Jim Cooper

Para presentar toda esta acción, Jorge del Río vuelve a mostrar claridad expositiva, que permite "ver" las situaciones y ubicar a cada personaje en medio del revuelo. Algo que, unido al lenguaje sencillo y a su estilo popular, resulta en un texto muy fácil de leer.

Como buena obra de literatura popular o de géneros, "Largo camino a Redención" es un entretenimiento saludable, una distracción que se lee en menos de dos horas que se pasan volando. Cada entrega, por supuesto, termina en cliff hanger para mantener al lector en vilo hasta la publicación de la siguiente. En una época en la que se reivindican -ya sin pudor- los viejos bolsilibros, y se intenta reconocer el mérito y el talento de sus autores como Marcial Lafuente Estefanía, Curtis Garland o Silver Kane, es momento también de disfrutar de nuevas historias y de nuevas firmas, sobre todo si garantizan tanta diversión sin más pretensiones como la que ofrece el spaghetti western de Jorge del Río. 

DÓNDE CONSEGUIRLO: 


"Largo camino a Redención" puede adquirirse en la página web de Ronin Literario, en formato electrónico sin DRM, a un precio de 0,99€ por entrega, siendo la primera completamente gratuita.


El papel de El Chumbo sería, sin duda alguna,
para Fernando Sancho, eterno bandolero mexicano. 

"Largo camino a Redención: la película"

Con el estilo "cinematográfico" de Jorge del Río, por su forma de escribir sencilla, directa y expeditiva, es imposible no leer sus novelas sin imaginárselas en forma de filme. Como ya me ocurrió  con "Muñecas para matar", a medida que leía "Largo camino a Redención" iba elaborando mentalmente un reparto para ponerle cara a cada personaje. Aquí queda mi propuesta para "Luongo cammino verso Redencion", una coprodución España-Italia rodada entre Los Monegros y Almería, dirigida por Sergio Corbucci y con banda sonora de Ennio Morricone:

Jim Cooper .......... Giulano Gemma 
Smokey ..........  Jack Palance
Hosco .......... Pierre Brice
El Chumbo .......... Fernando Sancho
Lupe .......... Diana Lorys
Smiley .......... Lee Van Cleef
Paco el mexicano .......... Eli Wallach
Will el pelirrojo ......... Federico Boido
Jebediah .......... Franco Nero
Capitán Shannon ......... Frank Braña
Douglas Chambers ......... Eduardo Fajardo
Alcalde Gregory ......... José Calvo



Compártelo:

domingo, julio 31, 2016

Stranger Things: Dulce nostalgia, mucho Stephen King

La nostalgia es un arma poderosa. Un recurso infalible para cautivar el interés de aquellos niños de los ochenta que crecimos en un mundo analógico de quioscos, videoclubs, ordenadores de ocho bits, estrenos veraniegos en cines de barrio, álbumes de cromos y dos canales de televisión.

Por eso no podía sustraerme al fenómeno "Stranger Things". Una serie de TV de que se leen críticas halagadoras casi unánimes y que el boca a boca ha convertido en la serie del momento. Frases como "Los Goonies escrita por Stephen King" convencen a cualquiera.

"Stranger Things" es, en efecto, un homenaje y una mirada nostálgica a las producciones infantojuveniles de los 80s como "E.T.", "Los Goonies", "Exploradores", "Cuenta conmigo", "El vuelo del navegante" o "Jóvenes ocultos". Películas con dos elementos comunes: uno, su tono fantástico. Y otro, estar protagonizada por niños y jóvenes, con los que era muy sencillo identificarse y sentir sus aventuras como propias. 



[Este texto revela detalles de la trama y el argumento de la serie]

"Stranger Things" transcurre en la localidad de Hawkins, Indiana, en 1983. En ella se encuentran las instalaciones de un organismo gubernamental conocido como Departamento de Energía. Hawkins es el hogar de cuatro jóvenes amigos: Will ByersMike WheelerLucas Sinclair y Dustin 'Toothless' Henderson. Una tarde, tras una partida de rol, Will desaparece en el camino de regreso a su casa.

Comienza así una búsqueda en la que intervienen tanto sus amigos, como la policía local, bajo el mando del expeditivo sheriff Hopper, como su hermano y su madre, a la que todos consideran trastornada mental, pues afirma que puede comunicarse con él a través de las luces y las paredes de su hogar.


Para complicar más las cosas, aparece en las inmediaciones de Hawkins una niña con la cabeza rapada, que parece extraviada y desorientada, que los protagonistas acogen y responde solo al nombre de Eleven (Once), número que tiene tatuado en el antebrazo.

A lo largo de los ocho capítulos de esta primera temporada descubriremos que Eleven posee poderes telequinéticos y que se ha fugado de las instalaciones del Departamento de Energía, tapadera de una agencia gubernamental que experimenta con sujetos con poderes mentales para usarlos como arma en la Guerra Fría.

Durante un experimento, Eleven abre un portal a otra dimensión, un reverso exacto de la nuestra, aunque fantasmal y habitada por una criatura monstruosa, que es quien ha capturado a Will (y a otras personas) para devorarlo. Pero Will se refugia en su "castillo", manteniéndose con vida pese a que el Departamento de Energía finja su muerte, cadaver incluido.


La idea no es nueva, con precedentes como "Super 8" de J.J. Abrams (o, en otra escala mucho más modesta y residual, la española "Héroes" de Paul Freixas). Pero la nostalgia por sí sola no garantiza el éxito de un producto, si una vez probado se descubre que está vacío. Así pues, ¿cuál ha sido el acierto de The Duffer Brothers, padres de "Stranger Things"? En realidad son varios:

1) La envoltura

Detalles como la tipografía de la cabecera y los títulos de crédito, o cuestiones técnicas como la fotografía se inspiran claramente en los que se empleaban en las películas de la época.

2) La ambientación

Lograda sin necesidad de recordar todo el tiempo que estamos en los ochenta. Pósters de cine en las habitaciones de los niños: "Tiburón", "Cristal Oscuro" o "La Cosa" de John Carpenter. La música, tanto la incidental como la diegética, con clásicos del momento como la omnipresente "Should I stay or should I go" de The Clash. La ropa, los peinados, la decoración, la tecnología... todo reproducido con cuidado y fidelidad.


3) Los guiños

Will Bryers vestido como Marty McFly en "Regreso al futuro". El padre de Mike sintonizando "El coche Fantástico" en una tele con antena de cuernos. El cómic X-Men #134 (perteneciente a la saga de Fénix Oscura). Las figuras de Star Wars de Hasbro, incluido el cotizado Halcón Milenario. Las continuas referencias a la trilogía...

Todo lo que vemos nos suena de algo: Como en "E.T.", conocemos a los protagonistas jugando una partida de "Dungeons and Dragons". Mike le enseña a Eleven sus figuras de Star Wars, como hacía Elliot con el extraterrestre. Perseguido por el monstruo, Will corre hacia su cobertizo, lugar en el que se escondía el extraterrestre en la película de Spielberg, en un plano calcado de aquella. Eleven descubriendo la televisión con idénticas reacciones a las que tenía E.T. Los niños moviéndose en sus bicicletas por Hawkins como los protagonistas de "E.T." o "Los Goonies". Planos que homenajean a "Alien", "Encuentros en la tercera fase", "Ojos de fuego", "La Cosa"... podemos jugar a identificar estos planos con diferentes filmes de entonces, porque hay a montones. Es más: alguien ya lo ha hecho.

4) Los efectos especiales

Además del obligado CGI, hay muchos efectos tradicionales, realizados con técnicas propias de la era pre-digital. Que incluso se notan un poco, pero que se agradecen por su regusto ochentero.


5) Y Stephen King 

La impronta del Rey del Terror es tan notable en "Stranger Things" que puede decirse que la serie no se entendería sin su obra y las numerosas adaptaciones que tuvo al cine en aquella década mágica. Veamos algunos de los elementos referenciados a King y a su etapa más inspirada:

- Hawkins, Indiana, se puede equiparar perfectamente con Derry o Castle Rock, las localidades ficticias del Estado de Maine en el que transcurren gran cantidad de novelas de King, que tiene predilección por ambientar sus historias en pequeñas localidades rurales.

- El grupo protagonista nos recuerda al momento a otras pandillas de niños como El club de los perdedores de "It" (Eso), los cuatro amigos de "El cuerpo" (The Body), o los otros cuatro de "El cazador de Sueños". Como todos ellos, deberán vérselas con abusones y acosadores escolares.

- De hecho, el "combate" entre los cuatro chicos y el monstruo, en el que Lucas le lanza piedras con su wrist rocket, recuerda bastante al que El club de los perdedores mantenía con el hombre lobo adolescente en "It", en el que Beverly Marsh disparaba al licántropo con un tirachinas.


- El sheriff Hopper, más sagaz, competente e implicado de lo que cabría esperar del típico poli rural, guarda notables paralelismos con George Bannerman, el sheriff de Castle Rock que interviene en "La Zona Muerta" y "Cujo".


- El capítulo 4 se titula "The Body", al igual que la novela corta de S. King que forma parte del volumen "Las cuatro estaciones" (Different Seasons). En el siguiente capítulo, los cuatro niños protagonistas recorren la vía del ferrocarril, del mismo modo que los personajes de "The Body" y su adaptación al cine "Stand by Me" ("Cuenta conmigo").  


- La agencia gubernamental secreta (el Departamento de Energía) que se encuentra tras los experimentos de los que huye Eleven recuerda poderosamente a La Tienda, la oscura agencia del universo King. La Tienda es la responsable de los experimentos que sirven de argumento a "Ojos de Fuego" (Firestarter), y se cree que proyectos fallidos suyos se hallan también detrás del virus que causa el exterminio de la humanidad en "Apocalipsis" (The Stand) y de la niebla ominosa de "La Niebla" (The Mist).

- El origen de los poderes de Eleven es idéntico a los de la pequeña Charlie McGee, la protagonista de "Ojos de fuego": los padres de ambas fueron sujetos de experimentación del proyecto de la CIA MK Ultra, en el que se les administraron drogas para desarrollar poderes paranormales. Usar estas capacidades paranormales provoca dolor y fatiga: Eleven sangra por la nariz y los oídos al usarlos por el esfuerzo, igual que el padre de Charlie McGee en "Ojos de Fuego".

- Eleven posee elementos de los personajes de Charlie McGee y de Carrie White ("Carrie"), con la que comparte poderes telequinéticos , dificultades para relacionarse con los demás y un casi total desconocimiento del mundo exterior al Departamento de Energía.


- Como ocurre en "La Niebla" (con el proyecto "Punta de Flecha") un experimento científico tiene como consecuencia no deseada la apertura de un portal a una dimensión poblada por monstruos. Estos portales aparecen en otras novelas como "Buick 8, un coche perverso".

- Y la idea de las realidades paralelas, de la existencia de múltiples planos de existencia alternativos al nuestro, es uno de los pilares del universo literario de King. "El Talismán" postula una realidad alternativa, los Territorios, que son una imagen especular de la nuestra, idea similar (aunque mucho menos tétrica y horripilante) a la de The Vale of Shadows que ofrece "Stranger Things". Esta temática ocupará el centro de la narrativa del Rey del Terror a través de su saga "La Torre Oscura" ("Ve entonces, hay otros mundos además de este")

- Y como homenaje y elemento de ambientación cronológica, en el capítulo 4 podemos ver a un policía estatal leyendo un libro de bolsillo de Stephen King:


En resumen: ¿Merece la pena "Stranger Things"? A mi parecer, la respuesta es sí. Aunque le sobre algo de metraje (ocho capítulos con una duración media de 50-55 minutos). Pese a la interpretación histriónica y sobreactuada de Winona Ryder, la única que desentona en un conjunto en el que todos van de lo correcto a lo soberbio. Por ahora ya han dejado abierto el camino para una segunda temporada que ya se ha anunciado y que esperemos no haga decaer la calidad y el interés logrados hasta ahora.

Con la política de Netflix de distribuir las series completas, "Stranger Things" está disponible íntegra desde el 15 de Julio, en inglés y en castellano. ¿Es la obra maestra de la ciencia-ficción que algunos afirman? Eso queda al criterio de cada uno, pero es indudable que proporciona una deliciosa historia de género fantástico, mucho suspense, buenas interpretaciones y personajes carismáticos (el sheriff Hopper aún tiene mucho que desvelar, y Toothless es el nuevo Gordi).


 Por supuesto la disfrutará más quien tenga las referencias con las que juegan The Duffer Brothers. Al menos a Stephen King le ha encantado. Pero lo dicho: no es solo nostalgia.

Compártelo:

lunes, julio 25, 2016

Os abismos da noite eterna - Roberto A. Rodrigues

E chegou aquel aciago día en que a terra tremeu. Unha fenda abriuse de norte a sur, amosándolle ao noso mundo a funesta ameaza que se agochaba soterrada nas profundidades das Terras de Alén do Muro, naquel deserto esquecido pola compaixón dos deuses ao que as xentes piadosas chamaban o Ermo. Aquela fenda abriu un abismo insondábel do que emanou a Esencia Escura, unha pútrida substancia que deu forma á máis terríbel das criaturas, un ser ao que ninguén osou pór nome, pero que todos coñeceron como o Morador da Fenda. 


Do papel da editorial Contos Estraños como cerne da nova fantasía galega xa temos falado, e de Roberto A. Rodrigues tamén, co gallo da súa novela xuvenil "Alén do remuíño", de Urco Editora. Salientaremos agora que Rodrigues, autor habitual na publicación periódica Contos Estraños, foi unha das primeiras apostas da editorial á hora de saltar dos relatos ás novelas.

E se "As crónicas de Bran" de Xosé Duncan teñen o honor de ser a primeira triloxía de fantasía heroica publicada íntegramente en galego, "Os abismos da noite eterna" de Rodrigues é, pola súa banda, a primeira en ver a luz. Con dúas sagas de fantasía heroica editándose á vez, o compromiso de Contos Estraños (hogano integrada en Urco Editora, como sela desta) coas novas formas de fantasía en galego é evidente. 

"Os abismos da noite eterna" comeza a publicarse no 2012 con "O Morador da fenda", ao que seguirán "A lenda do Xameldín" no 2013, e "A luz que creba a noite" no 2015.

No apartado gráfico, o primeiro volume conta co deseño de Tomás González Ahola e fotografías de Raquel e Carolina Botana. As capas do segundo e terceiro volume son obra de José María Picón, portadista habitual de Contos Estraños. Como é idiosincrático do xénero, os comezos de cada libro inclúen distintos mapas para situar a acción.

Fortemente referenciada á obra de J.R.R. Tolkien (malia que tamén evoque á de autores máis modernos como Stephen Lawhead ou Tad Williams), "Os abismos da noite eterna" é una saga literaria dunha grande epicidade, que emprega tódolos arquetipos da fantasía heroica para tecer unha historia de valores, que narra a loita eterna entre o Ben e o Mal. Un Mal que se amosa na súa manifestación máis absoluta. 

Roberto A. Rodrigues [fonte: Libraría Cartabón]

Como a práctica totalidade das novelas de fantasía épica, a triloxía responde ao esquema do monomito ou do heroe das mil caras postulado por Joseph Campbell, se ben habemos ver como este bildungsroman non se cingue ao protagonista, pois son varios os personaxes que pasan pola súa viaxe iniciática e polo seu proceso de crecemento persoal. 

Porque "Os abismos da noite eterna" non é somentes a historia de Balso o augur, o personaxe central: é a de todo o mundo de Alianza, do ascenso dos novos reis dos homes e do nacemento dunha nova era para a humanidade sobre as cinzas da anterior.

Alianza é un mundo marcado pola figura senlleira do monarca Helémodo, que milenios atrás vencera ao Morador da Fenda na súa primeira aparición. Pese a traizón de Barondor, que cambiou de bando para loitar a carón do Mal, Helémodo conduciu á heroica alianza de todos os pobos contra o Morador, derrotándoo e confinándoo baixo o Ermo, nacendo así a lendaria figura do Xameldín, que ha retornar cando o Morador reapareza. 

Os tres fillos de Helémodo foron fundadores e epónimos dos reinos principais: Ténido, fundador do reino de Teno, cuxo emblema é a aguia dourada. Ásgredo, do reino de Asgra, simbolizado polo cervo astado. E Himédeo, do reino de Himedoc, representado polo cabalo de prata. No norte áchase Barana, onde os gadeóns, fillos de Gadena, viven como iguais nunha terra libre de xerarquías. 



Os mercenarios ódalos e máis pobos como os silandeiros mestos e os primitivos albos amosarán o seu valor loitando a carón dos reinos, nunha época na que a antiga alianza dos homes cos alados Váldigos e os pequenos e enxeñosos nasrim rachou hai séculos, por  mor da cruel e traizoeira natureza humana. Os ardénligos, os homes sen tempo, sabios e posuidores de poderes abraiantes, serán cruciais para que a Alianza se enfronte ao Mal cunha mínima posibilidade de vencer.

"O morador da fenda" comeza coa presentación de Balso, un xove augur que pode predecir o futuro a través de visións. Por mor do seu don malvive como un paria, na indixencia e desprezado por todos. Balso preconiza un terremoto devastador, a apertura da fenda no Ermo e o retorno do Morador. Salvado dun linchamento por un grupo de afoutos gadeóns, por encargo de Gaíf o ardénligo, será levado á corte de Teno, rexida polo inexperto rei Príamo. O rei e o seu exército deben dirixirse ao encontro dos outros monarcas de Alianza, para selar o pacto co que enfrontar ao Morador. Polo camiño farán aliados, como os pobo mesto, no que destacará Atir, prodixiosa arqueira e xinete de touros. 

Pero o pacto non será doado, pese aos intentos de Graguel o arléndigo, custudio da alianza. Láncara, raíña de Asgra, e Orxílaco, rei de Himedoc, non esquecen as enemizades do pasado. No segundo volume, "A lenda do Xameldín", a narración dividirase en tres liñas: Por unha banda, Balso viaxando en soidade cara o encontro co seu destino. Por outra banda o rei Príamo, o arlédingo Graguel e o gadeón Terán na procura das Portas de Rogueldor, tentando acadar a axuda dos váldigos, que viven indiferentes ao que ocorre no mundo dos homes. E por outra, os exércitos da Alianza avanzando cara o Norte, cara o Muro que separa Alianza do Ermo, dispostos a enfrontarse ás forzas do Morador nunha batalla perdida de antemán.


"A luz que creba a noite", publicado xa tras a fusión Contos Estraños - Urco Editora, é o volume máis épico da saga, pois narra a batalla final entre a Alianza e as hostes do Morador. É tamén o menos extenso dos tres, e o que se fai máis curto, polo seu ritmo de lectura e os emocionantes feitos que narra.

A saga está relatada cun estilo sinxelo, cun léxico coidado e fuxindo de formas complexas, se ben nótase un forte traballo de estructuración en prol da claridade narrativa. Cada volume comeza exactamente onde remata o anterior, sen grandes elipses. O autor acada un texto emocionante, unha historia marcada pola épica, o heroísmo e a gallardía. Onde afoutos guerreiros e guerreiras, magos e criaturas fantásticas enfróntanse á súa antítese, seres preternaturais puramente maléficos, crueis e destructivos, para defender e salvar aos seus pobos e ao mundo que coñecen.

É difícil non establecer paralelismos entre "Os abismos da noite eterna" e "O señor dos aneis", tanto en situacións como en escenarios e personaxes, polo uso por parte de Roberto A. Rodrigues de arquetipos da fantasía heroica e de elementos comúns ao xénero. Porén, actualiza moitos elementos do mesmo: non atopamos o monarquismo reaccionario de Tolkien ou C.S. Lewis, senón un mundo onde os reis non son depositarios de todas e virtudes posibles, e deben gañar a confianza e o respecto dos seus pobos a través dos seus actos. Rodrigues actualiza tamén o papel da muller, moito máis activo que nos clásicos, con personaxes principais como Atir, a raíña Láncara e a súa filla Airem, entre outros. Como feito diferencial saliéntanse un pobo, os gadeóns, que non recoñece a rei ningún e se rexe pola igualdade de todos os seus membros, nunha camaradería e irmandade con visos de anarcosindicalismo.


Como dixemos, "Os abismos da noite eterna" é unha historia de valores, e resulta ben axeitada para o público xuvenil, aínda co seu achegamento ao Grimdark, con elementos como a Esencia Escura e as macabras descripcións das hostes do Mal e daqueles que se ven afectados pola devandita Esencia (que nalgún intre raian no gore), ou a cantidade de personaxes que pagan coa súa vida o enfrontamento coas forzas do Morador. 

A lealdade, os ideais, a fidelidade aos aliados e a un mesmo, o compañerismo, o esforzo e o sacrificio, a afouteza, a capacidade de deixar a un lado as diferencias e colaborar polo ben común, o recoñecemento do valor e as cualidades dos demáis por riba das súas eivas, o perdón dos agravios históricos e as oportunidades para a redenzón son os valores que amosa "Os abismos da noite eterna", e as armas da Alianza fronte a un inimigo que apodrece canto toca. Porque o mal está tamén na imperfecta natureza humana, e mesmo a alma máis noble e pura é falible e vulnerable á corrupción.

Por iso "Os abismos da noite eterna" é, como todo bildungsroman, a loita dun heroe contra os seus propios medos e as súas propias sombras, e o relato de cómo ese heroe supera as súas limitacións (e os limiares do seu mundo ordinario) para acadar o destino ao que está chamado. Pero non narra só a odisea de Balso. É tamén o periplo do rei Priamo e da raíña Airem, e do novo mundo que chega co seu reinado. É a historia da anovación da alianza entre todos os pobos libres e do acto da xustiza para aqueles pobos, como os mestos, que vivían na iniquidade. E todo narrado cos elementos arquetípicos e tópicos dos que tanto gostamos na fantasía heroica: cornos e buginas aprestando os exércitos, cos seus blasóns, armaduras e armas (a espada dos gadeóns, a lanza dos ténidos, o tridente dos ásgredos, a bisarma dos himédeos), encarnizadas batallas, valentes berros de guerra e filosofía bushido ("Morte ou morte!"), desesperadas cargas de cabaleiría, afoutos guerreiros avanzando baixo choivas de setas, resistencias numantinas ante as hostes malignas, inimigos monstrosos, maxia e feitizos, seres de luz, antigas lendas, traizóns e deslealdades, alianzas de pobos fronte a o Mal, un vilán con entidade e, sobor de todo, un simple mozo chamado a ter o destino de todo un mundo nas súas mans.

LIGAZÓNS DE INTERESE:


Urco Editora: Páxina web, Facebook, Twitter

Contos Estraños: Facebook

Blog da saga e Booktrailer

Roberto A. Rodrigues na Wikipedia


Compártelo:

domingo, julio 10, 2016

El sueño de la razón produce monstruos - Jorge Fernández Pérez

"El sueño de la razón produce monstruos" es una colección de relatos que parten del terror y el misterio para desarrollar diferentes temas y estilos: relatos oníricos, apocalípticos, psicológicos, bizarros, extraños... Todos ellos relatos de corta extensión sin mayores pretensiones que entretener durante unos minutos.



La última publicación de Editorial Hiboria es obra de su propio responsable, Jorge Fernández Pérez, y es una recopilación de diez relatos que el autor y editor fue escribiendo a lo largo del tiempo. Como él mismo explica en su blog, son historias escritas sin demasiada premeditación, pero que después fueron siendo pulidas y revisadas hasta tomar la forma definitiva con la que ahora las leemos.

La intención de Jorge Fernández queda clara desde la sinopsis: entretener. Por ello, como veremos, esta colección de diez relatos es breve y se lee muy rápido, tanto por extensión como por su estilo narrativo, sencillo y directo, como por su temática: género fantástico, terror y ciencia-ficción, todos con el componente weird como elemento transversal. Veamos:


"La ciudad de piedra" 

Ya publicado antes en la antología "16 relatos y autores buscan lectores" (Ediciones Saldubia, 2014). El protagonista y narrador en primera persona sueña con una ciudad de piedra, de calles vacías y edificios monumentales, sometida a un silencio ominoso. Su tono onírico produce marcadas reminiscencias a clásicos relatos sobre ciudades misteriosas, como "Un Habitante de Carcosa", de Ambrose Bierce.


"El perro"

Un relato brevísimo, narrado con una gran economía de medios (solo dos personajes, un hombre y un perro). Tiene un final inesperado y desconcertante.


"La bóveda del fin del mundo"

De ambientación distópica y post-apocalíptica, es un relato de subgénero zombi, narrado con humor negro y cierto lenguaje malsonante. Pese a su brevedad, es un ejercicio de worldbuilding, y podría anticipar el desarrollo posterior de una historia (o historias) más amplia.



"Testimonio de Enzo Vidal, investigador de lo paranormal"

Ya publicado en la reedición de la antología "¿Qué ha sido eso?" (Pulpture, 2015). Un detective de sucesos paranormales algo farsante (tal vez una parodia de personajes como Dylan Dog) narra, en primera persona, un hecho supuestamente verídico, con un final muy Lovecraftiano. 


"Lo que mora en estas cumbres"

El relato más extenso del volumen es también el más clásico en su desarrollo, y narra el destino que padece un grupo de jóvenes excursionistas cuyo coche se avería en unos montes poco transitados. Algunas escenas recuerdan al cine de terror adolescente, aunque su tomo es más maduro y clásico, sobre todo en lo referido al núcleo narrativo: la propia Naturaleza como entidad maligna y ancestral, inspirada en clásicos como "El Wendigo" de Algernon Blackwood.


"El festín"

Otro texto muy breve y, a mi parecer, el que posee el carácter weird más acusado. El narrador es invitado a un banquete, que se desarrolla de una forma totalmente imprevisible. 


"Robert y el diablo de la encrucijada" 

Mi relato preferido de la recopilación, por la mítica figura del bluesman Robert Johnson y la leyenda que le rodea: Johnson habría vendido su alma al diablo para ser el mejor guitarrista de blues. Leyenda que explicaría cómo progresó, en solo un año, de ser un músico pésimo con el que nadie quería tocar a dejar asombrados a otros monstruos del blues como Son House o Willie Brown.

Cierto o no, Robert Johnson nunca lo desmintió, y él mismo contaba cómo vendió su alma en una encrucijada de caminos, lugar donde el diablo tocó su guitarra (de la que nunca se separaba) y después se la devolvió. La narración de Fernández Pérez no sigue la historiografía oficial (Johnson, mujeriego irredento, murió envenenado por un marido celoso), sino que es una versión libre de los hechos, más fantasiosa y sobrenatural, con una imagen final muy sugerente.



"El mal verdoso" 

Narrado en primera persona, es una historia de terror que por su ambientación recuerda a la terrorífica visión que tenían del mar H.P. Lovecraft o William Hope Hogdson. 


"Un caso especial"

Una historia sobre chamanismo, posesiones demoníacas y espiritualismo, con un personaje muy llamativo, asociado al vudú, . Por su conclusión podría servir perfectamente como inicio de una historia más extensa.


"La isla emergida"

Al igual que "El mal verdoso" es un relato de tema marítimo y, al igual que aquel, muestra el océano como el origen de presencias impías y malévolas. Narrado en tercera persona, es uno de los más extensos de la colección. Personalmente me lo imagino ambientado en Galicia, por su ambientación cercana. 


En resumen, "El sueño de la razón produce monstruos" es una obra divertida, ideal para distraerse durante una tarde de lectura sin complicaciones. Jorge Fernández Pérez ofrece una colección honesta, publicada sin pretensiones, y cuyo principal valor son la variedad de historias que incluye, la sencillez con la que éstas se leen y el entretenimiento sano que ofrecen. 




Comentar, por último, que como es obvio, el título de la colección procede del grabado homónimo de Francisco de Goya, de su serie Caprichos, publicada en 1799. Dicho grabado, uno de los más conocidos del artista, ilustra igualmente la portada del volumen.

DÓNDE CONSEGUIRLO:

"El sueño de la razón produce monstruos" puede encontrarse en Lektu, en formato digital sin DRM, por 1,50 €

ENLACES DE INTERÉS:

Editorial Hiboria: Web, Facebook y Twitter

Jorge Fernández Pérez: Blog, Ficha en Goodreads



Compártelo:

El autor

SUSCRIBIRSE POR CORREO

Recibe las actualizaciones en tu e-mail

Seguir el blog

Popular Posts